Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

America is Back ¿del todo?

Por Ezequiel Naidich*

Finalmente comienza la transición presidencial en Estados Unidos. En un tweet el lunes, Donald Trump dio luz verde a las preparaciones para la entrada del nuevo equipo presidencial. Esto no significa que haya concedido. Trump seguirá peleando judicialmente las elecciones bajo la acusación de fraude en aquellos lugares donde perdió por pocos votos, aunque, por ahora, no estaría ganando. Sin embargo, con su tweet la directora del GSA, la Administración de Servicios Generales, tomó la decisión de habilitar la transición presidencial, para que, de finalmente ganar Joe Biden, pueda tener tiempo de prepararse para asumir.

En este contexto, el presidente electo comenzó también a preparar su política exterior. Biden encontrará numerosos desafíos. China se ha fortalecido como potencia mundial con sus varios proyectos de inversión y libre comercio. De hecho, hace poco más de una semana se firmó la Asociación Económica Integral Regional, que une a 15 países asiáticos en una inmensa zona de libre comercio. Este acuerdo pone a China en una situación más ventajosa que los Estados Unidos en la región.

Otro importante desafío será curar la alianza trasatlántica. La relación entre los Estados Unidos y Europa fue la columna vertebral de Occidente durante 70 años. Pero los últimos cuatro años fueron realmente dañinos. Trump acusó a los países europeos, especialmente a Alemania, de no hacerse cargo de su parte de la responsabilidad por la seguridad colectiva, y amenazó con salirse de la OTAN, la alianza trasatlántica, si no cumplían con sus demandas. También comenzó a retirar soldados estadounidenses de suelo europeo. Si bien Europa aumentó sus gastos militares, la lógica fue otra: debemos comenzar a protegernos por nosotros mismos, ya no podemos confiar en Washington.
Además, Estados Unidos chocó numerosas veces con sus tradicionales aliados en varios otros temas de la agenda internacional. La retirada del Acuerdo de Paris, del acuerdo nuclear con Irán y de la Organización Mundial de la Salud han sido solo algunas de las medidas que dañaron esta relación.

Joe Biden cambió el slogan America First por America is Back, refiriéndose a que volverán los Estados Unidos comprometidos con el multilateralismo, los derechos humanos y la lucha contra el cambio climático. Por supuesto, tanto Europa como el mundo ven este cambio con gran optimismo, salvo algunos países, especialmente en el Este de Europa y Medio Oriente, que se beneficiaron durante los últimos cuatro años.

No obstante, America is Back tiene algunas dificultades que sortear. Por un lado, y en lo que refiere a la relación con Europa, las heridas no sanan de un día para el otro. Alemania no está proponiendo que la Unión Europea sea más independiente y sea capaz de cuidarse por sí misma por Trump, sino que el problema es la inestabilidad de los Estados Unidos. La polarización en este país permitirá que nuevos personajes como el actual presidente lleguen a la Casa Blanca.

Por otro, Estados Unidos ya no es lo que era. En los últimos años quedó más que confirmada la multipolaridad de la arena internacional, al Beijing afianzarse como competidor. Las capacidades de Washington para imponer decisiones y soluciones se ha reducido, con lo cual, esta vez, deberá ser más consciente de sus limitaciones.

*Ezequiel Naidich es estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato di Tella.

SP/RJ
Autorizada la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni