Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Vida cotidiana en Jerusalem

Coronavirus, elecciones y problemas para los servicios de transporte de Nesher

El Museo de la Biblia acogió recientemente al Café Europa, un club social para los sobrevivientes de la Shoah de Jerusalem, una de las primeras actividades presenciales al aire libre desde el comienzo de la pandemia para los involucrados. Los miembros del club, que cuenta con el apoyo de la Fundación Jerusalem y el municipio, opera a través del consejo local de Ginot Ha’ir, disfrutaron de una visita guiada privada por las galerías del museo y de un intermedio musical. Todos los sobrevivientes recibieron obsequios especialmente preparados por el personal del museo.

Corona en descenso

Hasta el domingo pasado, casi medio millón de habitantes de Jerusalem habían sido vacunados desde el comienzo del programa de vacunación de la ciudad. El mismo día, según datos del Ministerio de Salud, 2.482 habitantes de Jerusalem seguían enfermos con diversas etapas del coronavirus. Esta semana hubo 36 nuevos casos, 17 de ellos en barrios árabes, 16 en el sector general y tres entre los Haredim (ultraortodoxos). A partir de ahora, solo Kafr Aqab y Ras el-Amud siguen marcados como barrios rojos.

Sobre los residuos

Sobre la base de las recomendaciones de los expertos y tras las protestas de los residentes locales, el alcalde Moshe Lión canceló la instalación de una planta clasificadora de desechos planificada en el sitio del río Og  cerca de la colonia francesa e Isawiya. Los opositores, judíos y árabes, sintieron que la instalación planeada dañaría la calidad del aire y pondría en peligro la salud de los residentes. La nueva propuesta es construir en un sitio alternativo, basado en los mejores principios ambientales y ecológicos, abordando también el problema de los escombros de edificios que, con frecuencia, son ilegalmente arrojados allí.

No mas Nesher

Durante décadas, el servicio de transporte Nesher (una especie de mini bus compartido) fue una de las formas más asequibles, aunque sus conductores se encuentran entre los más gruñones, para llegar desde Jerusalem al aeropuerto Ben-Gurion. Luego vino el tren de alta velocidad, la conveniente línea de autobús 485 y el coronavirus, y el servicio de taxi se cerró.

 

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni