Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Crece un 50% el número de israelíes que viven en la pobreza a causa de la pandemia

Más de un cuarto de millón de hogares en Israel han caído por debajo de la línea de pobreza desde el inicio de la pandemia, un aumento de casi el 50 por ciento.

Según el informe de la organización sin fines de lucro Latet, la proporción de hogares israelíes que viven en la pobreza aumentó del 20,1% al 29,3% en 2020.

Esos porcentajes revelaron que se estima que 850.000 hogares en Israel carecen de vivienda, educación, atención médica y alimentos esenciales, con 268.000 hogares cayendo en la pobreza desde el inicio de la pandemia a principios de este año.

Latet trabaja para combatir la pobreza y la inseguridad alimentaria y apoya a 70.000 familias necesitadas anualmente a través de una red de organizaciones benéficas. Su informe estima que alrededor de 143.000 familias se han sumado a las 513.000 familias que ya sufrían de inseguridad alimentaria antes de la crisis, y 34.000 de las nuevas incorporaciones la experimentan de forma grave.

La inseguridad alimentaria se ha definido como la incapacidad de asegurar un suministro constante de alimentos que contengan todos los elementos nutricionales necesarios para un correcto desarrollo y salud. Si bien puede provocar desnutrición, no es lo mismo. De hecho, es una de las principales causas de obesidad y está estrechamente relacionada con enfermedades y una mayor vulnerabilidad a enfermedades como COVID-19.

El informe también dijo que en medio de la pandemia, unos 422.000 hogares, que representan el 14,5% del país, se han sumado a los 699.000 hogares (24,1%) que ya sufren algún tipo de angustia económica.

El informe nacional de pobreza de Israel se basa únicamente en los ingresos, pero el Informe de pobreza alternativa de Latet mide la pobreza según los hogares que carecen de necesidades esenciales como vivienda, educación, atención médica, seguridad alimentaria y la capacidad de cubrir el costo de vida.

Las cifras de inseguridad alimentaria de Latet, que describió como “conservadoras”, son mucho más altas que las estimadas por Leket, otra gran organización benéfica de ayuda alimentaria. El mes pasado, Leket sugirió que la pandemia agregaría 145,000 personas a 1.87 millones de israelíes (465,000 hogares) que ya enfrentan inseguridad alimentaria.

Pero mientras Latet ha realizado y analizado varios cuestionarios, Leket extrapoló su predicción sobre la base de los datos del Instituto Nacional de Seguros sobre el efecto de la pandemia en los ingresos. Casi un millón de personas están ahora desempleadas o de licencia sin sueldo, según muestran los datos.

El Instituto Nacional de Seguros encuestó por última vez la inseguridad alimentaria en 2016 y publicó su informe de pobreza más reciente el año pasado, basado en datos de 2018. Se entiende que está recopilando nuevos datos de seguridad alimentaria con miras a publicar un informe actualizado.

Las organizaciones benéficas soportan la mayor parte de la carga de la inseguridad alimentaria en Israel, y la falta de fondos gubernamentales deja a las agencias de bienestar social en gran parte indefensas para responder.

“El aumento del costo de vida, junto con la erosión salarial y la falta de una política de justicia distributiva, están carcomiendo a la clase media, perjudicando a las poblaciones desfavorecidas, ampliando las brechas y limitando las perspectivas de movilidad social”, dijo Latet.

Pidió al gobierno que incorpore al menos 225 millones de NIS ($ 69 millones) en el presupuesto estatal básico, como primer paso, para ayudar a alrededor de una quinta parte de las familias que viven en condiciones de inseguridad alimentaria severa.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni