Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel como referente de innovación tecnológica para Argentina

Shimon Peres Kammerath

Por German Luis Kammerath

Corría el año 1998. Tuve el honor de ser invitado, como Secretario de Comunicaciones, a visitar Israel y participar de la segunda Feria Internacional de Telecomunicaciones y Tecnología, que se hacía en Tel Aviv a partir del 10 de noviembre. La entonces Ministra de Telecomunicaciones, dirigente del partido socialista, fue la amable anfitriona que me permitió conocer Israel -país al que volví luego dos veces más-, trabajar con su Ministerio, visitar la Feria y varias empresas top de Israel.

Mi visita también me permitió conocer a Shimon Peres, uno de los más extraordinarios líderes mundiales. Además de sus enormes esfuerzos para construir la paz en su región, tenía una visión de anticipación sobre el impacto de lo que hoy llamamos la “economía del conocimiento”. Shimon Peres, que verbalizó en la “Startup Nation” su visión, y que hasta el final de su prolífica vida apoyó el espíritu innovador de los jóvenes israelíes, había hablado en su última reunión con el Presidente Menem sobre su estrategia, y sobre cómo Argentina estaba en esos momentos liderando la transformación de las telecomunicaciones en Latinoamérica. Durante nuestra reunión, en la que hablamos sobre la innovación tecnológica, lo puse al tanto sobre el programa presidencial [email protected], el plan argentino de justicia social para las telecomunicaciones y la tecnología.

Con la, en ese momento ministra de telecomunicaciones, Limor Livnat, tuvimos un conjunto importante de tareas y reuniones de trabajo para discutir puntos de cooperación entre Argentina e Israel. Fue mi guía en la visita a la Feria de Telecomunicaciones, donde Argentina era el país invitado. Me reuní con líderes de varias empresas israelíes como Voice Tech, Wave Access y otras, a las que trasmití una amable invitación a que desembarcaran en Argentina. Luego visité la icónica Tadiran en su planta de Yehud, donde su presidente me presentó sus proyectos satelitales y equipamiento de telecomunicaciones inalámbricas. Al día siguiente recorrí la planta de biotecnología de uno de los más innovadores líderes de la industria del olivo, Shimon Zakai (Zakai Agricultural Know How & Inputs Ltd.), que trabajó mucho en Argentina, en especial en las fincas de olivo de la provincia de La Rioja.

Limor Livnar- German Kammerath
La entonces Ministra de Telecomunicaciones de Israel Limor Livnat recibe a German Kammerath en reunión de trabajo en Tel Aviv (noviembre 1998)

El encuentro con Shimon Peres

Lo visité en su oficina de líder político de la oposición en la ciudad de Tel Aviv. Allí hablamos de su conversación con Menem que había tenido lugar un año antes, de los avances de las inversiones en telefonía básica, telefonía móvil, el satélite argentino Nahuel, el impresionante crecimiento de la TV Cable y de las cooperativas telefónicas (a Peres le despertó mucha curiosidad ese rol de las cooperativas), y sobre las nuevas empresas que se estaban instalando en Argentina para provisión de datos en Internet con tecnología satelital inalámbrica y de fibra óptica. Luego de ello, nos explayamos acerca del programa presidencial “[email protected], que era una iniciativa para incorporar a todas las bibliotecas populares a Internet, miles de espacios sociales como clubes, escuelas, villas de emergencia con acceso a lo mismo y otros programas sociales que se estaban ejecutando, como dar televisión satelital a las escuelas rurales y telefonía móvil a las maestras (iniciado en 1997).

Shimón Peres Kammerath
Shimón Peres recibe a Germán Kammerath

Me formuló muchas preguntas y consultas detalladas. Me comentó sobre el programa israelí “Computadoras para todos los niños” (A Computer for Every Child Project), un plan social que buscaba brindar acceso a computadoras a los hijos de los inmigrantes que Israel había recibido provenientes del este europeo o de Etiopía, cuyo chairman era Hannan Achsaf, a quien conocería luego.  Lo consideraba un ejemplo de inclusión, de altísimo valor y factor de movilidad social para permitir a esos niños y jóvenes llegados de países lejanos integrarse a Israel.

Peres era un agudo observador del temple israelí en la generación de nuevos emprendimientos y de sus características, especialmente el carácter descontracturado de los jóvenes que, en su paso por la FDI, accedían a la tecnología innovadora por razones militares, fortalecían su carácter, hacían luego un viaje por el mundo que los ponía en contacto con otras naciones, culturas e idiomas y luego muchos de ellos volvían para iniciar sus propias empresas tecnológicas. Era como un catecismo de la “Nación Startup”. Después de la larga conversación, atendimos a la prensa de ambos países; tuvo la generosidad de declarar que “Argentina cerró la brecha tecnológica con el mundo desarrollado” (Diario Clarín, 10 de noviembre de 1998). Le entregué una enciclopedia digital de tango muy interesante (después me enteré que en su última visita a Buenos Aires, en el extraordinario restaurante “La Esquina de Carlos Gardel”, entonó unos tangos). Le hice saber que unos días después visitaría Ramallah, la capital administrativa de Palestina, en el marco de la cooperación promovida por el Acuerdo de Wye Plantation, lo que lo alegró mucho.

En este mismo viaje también me reuní con Leah Rabin, encuentro que ya relaté en otra nota publicada en Radio JAI, y me trasladé a la Autonomía Palestina para analizar la cooperación que Argentina podría hacer en el marco de su compromiso con la paz entre Israel y la Autonomía.

Mi regreso a Israel

En mayo de 1999 regresé a Israel en otro viaje oficial, y allí mantuve un encuentro con uno de los empresarios más importantes, Hannan Achsaf, presidente de Motorola Israel y miembro del board mundial de esa empresa. Él era el inspirador, conjuntamente con la oficina del primer ministro, del programa “A Computer for Every Child Project”. Fue así que analizamos y comparamos los planes sociales que llevaban adelante ambos países y lo invité a visitar Argentina. Le prometí que conocería una de las villas de emergencia en donde ya habíamos provisto equipamiento informático e Internet. El Sr. Achsaf, además de su rol de empresario, tenía una gran sensibilidad social y en su agenda estaba reducir la brecha digital en Israel. En septiembre de 1999, Hannan Achsaf concretó su visita a nuestro país. Lo llevamos a ver varios de los proyectos sociales en marcha, especialmente la Biblioteca Popular Roberto Noble, en una villa de emergencia de la ciudad de Córdoba, donde departió con niños y jóvenes con gran entusiasmo.

Hannan Achsaf- Kammerath
Hannan Achsaf, Presidente de Motorola Israel y consejero del Primer Ministro, con German Kammerath visita la Biblioteca Popular Roberto Noble en Villa Angelelli, Ciudad de Córdoba (septiembre 1999)

En los momentos en que visité Tel Aviv y Jerusalén, ya Israel se había convertido en un referente mundial de la tecnología de la información y la economía del conocimiento, en uno de sus motores más importantes.

La visión de Israel, en especial la de Shimon Peres, sobre el fomento de la innovación y el espíritu emprendedor verbalizado en el concepto de “nación startup”, impulsó a decenas de miles de jóvenes a transitar ese camino. Unos exitosos y otros no, pero con la energía de “cruzar el Jordán”, ser sus propios jefes, sus propios empleadores.

El Centro Peres para la Paz y la Innovación es un gran legado de Shimon Peres, un carismático líder buen amigo de Argentina.

Por Germán Luis Kammerath Ex Secretario de Comunicaciones
Especial para Radio Jai

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni