Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel debe desconfiar de Turquía

El único objetivo de Turquía bajo Erdogan durante la última década ha sido aislar a Israel y empoderar a los terroristas de Hamas y a los enemigos de Israel.

Turquía está lanzando de nuevo comunicaciones en los medios sobre la “reconciliación” con Israel. El último intento de Turquía de influir con los comunicados a los medios sobre esta llamada reconciliación fueron artículos que aparecieron en los medios turcos e israelíes sugiriendo que un intercambio de embajadores podría estar en el aire. Sin embargo, un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel dijo el martes que Turquía no ha solicitado que Israel acepte un intercambio de embajadores.

Esta no es la primera vez que Turquía hace esto bajo el gobernante Partido AK y su líder, el presidente Recep Tayyip Erdogan. En la primavera de 2020, Turquía dijo que quería la reconciliación en el momento en que Francia, Grecia, Egipto, Chipre y los Emiratos Árabes Unidos condenaban las amenazas turcas en el Mediterráneo oriental. El intento de Turquía de impulsar una reconciliación en gran parte mítica se basó en el intento de Ankara de bloquear un acuerdo entre Israel, Grecia y Chipre sobre un gasoducto y evitar que Israel se una al foro de gas del Mediterráneo Oriental.

Turquía volvió a afirmar que quería la reconciliación después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, perdiera su elección el año pasado. Erdogan de Turquía estaba cerca de Trump y había conseguido que Estados Unidos permitiera a Turquía invadir y limpiar étnicamente a los kurdos en Siria. Turquía utilizó a la administración Trump para amenazar a los aliados de la OTAN, hostigar a Francia, alentar el extremismo islamista y enviar mercenarios a Libia y Siria. La pérdida de Trump de las elecciones llevó a Turquía a decidir que la única forma de disminuir una alianza emergente entre Israel, Grecia, Emiratos Árabes Unidos y Egipto era tratar de aislar a Israel de sus nuevos amigos. Turquía incluso había amenazado con romper relaciones con los Emiratos Árabes Unidos si Abu Dhabi normalizaba las relaciones con Israel. ¿Cómo puede un país pretender querer la normalización con Israel al mismo tiempo que intenta aislar a Israel y arruinar las amistades de Israel con Grecia, Chipre y los Emiratos Árabes Unidos?

Es por eso que Israel siempre debe desconfiar de los informes de prensa sobre la reconciliación, generalmente transmitidos a los medios de comunicación de los niveles más altos en Ankara. El único objetivo de Turquía bajo Erdogan durante la última década ha sido aislar a Israel y empoderar a los terroristas de Hamas y a los enemigos de Israel. Turquía ha hecho esto en silencio mediante la financiación de organizaciones islámicas y los intentos de tomar el liderazgo de las voces antiisraelíes a nivel mundial. Incluso cuando Arabia Saudita y el Golfo han moderado y mejorado rápidamente las relaciones con Israel, Turquía se ha convertido en un líder, junto con Irán, de la propaganda antiisraelí. Albergar a Hamas ha incluido complots terroristas tramados desde Turquía. Erdogan de Turquía ha comparado a Israel con la Alemania nazi en numerosas ocasiones, una mezcla de antisemitismo genocida que no tiene lugar en las relaciones internacionales.

Erdogan debe pedir perdón por llamar a Israel un país nazi si Ankara alguna vez espera mejorar las relaciones.

Ankara también debe expulsar a los miembros de Hamas y detener el coqueteo con los grupos extremistas anti-Israel, ya sea que esos grupos estén en Irán o Gaza. El acercamiento de Turquía hacia Irán es preocupante para la región. Prefiere trabajar con Irán y Rusia para discutir sobre Siria, en lugar de Estados Unidos. Esto es a pesar de que los medios de Ankara a veces afirman que Turquía podría estar dispuesta a trabajar con Israel contra Irán.

La verdadera agenda del régimen turco se estableció en un artículo de la Corporación de Radio y Televisión de Turquía, administrada por el estado, que refleja el pensamiento del gobierno de Turquía. En él, el autor negó que Jerusalén sea la capital de Israel y afirmó que “Israel necesita a Turquía” y que Israel debe “comprometerse”.

Turquía nunca tiene que ceder. Turquía nunca hace nada por Israel. Esta es la verdadera agenda. Turquía quiere que Israel mendigue y venga a Ankara de rodillas y esta actitud siempre ha apuntalado el tratamiento reciente de Ankara a Israel. Cree que puede albergar a los terroristas de Hamas, albergar planes para asesinar a israelíes, brindar una alfombra roja a los comandantes de Hamas que tienen sangre en las manos, que son recibidos con abrazos por Erdogan y también amenazar a los países del Golfo contra la normalización con Israel.

El gobierno de Israel tiene una larga historia de este abuso por parte de Turquía y no hay evidencia de que Turquía haga algo para reparar los lazos. Turquía debería comenzar afirmando que Israel no es como la Alemania nazi. De lo contrario, no hay nada de qué hablar.

Israel tiene amigos en el Golfo que ilustran cómo son las alianzas reales, nombrando embajadores y enseñando tolerancia y respeto interreligioso. Turquía debería aprender de ellos.

 

 

Fuente: Jerusalem Post

Traducción Alicia Weiss para Radio Jai

Permitida la reproducción citando las fuentes.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • Raul
    Raul

    Mas valdría que Turquía reconociera el genocidio armenio cometido hace mas de un siglo por su país, antes de comparar absurdamente a Israel con la Alemania nazi…

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni