-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" La cultura de la modernidad líquida ya no tiene un populacho que ilustrar y ennoblecer, sino clientes que seducir. "   Zygmunt Bauman

Abbas promete seguir cortando los fondos a Gaza, mientras siga bajo el gobierno de Hamás

Hamás es un grupo islamista considerado organización terrorista por Estados Unidos, la Unión Europea e Israel. En 2007, en una pequeña pero sanguinaria guerra civil con el movimiento Fatah, que forma la columna vertebral de la AP -y que actualmente gobierna solamente en Cisjordania-, Hamás se apoderó de la Franja.

“No podemos establecer un Estado palestino sin la Franja de Gaza” pero si la Franja se niega a integrarse “es una vergüenza investir dinero en ella”, expresó en Ramallah Abbás, según el diario Haarez.

Hasta el momento han fracasados todos los intentos de reconciliación entre Fatah y Hamás para la unidad.

Abbas se refirió a calamitosa situación humanitaria en Gaza y criticó la manera de cómo Hamás utiliza los recursos.

“Mientras que hay una grave crisis de electricidad en Gaza, Hamás suministra luz a sus túneles subterráneos y a las viviendas de sus funcionarios las veinticuatro horas del día”, apuntó Abbás a un grupo de destacados visitantes de Jerusalén este en un evento, según el reporte del portal de noticias Times of Israel.

Enfurecido por la negativa de Hamás a pagar las cuentas, en junio pasado, la Autoridad Palestina le pidió a Israel que corte el suministro de electricidad a la Franja en un 40 por ciento, dejando a los habitantes de Gaza con dos horas diarias de energía eléctrica, exacerbando los problemas cloacales y la escasez de agua potable.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, minimizó el rol de Israel en la crisis, señalando que se trataba de una “cuestión interna” entre facciones rivales palestinas.

Abbas afirmó que la Autoridad Palestina “continuará gradualmente con los cortes en Gaza, a menos que Hamás acepte los requerimientos de la reconciliación”.

Abbás defendió el método de presionar a Hamás cortando sus fondos a pesar de las objeciones de los funcionarios norteamericanos, sosteniendo que quienes están contra estas medidas “no quieren un Estado -palestino- independiente”.

Mostrar más