Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Guerra culinaria entre Italia e Israel

El origen de la disputa está en las rígidas reglas alimentarias basadas en las leyes religiosas judías.

El Gran Rabinato de Israel, supremo órgano religioso israelí, dice que las alcachofas a la judía, no son kosher.

“El corazón de la alcachofa está lleno de gusanos y parásitos, no se puede limpiar bien”, afirmó Itzjak Arazi, del Gran Rabinato israelí, agregando que “«no se trata de una decisión nuestra, sino que así es la ley religiosa judía”.

La “alcachofa a la judía” al estilo de Roma se fríe en aceite de oliva y se presenta abierta en forma de rosa. El Gran Rabinato propone partirla en cuatro pedazos, para lavarla bien y tener la seguridad de que no tiene parásitos a la hora de freírla.

En la comunidad judía romana no han caído bien las declaraciones y consejos procedentes del Gran Rabinato. Se destaca que la alcachofa de Roma tiene una particularidad: es muy cerrada y, por tanto, es muy difícil que pueda anidar gusanos; además hay una manera de limpiarla: Se cortan las hojas más duras, después se mete en agua con limón y se fríe en aceite muy caliente, eliminando así las posibles bacterias y logrando que la alcachofa quede crujiente.

Según Claudio Ceccarelli, del restaurante Giggeto, uno de los más famosos y antiguos del barrio judío de Roma, jamás en su vida se encontró un gusano dentro de una alcachofa.

Hay también quien responde con ironía, como Umberto Pavoncello, del restaurante Kosher Nonna Betta, muy conocido también en el barrio judío de la ciudad eterna: “Hace casi 600 años que comemos este plato preparado con la receta típica romana. Ahora voy a estar preocupado por las almas de todos aquellos que han comido las alcachofas durante siglos. Espero que no les ocurra nada malo”.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni