Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Es una tragedia que los políticos latinoamericanos estén inmersos en su vanidad y no en su responsabilidad histórica

Lorenzo Lazo, posee una trayectoria admirable, es lic en economía por el ITAM, Doctor Honoris Causa del Instituto Interamericano de Investigación y Docencia en Derechos Humanos, posee una vasta trayectoria en cargos de alta responsabilidad en el sector público y privado, y, además, es expositor y comentarista en foros de su país e internacionales.

Radio Jai se comunicó con él , a propósito del cumplimiento de los 100 años de la Revolución Comunista China, ocurrida el 1 de julio de 1921.

 

Desde México, -su país-, se expresó en los siguientes términos:

“El de China es un proceso muy interesante, porque, -hasta 1921-, era un país que venía atravesando un proceso de colonización por parte de varios países europeos, incluso también por parte de Japón. En ese momento las potencias europeas tenían en la China post imperial que estaba en búsqueda de su identidad, una importante presencia territorial con grandes intereses geopolíticos.En ese devenir, destaco el accionar de su mayor líder, Mao Tse Tung, quien  inicia el proyecto de recuperar al país de un imperio atávico, para llegar a construir una nueva república, con su personal interpretación de las teorías marxistas y leninistas; su impronta dió lugar al nacimiento del maoísmo.

El experto en política desplegó una detallada semblanza del proceso  del gigante asiático, – desde la Revolución y hasta nuestros días-,en lo que definió como “sus claroscuros”, esto es, el recorrido por sus aspectos de potencia y crecimiento, así como la contracara de los graves problemas que trae aparejado el esfuerzo por este desarrollo.

Así, mencionó las tres etapas que se sucedieron desde el comienzo de la Revolución:

En primera instancia, e inaugurando un largo capitulo en la historia China, ubicó la serie de cambios que trajo aparejada la Asunción de Mao Tse Tung, en especial la homologación de las clases sociales con la consecuente reducción de la brecha entre ellas, y el grave costo a pagar al fracasar los planes quinquenales de trabajo, con la hambruna generalizada que sumió a millones de chinos en la pobreza.

Por otra parte, la Revolución abarcó un profundo cambio cultural que implicó la destrucción de tesoros históricos, étnicos y folklóricos, al ser considerados contrarrevolucionarios o de raigambre burguesa.

Lorenzo Lazo alertó acerca de un matiz para no perder de vista: “el riesgo de asumir las teorías marxistas- leninistas como pretexto para imponer dictaduras, en China, en el mundo y también en nuestro continente: Apoyarse en este tipo de teorías de izquierda para usarlas como parapeto de una élite gobernante que avasalla los derechos de la ciudadanía, en tanto se reserva para si misma los derechos económicos”.

Continuó explicando a Radio Jai los hitos de este desarrollo:

Dei Xan Ping establece reformas modernizadoras muy interesantes, hasta que llega Xi Jimping quien reforma la Constitución para quedarse como presidente vitalicio.”A partir de aquí, -explico a Radio Jai-, se abre un camino de capitalismo de estado o estatismo de mercado, cercenando derechos democráticos y libertad de expresión”, aún en nuestros días, por ejemplo, controlando y censurando las redes sociales.

Lazo manifestó que este proceso con claroscuros llevó a China a constituirse en uno de los grandes líderes tecnológicos, científicos, militares y económicos, que diseñan el  camino para convertirse en la primera economía del mundo. Es una imponente economía dirigida por un politburo controlador, en manos de una sola persona, con desarrollos importantísimos en las áreas mencionadas.

El referente político expresó el pasaje que se produjo entonces, desde ser un país que vivía de ayuda económica recibiendo créditos para poder dar servicio a su población, hasta convertirse hoy en un país que da: apoyo, créditos, con diplomacia en infraestructura, vacunas, con un fuerte gobierno que extiende su poderío en Eurasia y hacia el Mediterráneo.

Asimismo, ha atravesado cambios que llevaron hacia la apertura a la propiedad privada, siendo el mayor generador anual de multimillonarios en dólares.

Este paradójica descripción, que oscila entre poner el foco en sus deslumbrantes desarrollos o poner el foco en sus importantes problemas -como la censura, persecución infundada a opositores o, lo más reciente-, ser la fuente de una de las peores pandemias en la historia con consecuencias enormes en los modos de producción de los países del mundo-, llevan a considerar este centenario en dos perspectivas:

Tener un motivo de festejo por el imponente crecimiento obtenido, o ser motivo de preocupación en el mundo por ser considerado una amenaza geopolítica, justamente por la misma causa.

Consultado por Radio Jai acerca de la penetración china en otros países, como los latinoamericanos, haciendo pie con la instalación de bases, al mismo tiempo que posee una importante tensión con Estados Unidos, Lorenzo Lazo explicó que China se plantea proyectos a largo plazo, mientras que Latinoamérica está fragmentada y sus gobiernos solo buscan la perpetuidad de sus intereses.

En este sentido, planteó la necesidad de la unión de los países latinoamericanos al modo de la Unión Europea, señalando así que, en la modalidad fragmentada actual – y ya sea teniendo a China como socio o competidor-, cualquier relación de estos gobiernos con el férreo gobierno de China es una relación entre desiguales, sin equilibrio.

Latinoamérica tiene un idioma e historia en común, una extensión territorial y recursos enormes. Es una tragedia que los políticos latinoamericanos están inmersos en su vanidad y no en su responsabilidad histórica.  

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni