Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Acusan a dos palestinos de asesinar a un israelí

Youssef Khaled Mustafa Kamil, de 20 años, y Muhammad Ziad Abu al Rub, de 19 años, domiciliados en la ciudad de Qabatiya, en Cisjordania (Judea y Samaria), fueron acusados de homicidio premeditado e ingreso ilegalmente a Israel, en un tribunal del Distrito Centro.

El cuerpo de Schmerling fue descubierto por la policía, el 4 de octubre, cerca de un depósito de carbón, que poseía en la zona industrial de Kafr Qassem. El hombre había sido apuñalado decenas de veces.

En un principio, no se sabía si se trataba de un ataque terrorista. Pero en los días posteriores, el Shabak anunció que creía que había sido perpetrado por motivos nacionalistas. No obstante no se dieron a conocer inmediatamente los detalles debido al secreto de sumario impuesto por el tribunal.

Con la imputación de Kamil y al Rub, el tribunal levantó el secreto de sumario, lo que permite la publicación de los pormenores del caso, incluyendo los nombres de los sospechosos.

De acuerdo con el Shabak, se cree que los dos palestinos perpetraron el ataque contra Schmerling para vengar la muerte, en noviembre de 2015, de un amigo, abatido al intentar apuñalar a tropas israelíes en un puesto de control de Cisjordania.

Los acusados no tenían permisos de trabajo para ingresar a Israel; sin embargo, viajaron a Kafr Qassem, a fines de septiembre, para trabajar ilegalmente en el depósito de carbón de Schmerling.

Según el acta de acusación, Kamil ingresó a Israel no solo para trabajar, sino también “para perpetrar un ataque con arma blanca por motivos nacionalistas y para asesinar a judíos por el solo hecho de ser judíos”.

Kamil le pidió a Al Rub que participara en el ataque; pero inicialmente fue rechazado. Sin embargo, el 2 de octubre volvió a preguntarle al Rub, y éste aceptó.

Al día siguiente, compraron un cuchillo de carnicero con mango negro. Eligieron a Schmerling como víctima debido a disputas laborales y a una antipatía general hacia su persona.

El 4 de octubre, un día antes del inicio de la festividad de Sucot, Schmerling golpeó la puerta de un cuarto en la instalación del depósito en el que vivían. Cuando los hombres abrieron la puerta, la víctima les dijo que eran “solo buenos para dormir y comer” y le pidió a Kamil que cargara una batería grande en su automóvil.

Cuando Kamil regresó al depósito, presuntamente conspiró con Al Rub para perpetrar el ataque con el cuchillo y organizó una ruta de escape.

Media hora más tarde, atrajeron a Schmerling al cuarto diciéndole que el refrigerador no funcionaba. Cuando al Rub hablaba con la víctima, Kamil presuntamente extrajo el cuchillo y apuñaló a Schmerling en la espalda y el estómago. Su cómplice salió corriendo para regresar con un pico, con el que también supuestamente atacó a Schmerling.

El israelí de 69 años, domiciliado en Elkana, se defendió, golpeando a Kamil en la pierna con una silla, pero cayó desvanecido.

Schmerling sufrió heridas en la espalda, el pecho, el estómago, la cabeza, los brazos y las piernas.

Su cuerpo fue encontrado ese mismo día en uno de los depósitos de la empresa por su hijo, quien alertó a la policía y a los servicios de emergencia.

Tras el ataque, Kamil y al Rub se ducharon, se cambiaron de ropas, abandonaron las armas que habían usado y regresaron a Qabatiya.

Recientemente, el Ejército de Defensa de Israel anunció que estaba preparando la demolición de la casa de uno de los dos terroristas.

Fuente: Aurora

Helueni