Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel es ahora menos dependiente y EE.UU. pierde su influencia

Israel ha buscado silenciosamente, y tal vez logrado, una gran medida de autonomía de su medio siglo de dependencia de Washington.

Durante décadas, los líderes y electores de Israel, un pequeño país rodeado de adversarios y enfrascado en un conflicto con los palestinos, trataron a Washington como esencial para la supervivencia de su país.  Sin embargo, eso podría estar llegando a su fin.

Si bien Israel aún se beneficia de la ayuda estadounidense, los analistas políticos dicen que ha cultivado, y puede que haya logrado, una autonomía efectiva de Estados Unidos.

Israel ya no necesita que Estados Unidos lo proteja de los Estados vecinos, con la mayoría de los cuales ha hecho las paces.

Tampoco se ve a sí mismo necesitando la mediación estadounidense en el conflicto palestino, que los israelíes en gran medida apoyan se mantenga como está.

Y aunque la ayuda estadounidense a Israel sigue siendo alta en términos absolutos, el auge económico de décadas de Israel lo ha dejado cada vez menos dependiente.

En 1981, la ayuda estadounidense equivalía a casi el 10 por ciento de la economía de Israel.

En 2020, con casi 4 mil millones de dólares, estaba más cerca del 1 por ciento.

Washington subrayó la disminución de su propia relevancia en mayo, pidiendo un alto el fuego en el reciente conflicto de Israel con Gaza sólo después de que un acuerdo negociado por Egipto estaba a punto de concretarse, y que los líderes israelíes dijeron que aceptaban porque habían completado sus objetivos.

Cuando los estadounidenses piensan en el conflicto israelí-palestino, muchos todavía se imaginan la Segunda Intifada, cuando tanques israelíes irrumpieron en ciudades palestinas y bombas palestinas detonaban en cafés y autobuses israelíes.  Pero eso fue hace 15 años.

Desde entonces, Israel ha rediseñado el conflicto en formas que los electores y los líderes israelíes encuentran en gran medida tolerables.

La violencia contra los israelíes en la Cisjordania ocupada es menos común y de menor nivel, y aún menos común en el propio Israel.

Aunque han estallado enfrentamientos en varias ocasiones, las fuerzas israelíes han logrado empujar la carga de manera abrumadora sobre los habitantes de Gaza.

Las muertes por el conflicto, que alguna vez fueron de 3 palestinos por 1 israelí, ahora se acercan más a 20 a 1.

Al mismo tiempo, el descontento israelí con el proceso de paz ha dejado a muchos con la sensación de que los combates periódicos son la opción menos mala.

“Los israelíes se han vuelto cada vez más cómodos con este enfoque”, indicó Yaël Mizrahi-Arnaud, investigadora del Forum for Regional Thinking, una organización de expertos israelíes.

“Ése es un costo que están dispuestos a aceptar”. Es un status quo que Israel puede mantener con poca ayuda.

En los últimos años, sus herramientas militares más importantes eran aviones de combate de fabricación estadounidense.

Ahora, depende de tecnología de defensa antimisiles que en gran medida se fabrica y da mantenimiento en el país.

Israel alguna vez buscó la aceptación de las democracias occidentales, que exigían que cumpliera con estándares democráticos.

Los israelíes ya no consideran la aceptación estadounidense como crucial para la supervivencia.

Al mismo tiempo, muchos israelíes han perdido interés en el proceso de paz.

La mayoría lo ve como condenado al fracaso, muestran las encuestas, y un número cada vez mayor lo considera una prioridad menor, en vista de un status quo que gran parte del público israelí considera tolerable.

The New York Times International Weekly

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni