Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Isaac Rabin

Isaac Rabin nació en Jerusalén, Israel, el 1 de marzo 1922. Sus padres, Nehemías y Rosa habían hecho aliá a principios del siglo XX. Cursó sus estudios y se graduó con honores en la Escuela Agrícola “Kaduri”.

En 1941 se alistó en el Palmaj (Unidad Elite para la Defensa Judía durante el mandato Británico). Participó en incontables operaciones militares. Fue comandante de pelotón, comandante de batallón y, finalmente, dirigió la Brigada Harel en la Guerra de la Independencia en 1948.

Integró la delegación que participó en las negociaciones de armisticio con Egipto, celebradas en Rodas en 1949. Rabin siguió escalando en la carrera militar, en 1964 fue nombrado Jefe de Estado Mayor y 3 años más tarde condujo el ejército israelí a la victoria en la Guerra de los Seis Días.

A finales de 1967 dejó el ejército y optó por la carrera diplomática. Fue nombrado Embajador de Israel en los Estados Unidos, posición que ocupó desde 1968 a 1973 y que le brindó la oportunidad de consolidar lazos estrechos entre los Estados Unidos e Israel.

Mantuvo a lo largo de los años una conexión única con David Ben Gurión la cual queda reflejada en documentos de gran importancia, al punto que este los guardó durante toda su vida.

Uno de ellos consiste en un memorando entregado por el entorno de Rabin a Ben Gurion, en el que le pide al primer jefe de gobierno israelí mantener una reunión solo una semana y media antes del estallido de la Guerra de los Seis Días en 1967.

El segundo elemento es parte de un largo intercambio de cartas que tuvo lugar entre ambos líderes durante muchos años. En aquella oportunidad, Rabin era el embajador de Israel en Nueva York, y Ben Gurion, que estaba en el último año de su vida, vivía en una cabaña en Sde Boker, en el sur de Israel.

En uno de los escritos Rabin agradeció a Ben Gurion por la carta de condolencia que le envió por la muerte de su padre y, entre otras cosas, expresó: “De boca de mi padre escuché mucho sobre ti y tu gran trabajo en los períodos que precedieron a mi adolescencia. Sé que por cierto tiempo él estuvo entre los que no aceptó algunas de tus opiniones e incluso se unió al partido que se separó de Mapai en ese momento. Sin embargo, especialmente en sus últimos años, a menudo he escuchado de mi padre que fue él quien se equivocó en sus opiniones y posiciones. Él reconoció esto y no se lo guardó para sí mismo”.

Antes y durante la Guerra de Independencia, lideró iniciativas para quebrar el bloqueo árabe de la Jerusalén judía, y dirigió a la defensa de la ciudad a principios de la guerra. Con algunas dudas, ayudó a que el Palmach se integre a las Fuerzas de Defensas de Israel a las órdenes del Primer Ministro David Ben-Gurion en septiembre de 1948. Luego sirvió como subteniente de Yigal Allon en el Comando del Sur de las Fuerzas de Defensas de Israel en contra de los egipcios y participó en los diálogos de cese de fuego de la guerra de 1948-49 en Rodas.

No luchó en el Sinaí durante la Crisis de Suez en 1956 porque estaba en el Comando del Norte. Luego se convirtió en Jefe de Operaciones de las FDI y en diciembre de 1963 el Primer Ministro Levi Eshkol lo nombró Jefe de Staff de las FDI, extendiendo su término hasta luego de 1966. Desde su puesto optimizó las operaciones del ejército como una unidad integrada de combate y formó un equipo de generales altamente competentes, de quienes muchos habían servido juntos desde el periodo pre-estado. Le han dado crédito, junto con el General de la Fuerza Aérea Ezer Weizman, por diseñar los planes operacionales que permitieron a Israel ganar la guerra de los 6 días en junio de 1967. La toma de toda Jerusalén, la Península del Sinaí, la Ribera Occidental, la Franja de Gaza y los Altos del Golán alteraron la realidad estratégica de Israel hasta el día de hoy.

Como Embajador de Israel en los Estados Unidos durante el último año del gobierno de Lyndon Johnson y el primer periodo de Richard Nixon, ayudó a asegurar que Estados Unidos ocupe el rol de ser el principal surtidor de armas para Israel luego del corte de ventas por parte de Francia en 1967 y apoyó las iniciativas de Estados Unidos para realizar negociaciones inmediatas entre Israel y el nuevo gobierno egipcio luego de que Anwar Sadat tomó el poder en 1970.

Esas actividades no fueron apoyadas por el gobierno de Golda Meir. Un asistente especial de Henry Kissinger, recordó a Rabin como “el embajador perfecto” por su determinación, inteligencia estratégica y entendimiento de la rivalidad de superpoder en juego en el Medio Oriente. También dijo que Rabin siempre estaba de malhumor.

Al término de su mandato en Washington, volvió a Israel, y se unió al Partido Laborista. Durante el gobierno de Golda Meir fue nombrado Ministro de Trabajo. En 1974, luego de la renuncia de Golda Meir, fue elegido Primer Ministro del Estado de Israel. Durante su mandato inicial, entre 1974 y 1977, completó las negociaciones abiertas entre Israel y Egipto, y firmó un acuerdo provisional con este país.

Al terminar su primer período continuó en el nuevo gabinete del Likud, en un gobierno de unidad nacional, ocupando el cargo de ministro de Defensa y miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Knesset (Parlamento).

En las siguientes elecciones, en 1992, fue elegido Primer Ministro por segunda vez. Durante su mandato, en 1993, firmó la “Declaración de Principios sobre las Disposiciones provisionales de autogobierno” (el Acuerdo de Oslo) con el presidente de la OLP Yasser Arafat para poner fin al conflicto. Un año después firmó con el rey Hussein de Jordania el tratado de paz entre los dos países.

Por sus grandes esfuerzos y su constante compromiso para promover la paz, le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz en 1994 junto a Shimon Peres, y el presidente de la Autoridad Palestina Yasser Arafat.

Fue un líder integro, fiel a los ideales de la paz. Luchó incansablemente por alcanzar una solución duradera al conflicto. Su audacia y tenacidad lo llevaron a vencer los obstáculos más difíciles que se interponían una y otra vez en este largo camino.

Su ideario puede reflejarse en dos de sus definiciones: “Seguiremos en el camino de la paz con determinación y fortaleza. No nos daremos por vencidos. La paz triunfará sobre todos sus enemigos, porque la alternativa es peor para todos nosotros. Y hemos de prevalecer”.

“Luchar contra el terrorismo como si no hubiera paz y hacer la paz como si no hubiera terror”

En 1995, al término de la multitudinaria manifestación por la paz convocada en Tel Aviv el 4 de Noviembre, ultranacionalista judío, Ygal Amir asesinó a Isaac Rabin.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni