Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Máxima tensión en Jerusalem más de 200 palestinos heridos y 17 agentes israelíes

La ola de disturbios de las últimas y tensas semanas en Jerusalem ha llegado a uno de los lugares más sensibles del mundo: la Explanada de las Mezquitas. Los enfrentamientos en este santuario -donde se encuentran las mezquitas Al Aqsa y Omar y que los judíos consideran como el Monte del Templo-, situado encima del Muro de las Lamentaciones y en otras partes de Jerusalén Este, dejaron el viernes por la noche un balance de más de 200 palestinos y 17 agentes israelíes heridos. 24 horas después se reanudaron los enfrentamientos en la Puerta de Damasco en la noche más sagrada del Ramadán. El fuego de la Ciudad Santa puede volver a encender la violencia entre las dos partes como ya sucedió en el pasado.

Mientras los palestinos culpan a Israel y denuncian que sus agentes irrumpieron tras los rezos en la noche del último viernes del Ramadán haciendo uso de balas de goma y granadas de estruendo, la Policía israelí replica que actuó en respuesta al lanzamiento de piedras, adoquines y otro tipo de objetos contra sus efectivos desplegados en los accesos y a los desórdenes de miles de palestinos. Al menos diez palestinos han sido arrestados.

Los servicios de seguridad israelíes han elevado la alerta en Jerusalén, Judea y Samaria (donde ayer dos terroristas palestinos fueron abatidos y un tercero herido tras atacar una base militar israelí) y en torno a la Franja de Gaza ante la posibilidad del lanzamiento de proyectiles de las facciones armadas. “Es imposible tolerar lo que sucede en Jerusalém, el enemigo debe esperar nuestra respuesta en cualquier momento”, avisaba el líder de Yihad Islámica, Ziad Najale mientras Hamas, que controla Gaza, pidió a los palestinos salir a enfrentarse a los israelíes en Cisjordania y Jerusalém Este y avisó: “Israel pagará el precio por sus ataques en Jerusalém”.

El presidente palestino, Abu Mazen, ha mostrado su apoyo a los palestinos de Jerusalém y ha responsabilizado a Israel de los choques haciendo un llamamiento a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

UN CÓCTEL EXPLOSIVO

Tras los choques de este viernes por la noche, cuya intensidad en la Explanada de las Mezquitas no se recuerda en los últimos años, la sensación es que más que el punto culminante puede ser la antesala de un escenario más violento. No faltan fechas con gran potencial de fricción y convocatoria de multitudes como la celebración religiosa musulmana Laylat al-Qadr (Noche del Destino) de este sábado por la noche o la celebración israelí – “Día de Jerusalén”- de la unificación de la ciudad tras la toma de control de la zona oriental en la guerra del 67 con el habitual “desfile de banderas”. Los enfrentamientos se repitieron en la noche del sábado con la dinámica conocida de lanzamiento de piedras y otros objetos contra los agentes que respondían usando material antidisturbios. También hubo algunos choques en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel.

Un cohete fue disparado desde Gaza y cayó en campo abierto israelí en las cercanías de la franja. También globos incendiarios fueron lanzados por los terroristas de Hamas. a territorio israelí. Como contrapartida la aviación del Estado Judío bombardeo objetivos de Hamas en la franja.

Como trasfondo del último mes, ataques mutuos de israelíes y palestinos, la disputa sobre accesos en la Puerta de Damasco en Ramadán, la decisión de Abu Mazen de aplazar las elecciones palestinas previstas a finales de mes con el consiguiente malestar de sus rivales como Hamas que ha incrementado sus peticiones a ataques en Cisjordania y Jerusalém y sobre todo la enorme tensión en Sheij Jarrah.

Las protestas en este barrio en la zona oriental -enclave llamado por los judíos Simón Hatzadik- se centran en la posibilidad de que varias familias palestinas sean expulsadas de sus casas después de que un tribunal de Jerusalém fallara a favor de familias judías que alegan tener pruebas de que eran propiedad de los judíos antes de la independencia de Israel y la guerra de 1948 cuando la zona estaba bajo control jordano hasta el 67. Mientras las autoridades israelíes lo limitan a un “contencioso judicial inmobiliario” y denuncian “la incitación a la violencia y ataques de radicales palestinos”, los palestinos denuncian que “forma parte del plan de judeizar” la localidad.

Sheij Jarrah es un símbolo más en el conflicto político, territorial y religioso de los dos pueblos en torno a Jerusalém. En un nuevo capítulo de la lucha por la reivindicación de soberanía.

Varios países árabes-incluyendo Egipto y Jordania- Irán y Turquía han condenado duramente la irrupción policial en la Explanada de las Mezquitas así como los “intentos de desalojar familias palestinas de sus casas en Sheij Jarrah”.

Las autoridades de Israel consideran limitar o incluso cancelar los festejos por Iom Yerushalaim (el día del festejo de la reunificación de la ciudad) por el aumento de la tensión y violencia.

Los festejos de la unificación de la ciudad, tras la Guerra de los Seis Días en 1967, incluyen tradicionalmente una gran marcha con banderas, principalmente protagonizada por jóvenes del movimiento sionista religioso, que pasa por la Puerta de Damasco y el Barrio Musulmán de la Ciudad Vieja.

Los festejos incluyen plegarias multitudinarias hoy domingo por la noche y mañana lunes en el Kotel, lugar que ha sido blanco de pedradas que provienen desde la mesquita que queda a mayor altura que la explanada del muro.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni