Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Los rostros de quienes destruyen la convivencia mundial


El Instituto Newlines de Estrategia y Política, una ONG con sede en Washington y creado en la Universidad de Fairfax, a través de un informe realizado por 50 expertos en derechos humanos publicó esta semana que China ha violado todas las disposiciones de la Convención sobre Genocidio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con respecto a la minoría uigur, y que el régimen chino es presuntamente responsable de un “genocidio en curso contra los uigures”. El informe resume: “En 2014, el jefe de estado de China, el presidente Xi Jinping lanzó la “guerra popular contra el terror” en Xinjiang en las áreas donde los uigures constituyen casi el 90% de la población. Los funcionarios chinos de alto rango llevaron a cabo las órdenes de ‘detener a todos los que deberían ser detenidos’, ‘limpiarlos completamente’, ‘destruirlos de la raíz a la rama’ y ‘romper su linaje, raíces, conexiones y orígenes’. Los funcionarios describieron a los uigures con términos deshumanizadores y explicaron repetidamente el internamiento masivo de los uigures para erradicar los tumores”.
2 millones de uigures y otras minorías musulmanas han sido trasladados a una red extensa de centros de detención en toda la región, donde ex detenidos han declarado que fueron sometidos a adoctrinamiento, abusos sexuales e incluso esterilizados. China ha negado las acusaciones y ha señalado que es signatario junto a otros 151 países de la Convención sobre genocidio. El informe agrega que son “víctimas de sentencias de muerte selectivas, tortura sistémica, separación familiar, transferencia masiva de mano de obra y traslado de niños uigures a orfanatos e internados estatales”.
Casi de inmediato, Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá anunciaron sanciones contra China. Y cuando las sanciones fueron anunciadas, China y Rusia pidieron una reunión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas “para explorar soluciones a problemas comunes de la humanidad a través del diálogo directo y mantener la estabilidad global”. O sea, China sabe que con su poder de veto y su poder en general puede seguir administrando las acusaciones sobre lo que perpetra contra los iugures, y que hasta las sanciones de otras potencias pueden quedar dentro de un cajón. A Rusia, que le importa nada ni los iugures ni otra cosa que sus intereses y que no le enrostren la represión salvaje contra los disidentes, le conviene aliarse con China y jugar a la política en el Consejo de Seguridad donde ambos son infranqueables con sus vetos.
La convocatoria al Consejo de Seguridad demuestra uno de los tantos motivos por los cuales otra agencia internacional como el Consejo de DDHH de la ONU, también reunido esta semana, es tan funcional a las dictaduras y por qué todo el sistema de ONU se traga 3 mil millones de dólares por año con una impudicia incalificable.
China y Rusia hicieron esta pomposa convocatoria: “en el contexto de creciente agitación política internacional, hay una necesidad urgente de convocar a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Pedimos a las mayores potencias mundiales, en especial a los miembros permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, que fortalezcan la confianza mutua y asuman el liderazgo a la hora de salvaguardar la ley y el orden internacional basado en la legislación internacional”. No cabe duda que tienen su sentido del humor. El orden internacional ¿se salva con genocidios y envenenando opositores?. Más humor y más vulgar: “Rusia y China solicitan a la comunidad internacional que deje de lado sus diferencias, trabaje para una mayor coordinación y por el mantenimiento de la paz, así como por la construcción de un orden internacional multipolar más justo, democrático y razonable”.
El orden internacional al que se refiere el Canciller ruso Sergei Lavrov (que está en el cargo desde 2004) indica que tras un año de pandemia que ha destruido vidas y economías a nivel planetario, cerca del 90% de las habitantes en casi 70 países de bajos ingresos tendrán pocas posibilidades de vacunarse contra el covid-19 en 2021. ¿Qué ha hecho esa comunidad internacional a la que se refiere el Canciller ruso para crear más democracia?. Darle poder de hablar a la OMS que denuncia la tragedia que vive el planeta y promete distribuir vacunas a los países más desprotegidos y que en la práctica ni siquiera pudo cumplir con el mecanismo COVAX (Fondo Global de Distribución de Vacunas) en un porcentaje aunque sea decente.
¿Qué hace esa comunidad internacional además de servir de escudo a los que tienen la fuerza de las armas? Este martes pasado, en el Consejo de DDHH, rubricaron una serie de mentiras contra Israel, que agrava lo que dicen defender, porque rubricar falsedades incita al odio y el odio lleva a violencia y antisemitismo. Mienten sobre Gaza, bloqueada si por Egipto. Mienten cuando minimizan los ataques con cohetes contra civiles israelíes y ni siquiera nombran a Hamas. En el mismo momento de la votación en Ginebra, cayó en Israel un cohete lanzado por Hamas. Mienten sobre la vacunación contra el Covid cuando saben muy bien que Israel ya vacunó más de 120 mil palestinos que trabajan en Israel y que 2 mil vacunas que iban a médicos palestinos fueron robadas por los gobernantes de la Autoridad Palestina que hicieron su propia vacunación VIP.
Obvio que Rusia y China aprobaron la mentira. Y Cuba, Venezuela, Bolivia, Gabón, Mauritania, Senegal, Somalia. Y también todos los latinoamericanos (menos Brasil). Si democracias como Francia, Alemania, Italia y Japón votan semejantes agravios contra Israel como lo hicieron este lunes y lo repitieron el martes con tres resoluciones más, es lógico que los iugures se den cuenta que su destino está sellado, y otra vez queda rubricado que los que podrían intentar algo para que hubiera un mínimo de paz entre palestinos e israelíes, no quieren hacerlo.
Bahrein se retiró de sala. Y es que el relato muerto que se vota en este denominado Consejo de DDHH, ya ha sido sobrepasado por los hechos en Medio Oriente. Israel tiene relacionamiento con Egipto, Jordania, Bahrein, Emiratos, Marruecos, Sudán. Esos son hechos. Lo otro no es política. Que mueran millones sin vacunas, genocidios de minorías indefensas, organismos internacionales muy sospechados, eso, tiene otro nombre. Que cada uno lo bautice como quiera. Por último. Algunas democracias decidieron emitir explicaciones sobre sus votos en el Consejo de DDHH. Por ejemplo, México y Uruguay en América Latina. ¿Qué explicación hay cuando votaron la criminalización de Israel y ni siquiera mencionaron a Hamas? ¿Qué pueden decir Alemania o Austria?. Más bien, mirarse al espejo y ver escrito en rojo y negro que el 8 de abril recordaremos Iom Hashoá. Si alguno se olvidó, o quiere hacerlo, nosotros no, ni ahora ni nunca.

*Eduardo Kohn (Montevideo, 1949) es Doctor de Relaciones Internacionales y. Director de Latinoamérica en B´Nai B´rith.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni