Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Franco y los judíos

Quienes califican a Franco como antisemita se basan en sus antecedentes personales y lo relacionan con un catolicismo conservador y extremo caracterizado por una visión medieval de los judíos que los acusaba de estar ligados a la masonería internacional. Este sentimiento antijudío tenía una base religiosa y no racial como el nazismo, diferencia que le permitió a Franco articular excepciones que beneficiaron a los judíos.
Durante décadas se escribió profusamente sobre este tema desde visiones opuestas. Pero la historia de Franco ayudando a los refugiados judíos durante la guerra se hizo insostenible cuando un periodista, luego de una paciente labor, encontró un documento en el Archivo Histórico Nacional, que tenía su origen en el Gobierno Civil de Zaragoza y resultó determinante sobre el tema.
El documento en cuestión data del 21 de junio de 1941, Franco ordenó confeccionar una nómina de los judíos radicados en España, para luego entregársela a los nazis. La lista contaba con los datos personales de seis mil judíos, en la que figuraban sus nombres, y una información referida a temas laborales, ideológicos y personales. Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco, y el conde de Mayalde, José Finat, Director General de Seguridad y con anterioridad embajador en Alemania, fueron los que tomaron a su cargo la tarea.
Suñer era conocido por ser un activo simpatizante del nazismo, considerado un hombre fuerte del franquismo en la post-guerra, además de ocupar los cargos de Ministro del Interior y luego de Asuntos Exteriores. Finat tenía excelentes contactos con los líderes nazis; había recibido en 1940 a Heinrich Himmler, con quien mantenía una estrecha relación, que luego se convirtió en amistad personal.
Este último, planeaba entregar personalmente a Hitler en Berlín, su lista de judíos; ante la eventualidad que España entrara en la guerra, el listado sería un buen regalo para el Führer. Por tal motivo, ordenó el 5 de mayo de1941 a todos los gobernadores españoles, mediante una circular, que “envíen a la central informes personales de los israelitas nacionales y extranjeros afincados en esa provincia indicando su filiación personal y político-social, medios de vida, actividades comerciales, situación actual, grado de peligrosidad, y conceptuación policial”.
El informe agregaba, que “En España, se debate desde hace meses la posibilidad de que el país entre en guerra al lado de Alemania, donde, los más furibundos partidarios de esta opción son los falangistas revolucionarios, los nacional sindicalistas que admiran a Hitler y comprenden su política de liquidación del judaísmo”.
La circular no ocultaba la urgencia de la acción y la necesidad de proteger al nuevo Estado de la posible actuación de estos individuos “peligrosos”. Finalmente, España no participó de la guerra, al concluir la misma, las autoridades ordenaron destruir todos los documentos que demostraran el antisemitismo del gobierno español y su colaboración con el régimen de Hitler, los tiempos habían cambiado. Pero como siempre sucede en tales circunstancias, apareció la prueba que testimonia la verdad.
Estos documentos no cerraron el debate, hace unos pocos años, el 27/II/14, el diario español El País publicó un artículo: “España frente al Holocausto”, donde se intenta rescatar la figura de Gómez Jordana, Ministro de Relaciones Exteriores de España en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, quien fue responsable de haber alentado y colaborado en la salvación de miles de judíos y permitió el tránsito de ellos hacia la libertad.
Por lo visto el tema no está cerrado, todavía queda mucho por escribirse sobre Franco y los judíos.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni