Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El ataque desde Irán a la “base del Mossad” libera a Israel para contraatacar

Irán tiene una larga cuenta pendiente con Israel, sobre todo por el éxito de Israel a la hora de frustrar el contrabando de armas en Líbano y Siria, y las operaciones que impiden que las milicias chiítas encuentren un punto de apoyo en Siria. Otros motivos son la venganza por el asesinato en 2020 del cerebro del programa nuclear Mohsen Fakhrizadeh y el deseo general de la república islámica de disuadir a Israel de llevar a cabo futuras operaciones contra ella.

Teherán ha atacado en varias ocasiones los intereses israelíes en los últimos años -sobre todo buques de propiedad israelí que navegan por el Golfo Pérsico-, pero el ataque con misiles del domingo fue una escalada.

El descaro de Irán es una marca de su confianza en sí mismo y un reflejo de la debilidad mostrada por Occidente en las conversaciones nucleares de Viena y frente a Rusia en su guerra contra Ucrania. Esto último ha desviado la atención mundial de Irán, lo que tal vez haya generado una sensación de inmunidad en Teherán.

Como resultado, Irán se está volviendo más agresivo tanto en el alcance de sus acciones como al hacerlas públicas. El disparo de misiles de precisión contra la instalación de Erbil tenía la intención de matar. El hecho de que, a diferencia del pasado, Irán no haya intentado ocultar el hecho de que el misil fue disparado desde su suelo demuestra que se ha desprendido de la necesidad de utilizar a sus representantes regionales para atacar a Israel. Ahora está dispuesto a actuar abiertamente, bajo la bandera iraní, haciendo alarde de su desafío.

Ostensiblemente, esto no es un buen augurio.  Irán es un enemigo mucho más fuerte que Hezbolá, los Hutís, la Jihad Islámica Palestina y las milicias sirias e iraquíes juntas.  Dispone de un amplio arsenal de armas y, junto con la motivación y el descaro -especialmente cuando se levanta cualquier restricción impuesta a sus acciones-, Irán es un enemigo peligroso que no se puede tomar a la ligera, y menos cuando pretende exigir un precio a Israel, en cualquier parte del mundo, a cualquier precio.

Sin embargo, Israel no carece de ventajas. Al presentarse ante el mundo como un instigador de la guerra y el terrorismo y al operar desde su propio suelo tan públicamente, la república islámica está en realidad liberando a Israel para contraatacar públicamente.

Hasta ahora, Israel ha tenido cuidado de actuar clandestinamente en el solio iraní, reservando una acción más abierta para otras partes de la región, pero las últimas acciones de Teherán han dado a Israel licencia para actuar libremente y llamarlo autodefensa a modo de prevenir que Irán siga el mismo curso de acción en el futuro.

Se esperaba este tipo de escalada en la guerra en la sombra entre Israel e Irán. También estaba claro que el incipiente acuerdo nuclear que se estaba cosiendo en Viena alimentaría cualquier escalada de este tipo porque Irán se volvería descarado.

En el equilibrio global de poder e intereses, no parece haber ninguna fuerza internacional que tenga la capacidad o el deseo de impedir este desarrollo, dejando a Israel e Irán solos en la arena, a una guerra sin fronteras que ahora se mueve por vías visibles y violentas.

Análisis de Yoav Limor en Israel Hayom

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN