Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Se empezaron a dar situaciones de violación de los derechos humanos por la explosión de contagios comunitarios”

En los últimos días, ha habido una gran repercusión en Argentina debido a las actitudes tomadas por el gobierno provincial de Formosa en la que incluso se llegó a hablar de la violación de los derechos humanos. Por ello, Radio Jai se comunicó con Leonardo Fernández Acosta, periodista en la provincia, quien dio más detalles acerca de la situación sanitaria.

“Aquí en Formosa ha habido once meses de funcionamiento de centros de cuarentena, donde por una política sanitaria del gobierno era obligatorio, en el caso de ser un caso sospechoso o contacto estrecho con un positivo, hacer catorce días de cuarentena en los centros de aislamiento que le gobierno había dispuesto”…“Se empezaron a dar situaciones de violación de los derechos humanos por la explosión de contagios comunitarios”.

La provincia, en muchos lugares, no cuenta con la suficiente infraestructura para la gran cantidad de contagiados por Covid-19. “Debido a que no había una estructura sanitaria adecuada para albergar a tantos casos en el oeste, se empezó a trasladar de manera compulsiva a miembros de las comunidades aborígenes que las traían a la capital de la provincia que son casi 600 kilómetros”, comentó Acosta. “No se les explicaba por qué se los traían, tampoco había una orden emanada por la detención de una autoridad competente y las familias no sabían a donde los llevaban”.

Lo último que sucedió fue un “hacinamiento de 300 personas en el estadio Cincuentenario en donde había dos baños y se hacían filas de casi 70 metros para poder ocuparlo y tardaban más de 40 minutos”. “Hace 72 horas fue limpiado, no quedó nadie por la llegada del Secretario de los Derechos Humanos de la Nación Horacio Pietragalla”, estableció el periodista.

Incluso suena burlesca la llegada del mandatario cuando horas antes ya habían vaciado el estadio y el mismo se encontró con la nada misma. “Ayer la misión era buscar a Pietragalla en Formosa porque no lo encontrábamos por ningún lado”, indicó Acosta. Y prosiguió: “Fue a la Escuela 224 de aquí, en donde hay gente hace más de 21 días haciendo cuarentena con cuatro hisopados negativos y que recién ayer con la llegada de Pietragalla les hicieron el quinto hisopado, que si le daban negativo tendrían que haber salido hoy, pero salieron ayer”.

El periodista se mostró en desacuerdo con la situación que se dio en la provincia y marcó: “Le han mostrado una realidad absolutamente distinta a la que se venía hablando todos estos meses”. Además, dijo que “es increíble pensar que el Secretario de los Derechos Humanos, que debería tener un ojo de detective para darse cuenta de que lo engañan, enseguida creyera en que esto no hubiera sido modificado para su llegada”.

Con respecto a los bloques defensores de los derechos humanos, Acosta comentó que allí en Formosa hay dos. “Uno pertenece a personas que han sido víctimas de la Dictadura Militar y, por el otro lado, la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, Regional Formosa que ha denunciado precisamente la violación de los derechos humanos en las comunidades del oeste”…“Una apoya las medidas tomadas por el gobernador Insfrán, y la otra las denuncia, y Pietragalla está en esa disyuntiva”.

Uno de los argumentos que sostienen las autoridades formoseñas es que lograron frenar de manera drástica la cantidad de contagios en la provincia, pero lo que se desconoce hasta el momento es quién lleva a cabo el recuento de los enfermos que le da tan bien a Formosa. “Son cifras oficiales porque no hay otro organismo que brinde información oficial acerca de lo que son los números de la pandemia todos los días”.  “El gobierno formoseño tiene el monopolio de la información”.

Por GS/RJ

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni