Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Arma “misteriosa” de Israel destruye las defensas antiaéreas de Siria

Camión en llamas

Las defensas antiaéreas de Siria provistas por Rusia están siendo exterminadas por un arma de Israel que no ha podido ser identificada hasta el momento.

El 21 de enero de 2019 las fuerzas iraníes, sirias e Israel desataron una lluvia de misiles sobre cada uno de ellos en lo que fue otro estallido de violencia a lo largo de la frontera entre Siria e Israel. Después, la Fuerza de Defensa Israelí publicó un video que muestra municiones no identificadas eliminando dos o tres sistemas de defensa aérea de corto alcance, aparentemente incluyendo el último sistema de corto alcance de Rusia, el Pantsir-S2.

De hecho, las recientes incursiones pueden revelar mejoras en las fuerzas de defensa aérea de Siria debido al continuo entrenamiento y transferencia de armas de Rusia. Sin embargo, también revelan la continua capacidad de derrota de Israel, incluso mediante el probable uso de kamikazes.

La sucesión de ataques de ida y vuelta comenzó con el lanzamiento de un misil balístico de corto alcance Fateh 110 por parte del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní, dirigido a un centro de esquí israelí en el Monte Hermon en los Altos del Golán. Mientras el cohete de combustible sólido se dirigía hacia la montaña nevada, fue interceptado y destruido por dos misiles del sistema de defensa aérea Iron Dome de Israel, como se puede ver en este vídeo.

Monte-Hermón Centro de Esquí en los Altos del Golán

Antes de la intervención de Rusia en 2015, las tropas del CGRI intervinieron y desempeñaron un papel fundamental en el rescate del vacilante régimen de Bashar Al-Assad. Además de combatir a los rebeldes sirios, el CGRI ha establecido una extensa red de bases en suelo sirio para ejercer presión militar sobre Israel y proporcionar asistencia a Hezbolá, que cuenta con el apoyo tanto de Siria como de Irán.

En respuesta, los aviones de guerra israelíes han lanzado cientos de ataques contra objetivos en Siria desde el comienzo de la guerra civil, con el fin de interrumpir las transferencias de armas a Hezbolá y el aumento de las fuerzas iraníes. A pesar de que con frecuencia se encuentran con fuego antiaéreo sirio, sólo se ha perdido un único F-16 israelí, derribado en febrero de 2018 por un misil tierra-aire S-200. Sólo ese año, las FDI atacaron objetivos en Siria con más de 2.000 misiles.

Horas después del ataque con misiles del CGRI, las FDI tomaron represalias con su ataque más extenso hasta la fecha. Sin embargo, según la revista israelí Debka, no atacaron la batería del CGRI que lanzó el ataque. En su lugar, una lluvia de misiles descendió sobre el aeropuerto internacional de Damasco y los almacenes de armas cercanos.

Según se informa, las tropas de defensa aérea sirias dispararon docenas de misiles en respuesta, principalmente misiles de medio alcance de los sistemas de defensa aérea de Buk (SA-17), y misiles 57E6 de los sistemas Pantsir-S1 (SA-22) de corto alcance.

La agencia de noticias del Estado, Sana en Siria, reclamó más tarde la destrucción de treinta misiles israelíes. Un video en Damasco muestra los misiles abriéndose camino en el cielo nocturno. En el vídeo se pueden ver al menos cinco explosiones en el aire, aunque no son necesariamente el resultado de intercepciones exitosas.

Aunque las declaraciones del gobierno sirio son menos que confiables, múltiples fuentes sugieren que las defensas pueden haber impedido el ataque inicial israelí. Las FDI desataron entonces una segunda ola de ataques dirigidos a las propias baterías de defensa aérea.

En la primera parte del clip, se puede ver un sistema no identificable disparando rápidamente dos misiles en un frenético esfuerzo por defenderse de las múltiples municiones entrantes. No está claro si los dos misiles logran alcanzar algo, ya que el sistema estalla abruptamente en llamas, aparentemente golpeado por una munición invisible antes de que el arma de punto de vista impacte.

En la segunda parte, se puede ver un sistema Pantsir aparentemente inactivo montado en su camión de 8 x 8 sentado plácidamente mientras la munición israelí se precipita hacia él.

El comentarista militar sirio Mohammed Salah Alftayeh señaló a la atención del autor que el sistema en cuestión parece ser un Pantsir-S2, una variante mejorada del Pantsir-S1 en servicio a gran escala con tropas tanto rusas como sirias.

El Pantsir-S2 entró en el servicio militar ruso en 2015 y es capaz de emplear misiles 57E6-E con un alcance de combate un 50% mayor, de 18,6 millas, y un alcance ligeramente mayor de detección por radar, de 25 millas. Aunque Rusia no ha anunciado pruebas de combate del Pantsir-S2 en Siria, se ha visto en las imágenes de los medios de comunicación publicadas por el gobierno sirio. El modelo S2 puede distinguirse visualmente por su radar retráctil “de dos caras” en banda S del SOTS, en contraste con el radar rectangular de panel plano del S1.

Según se informa, dos Pantsir y un antiguo sistema de defensa aérea de corto alcance 9K33 Osa (SA-8) fueron destruidos, y cuatro sirios murieron. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los ataques israelíes mataron colectivamente a 21 personas, incluidos 12 soldados iraníes.

¿Por qué el radar de Pantsir estaba visiblemente plegado en estado activo y su tripulación no respondía al ataque entrante? El sitio web de inteligencia de código abierto T-Intelligence afirma que el sistema fue abandonado por su tripulación después de gastar el último de sus misiles. Alternativamente, la tripulación puede haber estado fuera de servicio, y el sistema quedó sin tripulación debido a la falta de personal.

El funcionamiento del Pantsir-S ha sido objeto de escrutinio, ya que el sistema de defensa aérea de corto alcance montado en camión -que combina autocañones de disparo rápido de treinta milímetros con doce misiles Mach 3 guiados a distancia con el radar del camión- parece ideal para contrarrestar tanto los misiles de crucero de baja altura como los aviones teledirigidos kamikaze que están proliferando en el siglo XXI. Según se informa, en enero de 2018 el Pantsir tuvo cierto éxito en repeler un ataque con drones en la base aérea de Hmeimim. Sin embargo, informes posteriores, en 2018, dieron a entender que su desempeño fue pobre en comparación con el sistema de misiles Tor en los combates contra los drones.

Las FDI también registraron la destrucción de un Pantsir-S1 durante una serie masiva de ataques en mayo de 2019. Para ser justos, una fuerza aérea prudente puede apuntar con seguridad a cualquier sistema de defensa aérea de corto alcance usando armas de distancia. Sin embargo, el Pantsir teóricamente debería haber tenido la oportunidad de derribar los misiles que se acercaban.

Parece que las baterías de defensa aérea fueron abrumadas por un ataque de saturación. La implicación, entonces, es que las defensas aéreas sirias han encarecido los ataques israelíes al requerir el gasto de municiones adicionales y más caras, pero siguen siendo incapaces de detener los ataques israelíes.

Según la estimación de Alftayeh, “los SAM sirios derriban un buen porcentaje de los objetivos detectados por los radares, pero luego sigue una nueva oleada de misiles/bombas inteligentes, y tal vez una tercera y una cuarta. La mayoría de las veces las nuevas olas logran alcanzar sus objetivos, ya sea atacando almacenes o atacando los lanzadores de SAM y sus radares”.

Las tropas sirias informaron en los medios de comunicación social que las municiones eran relativamente lentas y que dejaban restos. Según Alftayeh, el arma anti-SAM era probablemente un avión teledirigido Harop (Harpy 2) kamikaze de fabricación israelí, que puede pilotarse a distancia o configurarse para que se adapte automáticamente a las emisiones del radar, detonando un explosivo de setenta libras en el momento del impacto. El Harop tiene una velocidad máxima de 115 millas por hora, y puede merodear por el campo de batalla durante seis horas.

Las FDI pueden haber usado otros tipos de armas, incluyendo misiles crucero Delilah guiados por GPS, que también tienen la capacidad de ser transportados por F-16, bombas o bombas de deslizamiento equipadas con un kit SPICE de alta tecnología que incluye GPS dual y guía electro-óptica.

En estas circunstancias, es difícil juzgar la eficacia del Pantsir, dada la magnitud de la fuerza que se utiliza contra él por las fuerzas israelíes experimentadas y bien equipadas.

Por Sébastien Roblin tiene una maestría en resolución de conflictos de la Universidad de Georgetown y fue instructor universitario del Cuerpo de Paz en China. También ha trabajado en educación, edición y reasentamiento de refugiados en Francia y los Estados Unidos. Actualmente escribe sobre seguridad e historia militar para War Is Boring.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni