-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

¿Podrían Israel e Indonesia establecer lazos gracias al hebreo?

¿Podría el hebreo ser el hilo común que una a Israel e Indonesia, el país con mayor población musulmana del mundo? Un académico islámico cree que sí.

El académico Sapri Sale, que estudió árabe en la Universidad Al-Azhar en El Cairo, Egipto, quería tener una mejor comprensión entre indonesios e israelíes con lecciones de hebreo para hablantes de Bahasa.

Indonesia e Israel no tienen vínculos diplomáticos formales. Es más, a menudo los medios indonesios describen negativamente a los israelíes por su políticas hacia Palestina.

De camino a su histórica visita de Estado a Australia en 2017, el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, se vio obligado a evitar el espacio aéreo indonesio. ¿Algo tan simple como el idioma podría ser la clave para descubrir semejanzas?

Sapri Sale contó en una entrevista sobre cómo aprendió hebreo mientras estudiable árabe, su inspiración para enseñar hebreo en Indonesia, y las luchas que enfrentó al escribir y publicar el primer diccionario hebreo-indonesio.

“Quiero que el mundo sepa que no todos los indonesios son militantes musulmanes. Nuestro país es diverso. Para mí, la cultura e idioma hebreos no son diferentes a los árabes, y si el árabe puede existir en Indonesia entre los idiomas y culturas locales indonesios, entonces el hebreo tiene el mismo derecho de existir en el país”, comentaba diciendo el académico, que aprendió hebreo de forma autónoma.

Con respecto a su trabajo, dio detalles de lo que le costó hacerlo: “Es un diccionario bilingüe de 450 páginas de hebreo e indonesio modernos. Es una referencia para los indonesios que quieren aprender hebreo y para hablantes de hebreo que quieren aprender indonesio. Esta es la respuesta a mi llamado a unir Indonesia e Israel, lingüística y culturalmente.

Hubo muchas dificultades, como puedes imaginar. El indonesio y el hebreo están a mundos de distancia. A menudo tropezaba para encontrar pares de palabras. Ahí fue cuando mi conocimiento de árabe fue útil, pues el árabe y el hebreo se parecen. El árabe se convirtió en mi referencia para traducir palabras en hebreo a indonesio”.

Por último, comentó sobre sus clases en la Conferencia Indonesia sobre Religión y Paz, el único lugar que aceptó su cátedra: “Cerca del 70% de mis alumnos son cristianos, y el 30% son musulmanes. Muchos de los alumnos cristianos, académicos en su mayoría, quieren entender mejor la Biblia. Espero que en el futuro, haya más estudiantes de escuelas del corán. Los de esas escuelas llevan la delantera, porque ya saben leer textos en árabe, así que les es más fácil aprender hebreo. Las clases duran una hora y media. Desarrollé un método de aprendizaje para mis compatriotas indonesios, y después de ocho clases, pueden leer hebreo moderno, y después pueden aprender autodidácticamente”.

Helueni