Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Récord: Israel registra más de 4 mil casos de coronavirus en las últimas 24 horas

En las últimas 24 horas se registraron 4038 nuevos contagios de coronavirus, según informó el Ministerio de Salud israelí mientras se preparan para semanas de bloqueos y restricciones para frenar la propagación del virus.

El número total de casos desde que comenzó la pandemia ya superó los 146 mil, de los cuales más de 111 mil se han recuperado. Actualmente, hay más de 33 mil casos activos y ya se han lamentado más de mil fallecidos. Las tasas de pruebas también fueron altas, con más de 47 mil realizadas el último dia, con un 8.8% de resultados positivos.

A medida que el número de casos de virus se disparó, los ministros votaron para imponer un bloqueo total en todo el país a partir de la próxima semana antes del período de vacaciones de otoño. El cierre se llevará a cabo en tres etapas, según un comunicado de la Oficina del Primer Ministro y el Ministerio de Salud. Las fechas específicas para cada etapa no han sido anunciadas y la implementación de la segunda y tercera rondas de restricciones dependerá del resultado de la etapa anterior.

Los medios hebreos dijeron que la primera etapa probablemente entrará en vigencia poco antes del inicio de Rosh Hashaná, el 18 de septiembre, la segunda fase alrededor del 1 de octubre y la última alrededor del 15 de octubre.

La primera fase de restricciones será la más severa, pero las reglas luego se relajarán si los niveles de morbilidad disminuyen. El gabinete de coronavirus aprobó el esquema y el domingo se llevará a cabo una votación completa.

En la primera etapa de las restricciones, el movimiento de los israelíes se limitará a 500 metros de sus hogares. El sistema educativo estará cerrado, excepto para educación especial. Los estudiantes de quinto grado y superiores aprenderán de forma remota durante el período de vacaciones. Las empresas y el sector público se cerrarán en la primera fase, excepto los servicios esenciales, incluidos supermercados y farmacias. Se permitirán algunas oraciones públicas, pero los detalles aún no se han acordado. Los restaurantes estarán cerrados, excepto para la entrega. Las actividades relacionadas con el ocio, el entretenimiento, la recreación y el turismo estarán prohibidas.

En la segunda fase, no se permitirá el tránsito entre ciudades. Las reuniones al aire libre tendrán un límite de 20 personas y las reuniones en interiores a las 10. Los restaurantes permanecerán cerrados, excepto para las entregas, y las actividades de ocio y entretenimiento y los centros comerciales permanecerán cerrados. Los lugares comerciales no podrán recibir clientes. Las escuelas permanecerán cerradas. La renovación de los estudios presenciales se revisará después de las vacaciones de Sucot a principios de octubre.

El sector público operará en un “formato de emergencia” y las empresas privadas, incluidas las oficinas y las fábricas, se limitarán a un 30-50% de la capacidad de los trabajadores y no se les permitirá recibir clientes. Cualquiera que pueda trabajar desde casa debe hacerlo.

En la tercera y última fase, el gobierno impondrá el plan de “semáforo” propuesto por Ronni Gamzu, que aborda cada ciudad y pueblo en función de su tasa de morbilidad.

El plan está destinado a diferenciar entre los lugares en función de sus respectivas tasas de infección por coronavirus, con lugares “rojos” sujetos a las restricciones más estrictas, seguidos de “naranja”, “amarillo” y “verde”, y este último disfruta de las reglas más flexibles con respecto a multitudes en espacios interiores y exteriores.

Los funcionarios realizarán una evaluación de la situación al final de cada fase antes de seguir adelante, para confirmar una disminución de la morbilidad y permitir que el país entre en la siguiente fase.

El Ministerio de Finanzas, la Oficina del Primer Ministro y el jefe del Consejo Económico Nacional crearán una “red de seguridad económica” para los propietarios de empresas y el público que se espera que experimenten dificultades económicas durante el cierre.

La votación ministerial inicial sobre el nuevo plan se produjo en medio de las crecientes preocupaciones de que el sistema de salud de Israel se vea abrumado por la afluencia de pacientes gravemente enfermos.

Gamzu dijo a los ministros el jueves que espera que las inminentes medidas generalizadas reduzcan el número de casos diarios de sus actuales 3 mil a 600-700 infecciones, el nivel aproximado que Israel estaba en el punto álgido de la primera ola de la pandemia.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni