Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

34 países boicotearon la conmemoración de la ONU de la Conferencia de Durban

Asamblea General de las Naciones Unidas

Israel lidera el boicot del evento que marca los 20 años desde la cumbre sobre el racismo, que el Ministerio de Relaciones Exteriores llama la ‘peor manifestación internacional de antisemitismo desde la Segunda Guerra Mundial’.

Docenas de países se mantuvieron alejados de una sesión de la Asamblea General de la ONU hoy miércoles que conmemoró el vigésimo aniversario de la controvertida Conferencia Mundial de la ONU contra el Racismo en Durban, Sudáfrica, que fue acusada de virar hacia el antisemitismo abierto, indicó The Times of Israel

El ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, tuiteó que 34 países no asistirían.

“Gracias a todos los que se alistaron en una operación diplomática enfocada y exitosa”, escribió Lapid sobre quienes ayudaron a organizar el boicot.

 

Lapid también retuiteó una tuit de Itamar Eichner que muestra la poca asistencia cuando comenzó la conferencia.

Estados Unidos, Albania, Croacia, Uruguay, Colombia,Canadá, Reino Unido, Australia y Francia se encuentran entre algunas de las naciones clave que se unieron al boicot de la conferencia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado denunciando la conferencia como inicio de la conmemoración.

“La Conferencia de Durban original, un evento organizado por la ONU, se convirtió en la peor manifestación internacional de antisemitismo desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo. “Los discursos inflamatorios, los textos discriminatorios y una marcha pro-Hitler que tuvo lugar fuera de los pasillos fueron solo una parte de la fealdad mostrada en 2001”.

“La ‘Conferencia Mundial sobre el Racismo’ en realidad terminó alentándola, incluso a través del foro paralelo de ONG, que mostraba caricaturas de judíos con narices ganchudas y colmillos chorreando sangre, agarrando dinero”.

“Veinte años después, algunas de las mismas organizaciones han emprendido una campaña de BDS contra la única democracia en el Medio Oriente, pero han FALLADO”, agregó el ministerio, refiriéndose al movimiento de boicot a Israel.

La primera conferencia de Durban, celebrada del 31 de agosto al 8 de septiembre de 2001, pocos días antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre, estuvo marcada por profundas divisiones sobre los temas del antisemitismo, el colonialismo y la esclavitud. Estados Unidos e Israel abandonaron la conferencia en protesta por el tono de la reunión, incluso por los planes para incluir en el texto final condenas del sionismo como una forma de racismo, una disposición que finalmente se abandonó.

Recordando las dos décadas transcurridas desde la conferencia de Durban, Sudáfrica, la asamblea adoptó una resolución que reconocía algunos avances pero deploró lo que llamó un aumento de la discriminación, la violencia y la intolerancia contra las personas de ascendencia africana y muchos otros grupos, desde los romaníes a los refugiados, los jóvenes a los ancianos, las personas con discapacidad a las personas que han sido desplazadas.

Prometiendo “acelerar el impulso para hacer de la lucha contra el racismo … una alta prioridad para nuestros países”, la medida señaló los efectos de la esclavitud, el colonialismo y el genocidio y pidió garantizar que los afrodescendientes puedan buscar “una reparación o satisfacción adecuadas” a través de instituciones nacionales. También señaló los males causados ​​por los prejuicios religiosos, incluidos los prejuicios antimusulmanes, antisemitas y anticristianos.

Naciones Unidas
Los miembros del séquito de una delegación esperan fuera de un puesto de control de seguridad en la acera frente a la sede de las Naciones Unidas, el 21 de septiembre de 2021, durante el 76 ° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. (AP / John Minchillo, Grupo)

El embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, señaló el viernes que la cantidad de naciones que planean boicotear la ceremonia era más del doble de la cantidad de países que se habían saltado el evento en el pasado.

Más de 50 mesas vacías y muchas decenas de países ausentes del salón. Mientras la ONU celebra el vigésimo aniversario de la conferencia antisemita de Durban, la Asamblea General está casi vacía. Nuestra lucha ha penetrado en la comunidad internacional y el mundo se ha dado cuenta de que el racismo no se puede combatir propagando el odio hacia Israel y el pueblo judío.

Después de la conmemoración, los jefes de estado continuaron pronunciando sus discursos anuales en el amplio salón de la Asamblea General.

Por primera vez desde que comenzó la pandemia de COVID-19, más de dos docenas de líderes mundiales se presentaron en persona el martes en el día inaugural de la Asamblea General. El ambiente era terrible, con el COVID-19 y la crisis climática como los principales problemas para los jefes de estado y de gobierno, y con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, emitiendo una advertencia sombría de que “estamos al borde de un abismo”.

El primer ministro Naftali Bennett es uno de los al menos 83 líderes mundiales que planean asistir en persona. Veintiséis líderes solicitaron hablar de forma remota.

Bennett se dirigirá a la reunión el lunes 27 de septiembre y hablará sobre la seguridad nacional de Israel y los problemas regionales, según su oficina. Es probable que sus comentarios se centren en el programa nuclear de Irán y su apoyo a los grupos armados de poder.

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni