-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Quien salva a una persona, salva al mundo entero "   

Houdini: El escapista hijo de un rabino

Harry Houdini (su verdadero nombre era Erik Weisz) el famoso artista del escape,mago, ilusionista y destructor de sesiones espiritistas, también estaba intensamente orgulloso de su judaísmo.”Es sorprendente cuántos hijos de rabinos judíos hay en el escenario”,afirmó en 1918, hablando sobre la Asociación Benéfica Teatral de los Hijos de Rabinos, que fundó junto con varios amigos judíos como el gran Al Jolson,protagonista de la primera película sonora de la historia del cine e Irving Berlin famoso pianista y compositor(entre otros), como un esfuerzo filantrópico,destinado a recaudar fondos para la Cruz Roja y otras entidades de ayuda a gente necesitada.

En 1918, Houdini ya se codeaba con los grandes personajes del cine y el teatro, habiéndose establecido como un mago renovador en la década de 1890 trabajando en el mundo del espectáculo. El ascenso del mago judío eventualmente conduciría a una percepción común de que los judíos tenían una afinidad natural por esta habilidad “sobrenatural”.
Los principales magos estadounidenses fueron de origen judío, según publicó el periódico The Forward, el 9 de septiembre de 1928.

Houdini sabía desde temprana edad cómo la realidad y la verdad podían ser manipuladas, debido en gran parte al hecho de que su padre le impartió estudios rabínicos y talmúdicos al joven Erik Weisz.

El escepticismo de Harry sobre cualquier cosa mística se desarrolló mientras observaba a su padre, el rabino Mayer Samuel Weisz, realizar sus sermones cuando Harry era un niño. Para Houdini tenía sentido que los judíos se sintieran atraídos por el arte de la magia. Después de todo, los judíos habían estado actuando desde los tiempos bíblicos, cuando Moisés y Aarón cautivaron a grandes audiencias con sus actos místicos en Egipto.

La ira de Harry Houdini hacia los espiritistas ,trabajadores milagrosos, y médiums que se aprovechaban de personas vulnerables influyó directamente en las ilusiones que realizó frente a su audiencia. A menudo reveló los trucos y mentiras de esos falsos mediums, como parte de su espectáculo. La misión de Houdini de exponer a los charlatanes causó que la ira antisemita apareciera en su camino, ya que los espiritistas y médiums que expuso usaron su judaísmo contra él. Sus adversarios lo llamaron por sus nombres originales y afirmaron que sus raíces judías lo hicieron antiamericano.

Ni siquiera la muerte pudo detener a Harry Houdini.

Continuó desacreditando a los médiums incluso después de su muerte el 31 de octubre de 1926, a través de su esposa, Bess Houdini. En el décimo aniversario de su muerte en 1936, se realizó una sesión espiritista, con el objetivo de traer a Harry de regreso para que Bess pudiera hablar con él. Igualmente escéptica, comentó: “El mensaje nunca ha sido recibido”.
Bess nunca asistió a más sesiones espiritistas. Harry Houdini fue un orgulloso judío durante toda su vida y dejó en claro que era hijo del rabino Samuel Weisz.

Fuente: Personalidades Judías de Todos los Tiempos.

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.