Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Sobrevivientes del holocausto en Israel: “No nos están dando lo que necesitamos”

Miles de sobrevivientes de la shoá que viven en Israel están en situación de pobreza y necesitan una ayuda diaria para poder comprar alimentos. La situación se agrava con la llegada de las fiestas.

Una organización benéfica de ayuda a víctimas de la Shoa señala que son más de 100 mil las personas que necesitan de ayuda para sobrevivir en Israel.

Mientras Israel se prepara para un segundo bloqueo, causado por la pandemia global que acecha al mundo, y trae grandes consecuencias económicas, mucha gente mayor teme que las nuevas restricciones sólo logren posicionar sus vidas en una situación aún peor, ya que estaban en una situación vulnerable aun antes del bloqueo.

Este lunes, el Comité de Control del Estado de la Knesset, presidido por el parlamentario de Yesh Atid, Ofer Shelah, realizó una audiencia especial para ayudar a los sobrevivientes del Holocausto de Israel durante el próximo bloqueo y las vacaciones venideras.

Una de estas personas mayores, es Volodymyr Kantorovich, un sobreviviente del Holocausto de 84 años de Beit Shemesh (ciudad distrito de Jerusalem). Durante la guerra, estuvo en Volgogrado (Rusia), donde lamentablemente perdió a la mayoría de su familia.

Hoy en día debe vivir en una sola habitación en la casa de su hija ya que no es capaz de cubrir los costos para vivir de manera independiente. Kantorovich comentó que vive en la casa de su hijo “por mi situación financiera, es más fácil si vivimos juntos”.

Algunos años atrás, contrajo malaria, lo que afectó su salud hasta el día de hoy.
Kantorovich trabajó 20 años en Israel, pero su pensión es menor a 1700 shekels, que representan unos u$d 500 aproximadamente. Suma otros 2,000 shekels por el seguro nacional y 200 shekels simbólicos que le envían desde Rusia.

Con tan pocas ganancias, tiene que pagar la renta, el agua, la electricidad y los impuestos municipales.
“Me entristece pensar que no puedo hacer viajes o ir al teatro. Me lastima no ser capaz de ayudar financieramente a mi hija”, dice.

“A pensar de ser un adulto, tengo que pedir ayuda. Trabajé toda mi vida, pero no podría conseguir una pensión apropiada para vivir sin la ayuda de mi hija.”

Miles de personas mayores sobrevivientes de la Shoá viven en condiciones vulnerables en Israel, necesitan ayuda para sus comidas diarias, especialmente en épocas altas días festivos.

Otros sobrevivientes son Aliyah Vorenczyk, de 91 años, junto con su esposa Sofia. Que también se encuentran en una situación de necesidad económica; para ellos, hasta es difícil comprar los medicamentos que necesitan. Viven en un apartamento de un ambiente y medio.

“Durante la guerra, no teníamos nada para comer”, dijo Vorenczyk. “Pero ahora también es difícil conseguir dinero para comprar en los mercados”.

Cada mes debe pagar 300 shekels en medicamentos, ya que su compañera de vida tiene dificultades visuales y auditivas. Ella, en realidad, necesita un audífono y anteojos pero no pueden comprarlos.
“Ella se rompió las piernas y no puede caminar. Si hubiéramos tenido una silla de ruedas, hubiera podido salir afuera.”

Vorenczyk dijo que cada día se vuelve más complicado, tanto para encontrar algo para comer como para vestirse. “Israel no nos está dando lo que necesitamos”, dijo.
“La ayuda alimentaria es como su suministro de oxígeno”, señaló Chasdei Naomi, una organización benéfica que ayuda a más de 5.000 ancianos y sobrevivientes del Holocausto.

“Este año se transformó en el más difícil que hemos visto. La clase media se volvió pobre y los pobres se volvieron incluso más pobres. Así que estamos ayudando a más de 100.000 israelíes y trabajando duro para llegar a cada uno de ellos.”
“Mientras nos preparamos frenéticamente para el bloqueo, no debemos abandonar a aquellos con quienes tenemos el más alto deber moral”, dijo Shelah, refiriéndose a los sobrevivientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni