Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

18 años del accidente del Columbia

Ayer se cumplieron 18 años del accidente del transbordador espacial Columbia en el que perdieron la vida los siete astronautas a bordo, incluido Ilan Ramón, el primer israelí en llegar al espacio.

Radio Jai se comunicó con Pablo de León, ingeniero espacial argentino y conocido como “el sastre de la NASA”, quien fue testigo de la tragedia y relató cómo vivió ese instante.

“En ese momento, estaba en el Centro Espacial Kennedy con el resto de la gente con la que estábamos esperando el reingreso del transbordador espacial, incluidos los familiares de los astronautas. Usualmente, la llegada del transbordador venía anunciada con un par de booms sónicos que era cuando el mismo pasaba del régimen supersónico al subsónico, entonces sabíamos que ahí venía”, comenzó, y prosiguió: “El hecho de que todos estábamos mirando el reloj y no llegaba, de alguna manera nos dio el indicio de que algo estaba funcionando mal, pero lo que no sabíamos era que minutos antes, el transbordador se había desintegrado sobre el norte de Texas”. “Nos empezamos a mirar y al lado nuestro estaban las familias de los astronautas, inclusive la de Ilan Ramón. Ahí es cuando de repente vemos un micro de la NASA que se lleva a todos los familiares, y ahí dijimos que evidentemente algo estaba pasando”, completó de León.

Si bien la tecnología de ese momento no se compara con la de la actualidad, la nave contaba con un sistema de emergencia, pero que fue inútil para ese momento. “El transbordador espacial tenía una especie de cilindro, por el cual los astronautas podían abandonarlo en caso de emergencia y lanzarse en paracaídas; pero esto pasó a tal altura que no les dio tiempo, y ahí fallecieron los siete tripulantes,  incluído Ilan Ramón, el primer astronauta de Israel que volaba en esta misión”, contó el ingeniero.

Es increíble y llamativo cómo un trabajo que lleva tanto tiempo y un enorme esfuerzo técnico, de la nada, se transforma en un gran interrogante. “Uno cuando se sube a un cohete, se está sentando arriba de una bomba controlada, aunque si bien hoy en día son muchos más confiables, aún hay un porcentaje de riesgo”, señaló de León. “En el Columbia hubo un problema en el lanzamiento. Un pedazo de material de aislación térmica del tanque central golpeó el ala del transbordador espacial, la dañó, y los astronautas no se dieron cuenta de eso”. De hecho, aseguró que los tripulantes “pasaron su misión completa en el espacio sin saber que la nave estaba dañada”. “Después de ese accidente se decretó el final del programa de transbordadores”.

Luego de la tragedia, que conmocionó al mundo entero, las relaciones entre los países continuaron intactas, y así lo explicó de León. “Todos los países que forman parte de estos proyectos saben la naturaleza inherentemente peligrosa y experimental de estas cosas”. “Ilan Ramón ya era un héroe nacional para Israel, porque era un piloto experimentado que había participado en una serie de operativos, y era una persona altamente respetada y querida en su país, y por eso Israel lo elige para que sea su primer astronauta”. “Siempre intentamos reducir el factor de riesgo, pero sabemos que existe”, afirmó.

El ingeniero hizo referencia a las naves reutilizables de Elon Musk, director general de SpaceX. “Es algo que ha cambiado la forma del transporte espacial porque la mayoría del costo de un cohete está en la primera etapa. En el caso de los Falcon 9, que son los que utiliza Elon Musk en SpaceX, tienen nueve motores allí”.  “El hecho de que los pueda reutilizar, verdaderamente es un antes y un después en el transporte espacial, y deja a todas las competencias muy atrás”.

 

 

Por GS/RJ

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • Morris
    Morris

    es una lastima que no tengan corrector de noticias la tragedia del Challenger fue hace 38 anios no 18

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni