Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El Estado de Israel seguirá siendo Judío

La directiva de la Knesset rechazó para su presentación al pleno un proyecto de ley impulsado por legisladores árabe-israelíes que buscaba rechazar la naturaleza judía del Estado de Israel.

La propuesta de Ley Básica llevaba el nombre de “Estado de todos sus ciudadanos” e incluía una serie de artículos destinados a cambiar el carácter fundacional de Israel a uno que otorgara el mismo estatus sin ninguna distinción tanto a los ciudadanos judíos como árabes, cancelando de paso la Ley de Retorno, la legislación especial israelí que permite a cualquier judío emigrar a Israel y convertirse en un ciudadano suyo.

La propuesta fue planteada por los legisladores Jamal Zahalka, Haneen Zoabi y Jouma Azbarga del Partido Balad, uno de las facciones integrantes de la Lista Conjunta, la coalición de partidos árabe-israelíes de la Knesset.

“Como cuestión de principio y en sus detalles, es difícil no ver esta propuesta como un intento de negar la existencia del Estado de Israel como el Estado del pueblo judío, y por lo tanto, la directiva tiene la autoridad para evitar que sea poner en la agenda del Knesset”, dijo Eyal Yinon, el asesor jurídico de la cámara, y quien recomendó a la directiva de la cámara legislativa que desechara la propuesta.

Siete miembros de la directiva votaron por bloquear el proyecto de ley. Dos se opusieron: Esawi Frej del partido de izquierda Meretz, y Ahmad Tibi, del partido Ta’al; mientras que Bezalel Smotrich del partido de derecha Habayit Hayehudi, se abstuvo.
El presidente de la Knesset, Yuli Edelstein, dijo que el proyecto de ley era “absurdo” y debería ser bloqueado, siendo esta la primera vez en sus cinco años como portavoz que ha recomendado tal cosa ante una propuesta legislativa.

“No podemos permitir una propuesta cuyo objetivo sea reducir los cimientos sobre los que se basa el Estado de Israel para estar en la agenda de la Knesset”, dijo Edelstein.

“Los tres legisladores de Balad intentaron una y otra vez obtener votos mediante provocaciones, y no podemos ayudarlos”, añadió.

Tibi argumentó que “incluso una minoría tiene derecho a protestar contra las convenciones, como el aumento de los derechos para la mayoría judía en Israel”.

Esta es la primera vez que la Knesset rechaza de lleno un proyecto de ley en al menos un lustro, y Yinon dijo que la directiva debe ser especialmente prudente al ejercer esta autoridad.

En desacuerdo ante la decisión tomada, Balad planea solicitar a la Unión Interparlamentaria, un cuerpo internacional de parlamentos de los que Israel es miembro, quejarse sobre la decisión de la directiva.

“Balad ve el rechazo del proyecto de ley como un paso severo que refleja el extremismo en relación con las demandas democráticas y la discriminación flagrante contra los parlamentarios con una visión democrática del mundo y un grave daño a la libertad de expresión”, declaró el partido.

Uno de los legisladores de la Knesset, Jamal Zahalka, fue uno de los tres promotores de la ley. “Soy un palestino con una credencial de identidad israelí, pero no tengo identidad israelí”, dijo.

Cuando se le preguntó si cantaba el Hatikva, respondió: “Prefiero morir antes que cantar el himno nacional israelí”, y cuando se le preguntó por la bandera israelí, Zahalka dijo que no era “más que un trapo. Es un pedazo de tela, mucho peor que un trapo”.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni