Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La India se acerca a Israel sin miedos ni tapujos

Pantalones arremangados, olas y paseo por la playa, así culminaron un desinhibido primer ministro indio, Narendra Modi, y su homólogo Biniamín Netanyahu el histórico primer viaje de un mandatario indio a Israel.

La India e Israel nacieron como estados independientes con apenas nueve meses de diferencia, en 1947 y 1948 respectivamente, aunque no sería hasta 1950 cuando el entonces primer ministro indio, Jawaharlal Nehru, tomaría la decisión de reconocer al Estado judío.

“Lo hubiéramos (reconocido) hace mucho tiempo, porque Israel es un hecho. Nos abstuvimos por nuestro deseo de no ofender los sentimientos de nuestros amigos en los países árabes”, reconoció entonces Nehru, según el libro “India’s Israel Policy” (2010).

Frente a esas reticencias iniciales, la visita de Modi supone “sin duda la salida formal a la luz de las relaciones al más alto nivel” entre ambos países, reconoció antes de la visita el embajador indio en Tel Aviv, Pavan Kapoor, asegurando que “ya no queda nada de esa timidez”.

El especialista en Israel del Observatorio de Investigación (ORF) de Nueva Delhi, Pinak Ranjan Chakravarty, subrayó que esa “inhibición” previa al reciente viaje de Modi llegaba a su fin tras la visita.

Pero ese camino hasta “la salida formal del armario”, como lo han calificado algunos analistas, ha sido largo.

Tras el reconocimiento del Estado de Israel, el inicio de las relaciones diplomáticas entre ambos países se hicieron esperar y mucho, hasta 1992, aunque eso no supuso que detrás de las bambalinas la India no recibiera con los brazos abiertos la ayuda militar de Israel, como ocurrió en 1971 durante la guerra contra Pakistán.

Esa colaboración en defensa ha continuado hasta hoy, ya de manera abierta, con la India convertida en un importante cliente de la industria armamentista israelí y con una balanza comercial de unos 4.900 millones de dólares en 2016.

El analista Harsh V. Pant, autor del libro “Handbook of Indian Defence Policy” (Manual de Política de Defensa india) explicó que la India ha experimentado un “importante” cambio “psicológico” en la relación con Israel y ahora se siente “cómoda” haciendo negocios con el Estado judío.

¿Pero qué explica la espera de 25 años para que un primer ministro indio viajara a Israel?

“Todo debe hacerse en el momento adecuado (…) Ahora Israel no es visto más como un país que debe ser aislado”, explicó P.R. Kumaraswami, académico de la Universidad Jawaharlal Nehru (JNU) de Nueva Delhi especializado en Oriente Medio.

Según Kumaraswami, “el clima regional ha cambiado” y hablar con Israel “ya no es un problema”.

Agregó que, además, “países como Siria, Iraq y Libia están preocupados sobre la propia existencia de sus estados”, por lo que para ellos, “aunque el asunto palestino es importante, ya no está entre sus prioridades como en el pasado”.

“Así que por un lado establecen relaciones con Israel y por otro establecer relaciones con Israel no es un problema para ellos”, sentenció el académico.

Durante su viaje a Israel Modi evitó incluso pisar el suelo controlado por la Autoridad Palestina, un gesto inusual entre los mandatarios internacionales que visitan la región, aunque en mayo recibió en Nueva Delhi al presidente palestino, Mahmud Abbás.

Entonces, Modi, en compañía de Abbás, abogó por la vía pacífica y el diálogo para solucionar el conflicto en Oriente Medio y respaldó la idea de una Estado palestino “soberano, independiente, unido y viable” que coexista “pacíficamente” con Israel.

Y es que la India no quería que nada desagradara a Israel en ese histórico primer viaje, que concluyó con la simbólica estampa de unos inseparables Modi y Netanyahu en las aguas del Mediterráneo.

“¡No hay nada como pasear por la playa con los amigos!”, escribió en un mensaje de Twitter Netanyahu al pie de una foto con su colega indio.

“Gracias, amigo mío”, respondió Modi. EFE

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni