Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Informe de ADL: La inflamatoria actividad antiisraelí y los llamamientos al BDS están agraviando a muchos estudiantes judíos en la universidad

Nueva York, NY, 8 de diciembre de 2021 … Durante el año académico 2020-21, un fuerte segmento de los grupos y activistas anti-Israel en los campus universitarios continuó empeñado en una retórica que a menudo humilló o condenó al ostracismo a muchos estudiantes judíos pro-Israel. En ocasiones, se invocaron temas antisemitas. Según la evaluación anual de la Liga Antidifamación (ADL) sobre acciones antiisraelíes en el campus, esto alcanzó un punto álgido durante el conflicto entre Israel y Hamás en mayo de 2021.

Los expertos de la ADL identificaron un patrón de grupos y activistas antiisraelíes que demonizan descaradamente a los estudiantes favorables a Israel y sionistas, lo cual afectó desproporcionadamente a los estudiantes judíos. En ocasiones, estos activistas adoptaron temas antisemitas, como el del argumento del poder y control judío o sionista sobre los medios de comunicación y los asuntos políticos. Ese lenguaje puede crear un clima corrosivo para muchos estudiantes judíos en el campus. El Centro sobre Extremismo de la ADL, que monitorea las actividades antiisraelíes en todo el país, descubrió que este lenguaje procedía principalmente de un puñado de organizaciones de activistas estudiantiles que a menudo trabajan de forma concertada para difundir mensajes antiisraelíes y antisionistas en los campus universitarios de Estados Unidos.

“Como pudimos comprobar durante el conflicto de mayo con Hamás, los ataques retóricos del movimiento antiisraelí contra el sionismo y los sionistas pueden herir y ofender a muchos estudiantes judíos, haciendo que se sientan condenados al ostracismo y alienados”, dijo Jonathan A. Greenblatt, director general de la ADL. “La libertad de expresión no significa libertad para acosar e intimidar. Aunque todos los estudiantes tienen derecho a expresar abiertamente sus opiniones sobre Israel, las expresiones de antisemitismo disfrazadas de crítica a Israel son inaceptables. Los administradores, estudiantes y profesorado deben garantizar un entorno seguro e inclusivo para todos los estudiantes, independientemente de su religión, nacionalidad o etnia”.

El informe de la ADL encontró numerosos ejemplos en los que la retórica y las acciones del movimiento antiisraelí en los campus cruzaron la línea entre la crítica legítima al gobierno israelí y las expresiones flagrantes de antisemitismo.

Los llamamientos al boicot, la desinversión y las sanciones (BDS) siguieron siendo la piedra angular de la actividad antiisraelí en los campus durante el último curso académico. En 2020-21, los consejos estudiantiles evaluaron 17 convocatorias inspiradas en el BDS y, de ellas, 11 fueron aprobadas a pesar de que algunas contenían flagrante desinformación o un lenguaje que insinuaba el apoyo a la violencia contra Israel.

Entre las conclusiones de la evaluación anual de la ADL sobre el movimiento antiisraelí en los campus de Estados Unidos en el año académico 2020-21 están:

  • Gran parte del movimiento activista anti-Israel en los campus continuó denigrando a Israel y al sionismo, y condenando al ostracismo a los estudiantes pro-Israel y sionistas. Estas acciones afectan desproporcionadamente a grandes porcentajes de estudiantes judíos para quienes la conexión con Israel es un componente integral de sus vidas e identidades religiosas, sociales o culturales. Muchos estudiantes judíos dijeron sentirse obligados a ocultar aspectos de su identidad.
  • Estudiantes por la Justicia en Palestina (Students for Justice in Palestine – SJP) fue el grupo antiisraelí más activo en los campus de Estados Unidos; está formado por una red de aproximadamente 180 secciones en todo el país, concentradas sobre todo en el noreste, el medio oeste y California (alrededor de veinte secciones tienen sede en Canadá). El grupo organiza conferencias, mítines, resoluciones y peticiones de BDS; difunde propaganda a través de sus cuentas en las redes sociales y los periódicos de los campus, entre otras cosas. Una parte importante de la retórica del SJP es combativa e incendiaria, y en algunos casos incorpora tropos antisemitas.
  • El apoyo al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel sigue siendo una característica fundamental del movimiento antiisraelí en los campus. Los consejos estudiantiles evaluaron 17 convocatorias inspiradas en el BDS en 2020-2021. Once de ellas fueron aprobadas. Varias resoluciones de BDS pedían a sus universidades que rompieran sus lazos, normalmente a través de donaciones u otras inversiones, con empresas que proporcionan servicios o equipos al ejército israelí. Hasta la fecha, ninguna de estas universidades lo ha hecho y, en muchos casos, el rector de la universidad ha condenado directamente la resolución.
  • El sionismo, definido en términos generales como el movimiento a favor de la creación de un Estado judío en la patria ancestral de los judíos en la tierra de Israel, cuenta con la oposición casi universal de los grupos estudiantiles antiisraelíes. Sin embargo, esta oposición adopta a veces la forma de una denigración y degradación activa del sionismo y de los sionistas, con activistas que alegan que el sionismo es una ideología inherentemente intolerante. Esta retórica ignora que hay varias escuelas de pensamiento dentro del sionismo y que abarcan el espectro político de izquierda a derecha.
  • En sus manifestaciones más extremas y preocupantes, se hacen llamamientos para que los estudiantes sionistas y pro-israelíes sean excluidos de los espacios del campus, a veces incluso del gobierno estudiantil. Estos llamamientos se dirigen casi siempre contra estudiantes judíos, a pesar de que muchos no judíos también se identifican como sionistas o pro-Israel. En 2020-2021, los miembros judíos de los consejos estudiantiles de al menos dos campus enfrentaron acoso personal y llamados de exclusión debido a sus expresiones de apoyo a Israel y al sionismo. En un caso, el acoso llevó a la dimisión del líder estudiantil.

La ADL es una de las principales organizaciones contra el odio. Fundada en 1913 en respuesta a un creciente clima de antisemitismo e intolerancia, su misión eterna es proteger al pueblo judío y garantizar la justicia y un trato justo para todos. Hoy, la ADL sigue luchando contra todas las formas de odio con el mismo vigor y pasión. La ADL es el primer recurso cuando se producen actos de antisemitismo. Líder mundial en la denuncia del extremismo, la educación contra los prejuicios y la lucha contra el odio en línea, el objetivo final de la ADL es un mundo en el que ningún grupo o individuo sufra prejuicios, discriminación u odio. Más información en www.adl.org

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.