Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Bob Dylan cambió su nombre por temor al antisemitismo

Bob Dylan, nacido Robert Zimmerman, explicó que eligió su famoso apodo debido al gran antisemitismo existente en la época y no como homenaje al escritor Dylan Thomas como antes era creído.

Eso explicó en una serie de entrevistas de 1971, hechas por su amigo Tony Glover a través de un intercambio de cartas, que recién ahora salieron a la luz al ser publicadas por la revista Rolling Stone.

En una de sus respuestas, pueden leerse las palabras del artista haciendo referencia a la amenaza del antisemitismo: “Mucha gente tiene la impresión de que los judíos son simplemente banqueros, comerciantes y vendedores de relojes. Otra piensa que los judíos tienen rabo, o que se van a comer a tus hijas y ese tipo de cosas. Mucha gente piensa así, y hay que enseñarles las cosas de manera diferente”.

Además, Dylan remarca como su cambio de nombre le permitió “asumir un papel con más carácter” dado a que la posibilidad de neutralizar las críticas antisemitas le dio la “libertad” para concentrarse en la música.

El mito de que su nombre estaba basado en el del escritor Dylan Thomas, ya había comenzado a deshacerse por sus declaraciones en una entrevista de hace algunos años: “No he leído demasiado de Dylan Thomas. No es que me viniera la inspiración leyendo una de sus poesías y me cambiara el apellido por Dylan. Si yo creyera que es tan grande, hubiera cantado sus poemas, y por la misma razón me hubiera podido cambiar el nombre por Thomas”. De igual modo, en estas cartas se develó por primera vez la razón verdadera detrás de su elección de nombre: “Sonaba como el nombre de un rey escocés y me gustaba. Reflejaba mi identidad. Luego tuve la intención de cambiarlo a Robert Allyn. Al toparme con un saxofonista llamado David Allyn. Sospeché que en realidad se apellidaba Allen, y que lo habría cambiado por Ayn porque resultaba más exótico e inescrutable. Yo haría lo mismo”. Por eso explica, que pensó que Allyn sonaba parecido a Dylan, con la diferencia de que la D le daba “más fuerza”.

Teniendo el nuevo apellido, su elección de nombre fue casi automática: “Al llegar a la ciudad de Saint Paul, Minessota, cuando me preguntaron quien era, contesté de forma espontánea: ‘Bob Dylan’. No habría funcionado si hubiera cambiado el nombre a Bob Levy o Bob Johnston o Bob Donut. Tenía que haber algo especial para llevarlo a esa dimensión adicional”.

Por TP/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni