Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Irán e Israel están en una guerra de baja intensidad”

Matty Zwaig, ex diplomático israelí, dialoga con Radio Jai acerca de la explosión registrada hace dos días en las cercanías de la planta nuclear iraní de Natanz y del desenvolvimiento de las negociaciones nucleares en Viena.

Se especula que la explosión fue un intento de ataque israelí a la mayor central nuclear persa, la cual se encuentra ubicada 50 metros bajo la tierra y alberga hasta 5000 centrifugadoras. Sin embargo, el régimen Ayatola sostiene que el estallido fue producto de una prueba de su propio sistema de defensa aérea.

Zwaig explica que, desde la firma del acuerdo inicial para regular el programa nuclear iraní en el 2015 que el régimen persa intentó sabotearlo. De este modo, consiguieron que se levantaran las sanciones contra su país y al mismo tiempo continuar (aunque más lentamente) el desarrollo hacia la obtención de capacidades nucleares armamentísticas: “Cumplieron las partes más suaves [del acuerdo], las que les permitían de forma paralela seguir su desarrollo hacia bombas nucleares”.

En el 2018 el Mossad reveló una serie de archivos extraídos de Teherán que expusieron la verdadera magnitud del programa nuclear ayatola y los planes de desarrollo que poseía el régimen a futuro. De este modo, demostró al mundo las fragantes violaciones del acuerdo de las 2015 que se encontraba llevando a cabo Irán. En base a ello, Donald Trump decidió retirar unilateralmente a los Estados Unidos del acuerdo firmado con Irán, reestableciendo las sanciones económicas al régimen. Sin embargo, la respuesta del gobierno iraní no fue la de limitar nuevamente el desarrollo militar con el fin de reducir las sanciones americanas, sino el de acelerarlo y aproximarse cada vez más a la adquisición de una ojiva.

El entrevistado remarca que incluso mientras se rediscute el acuerdo nuclear en Viena, Irán se encuentra enriqueciendo uranio a niveles mayores que el 20% en sus instalaciones de Fordo. Es importante aclarar que para la fabricación de una bomba nuclear se requiere uranio enriquecido al 90%, sin embargo, el enriquecimiento de uranio se facilita, a medida que el nivel de enriquecimiento del mismo se incrementa, motivo por el cual, un 20% significa que aproximadamente un 90% del esfuerzo ya fue completado. En base a ello, Zwaig explica que Israel cuestiona a Irán ante la comunidad internacional, preguntando “para que quiere llegar a un nivel militar [de enriquecimiento] si ellos dicen que el objetivo es tener energía atómica para fines pacíficos”.

Por otro lado, Zwaig demarca una diferencia entre las negociaciones llevadas a cabo en el 2015 y las actuales. Sostiene que, en las primeras, Irán había negociado “con la cola entre las patas, ya que había sanciones que los tenían muy cabizbajos”, pero que esta vez, a pesar de las sanciones americanas en vigencia, tiene una postura más combativa. Esto se debe, según la lectura del ex diplomático israelí, a que se enfrenta a “un Estados Unidos que se ha debilitado frente a los ojos de todos los países de Medio Oriente” debido a su retirada de Afganistán y su posición general de política exterior. Por ello, el entrevistado indica que mientras las potencias occidentales intentan genuinamente la llegada a un acuerdo, los iraníes simplemente buscan ganar tiempo para completar su programa nuclear, buscando acordar una reducción de las sanciones americanas y en última instancia ofrecer tan solo una ralentización de su camino hacia la nuclearización. “Un lado realmente quiere llegar al acuerdo y el otro lado le está tratando de vender alfombras persas”, define.

En cuanto a la posición de Israel, Zwaig explica que a pesar de que en un primer momento se oponía a la renegociación del acuerdo con Irán, dado a que las potencias decidieron seguir con el mismo del igual modo, ahora presiona para que tomen una postura firme durante las discusiones. En la perspectiva de Israel, a Irán no solo deberían ofrecérsele recompensas en caso de que acepte firmar el acuerdo (la retirada de las sanciones económicas), sino que también deberían presentársele amenazas para el caso en que decida no hacerlo. Ante la falta de tal predisposición entre las potencias europeas, es que las principales figuras políticas israelíes declaran reiteradamente en los medios que, si Irán continúa aproximándose a la adquisición de armas nucleares, Israel tomará acciones unilaterales para detenerlo por cuenta propia.

Zwaig afirma que actualmente “Irán e Israel están en una guerra de baja intensidad, que es diplomática, cibernética y también militar”. Desarrolla aquello explicando que, se han registrado atentados a blancos israelíes atribuidos a Irán en el Golfo Pérsico, América Latina y África, así como también ataques israelíes “tratando de sabotear, aparentemente, distintos sitios donde se desarrollan las actividades nucleares de Irán”. Sin embargo, advierte que “Si no se llega a un acuerdo, [el conflicto] va a ser mucho más abierto y mucho más atrevido y las consecuencias todavía no las sabemos”.

 

Redacción gentileza de Tomás Polakoff

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.