Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Tras las huellas de Hezbollah

El 18 de agosto el Tribunal Especial para el Líbano, con asiento en la ciudad de La Haya, pronunciará la sentencia en relación al magnicidio de Rafik al Hariri, quién fuera 1er. ministro, hecho ocurrido el 14 de febrero de 2005, y por el cual fueron juzgados en ausencia, Salim Jamil Ayyash, Hussein Hassan Oneissi, Assad Hassan Sabra y Mustafa Amine Badreddine, todos ciudadanos libaneses y miembros de la organización política, militar y terrorista Hezbollah, cuyo Secretario Gral. y líder Hassan Nasrallah, se negó a entregar a la Justicia.

El veredicto del citado Tribunal Penal Internacional iba a ser conocido el pasado viernes 7 del actual, pero ante lo ocurrido el día 4 de este mes en el puerto de Beirut, fue pospuesto, aunque gran parte de la población libanesa y también de la comunidad internacional, considera el desbastador evento producto de la corrupción endémica del actual y anteriores gobiernos libaneses y como consecuencia de una crisis que esta llevando al Líbano a ser un Estado Fallido, donde desde la década de los años 80 del siglo pasado ha ido constituyendo un Estado de facto, la organización híbrida, como la califica el Profesor Eli Karmon, Hezbollah.

¿Pero como se fue dando este fenómeno?, es una pregunta que me propongo más que responder, describir el origen y evolución de Hezbollah, para que se pueda tomar una real visión de lo que es, como se estructura y que representa no sólo para el castigado Líbano, sino para la región y a nivel global.

Como lo señalé, en la década de los 80 del siglo XX, y como uno de los primeros pasos de visión geopolítica de una recién creada teocracia, la República Islámica de Irán, decidió reunir a los distintos grupos chiitas del Líbano en uno solo, en un contexto de la guerra civil en ese país, en el que los musulmanes chiitas intentaron hacerse del poder político y económico por vez primera.

También surgió como resistencia a la presencia de Israel en suelo libanés, aunque en un principio, para Jerusalén, constituía una fuerza que podía desmantelar a la OLP, pero que evidentemente se fue robusteciendo hasta constituir una estructura orgánica años después, un período que podemos ubicar entre 1982 y 1985, donde muchos de los fundadores de Hezbollah pertenecían al grupo Amal, brazo militar de un partido político libanés fundado por el clérigo chiita Musa al Sadr, quién desapareció en 1978 en Libia, pero cuyo legado era mejorar la situación de la comunidad chiita libanesa y la lucha contra Israel.

Tras la muerte de Sadr, muchos chiitas se sintieron traicionados por quién lideraba Amal, Nabi Berri, hoy Jefe de la bancada chiita en el parlamento libanés y títere de Nasrallah, en aquel entonces buscaba una solución política con Israel, y es por estas política moderadas que miembros de aquella colectividad se unieron a grupos radicales como, la Unión de Estudiantes Musulmanes y al partido Dawa del Líbano entre otros y se estableció así una milicia local que giraba en torno a dos poderosos clanes, los Hamadis y los Musawis, y todos coincidían en una visión estratégica, la creación de un Estado Islámico en el Líbano.

En este período de conformación de Hezbollah, el rol del partido político Dawa fue central para la consolidación de aquel y factor por el que se fueron adhiriendo otros grupos chiitas, y otro factor para la formación de un movimiento revolucionario y yihadista, fue el ayatollah Mohamad Hussein Fadlalá, que luego sería el guía espiritual de Hezbollah, y finalmente la Fuerza Al Quds iraní, con su actividad desplegada desde las embajadas de Irán en Beirut y Damasco.

El rol de Irán toma un rol decisivo al enviar a cerca de 1.500 instructores de la Guardia Revolucionaria que constituyeron las primeras bases en el Valle del Beca, materializando así su visión de exportar la revolución islamista radical chiita.

Ya para 1985, Hezbollah tiene su plataforma ideológica, la que reconoce y ratifica la vanguardia del régimen de Teherán y acepta el liderazgo único y erudito representado por Waliyat el Faquir y personificado por el ayatollah Khomeini, por lo cual, se podría tomar a partir entonces, la identificación de Hezbollah como representante y fuerza armada de Irán, que desde entonces y hasta el presente, ha provisto ayuda financiera, logística y armamentística a la mencionada organización terrorista, al mismo tiempo que Teherán hacía lo propio con el régimen del entonces pte. sirio Hafez al Assad y se afirmaba la vinculación de Damasco con Hezbollah bajo el patrocinio y padrinazgo de Irán, que se verá reflejado años después, 2004, cuando el ministro de Defensa iraní, Ali Shamjani, rubrica un Memorando de Entendimiento con Siria que pone bajo protección de Teherán tanto a Hezbollah como al gobierno sirio contra toda acción de los EE.UU. e Israel.

Esta alianza entre el grupo terrorista libanés y el régimen sirio también se ha visto reflejada en ocasión de la retirada de las tropas sirias del Líbano, 2005, tras el asesinato de Rafik Hariri, al declarar la Secretaria Gral. de Hezbollah su irrenunciable apoyo y reconocimiento a Siria.

Pero retomando los orígenes y evolución de Hezbollah, ya en 1985, fija sus principales objetivos:
1) la expulsión del Líbano de las fuerzas colonialistas, en referencia a los EE.UU., Israel, Francia y sus aliados
2) Juzgar a los líderes cristianos maronitas o falangistas por crímenes contra la comunidad musulmana, y
3) Instaurar un régimen islámico como única forma de gobierno para impedir la injerencia imperialista.

Una muestra de este último objetivo, se ve reflejado a partir de 1987 en la región del Valle del Beca donde se instituye un control social estricto bajo la Ley Islámica.

Ya en estos primeros años, Hezbollah cuenta con un extensa red global que se sostiene tanto operacional como logísticamente a través del apoyo de la diáspora chiita, y que se puede ver como en la década de los años 90 se expande y actúa en Europa y América Latina, una prueba lamentable de esto, son los atentados en Buenos Aires, la embajada de Israel en 1992 y a la AMIA en 1994.

El ala responsable de estas operaciones en el exterior es conocida como Equipo de Seguridad Especial u Organización de Seguridad Exterior, fundada en 1983 en ocasión en que el líder Imad Munihge viajó a Irán.

Hezbollah fue así estructurándose orgánicamente, con el Majlis al Shura o Consejo Consultivo, que tiene poder de decisión y dirige consejos subordinados, y junto al Secretario General, delinea las normas y el accionar del partido en función de una estrategia general y tomando las decisiones políticas. Es precisamente, el Secretario Gral. Hassan Nasrallah, quién preside el Consejo Shura y ejerce el liderzazo de la organización, bajo la autoridad suprema del ayatollah Alí Jamenei, líder supremo de Irán.

Por su parte, cinco consejos subordinados llevan a cabo actividades en los campos de la política, militar o yihad, parlamentario, ejecutivo y judicial. Es así, que el Consejo Ejecutivo se ocupa de coordinar los asuntos educativos, culturales, sociales, en el caso de Consejo Político, se ocupa de las relaciones con otras fuerzas políticas en el Líbano, organiza la información pública y la propaganda, por el caso controlando las emisoras de radio de Hezbollah y el canal de televisión Al Manar. En cuanto al Consejo Parlamentario, coordina la actividades en el parlamento libanés y elabora proyectos legislativos, mientras que el Consejo Militar o Consejo Yihad, se ocupa de las acciones de resistencia, es responsable de la actividad militar, de las operaciones encubiertas tanto en el ámbito libanés como en el exterior, supervisa el reclutamiento, el entrenamiento, el equipamiento y cualquier otra actividad relacionado con lo militar.

De este Consejo Yihad dependen unidades que se encargan de la seguridad interna y externa, de inteligencia y desde el 2000 una unidad de contrainteligencia, y los operativos tanto de la milicia como de las células terroristas responde a este Consejo, uno de cuyos jefes fue el mencionado al principio de la columna como uno de los responsables del asesinato de Rafik Hariri, me refiero a Mustafa Badreddine quién fue muerto en acción en el marco de la guerra civil siria en el 2016, como así también, Imad Munijeh fue líder militar de la organización.

Dentro del Consejo Yihad, esta el Depto. de Servicios Exteriores, que es responsable de crear empresas y/o grupos fachada, coordinar las actividades de las comunidades chiitas en otras países, del aparato de propaganda al exterior, de financiamiento y coordinación de actividades terroristas y nexos con el Crimen Organizado.

En esta apretada síntesis, podemos apreciar como la organización político, militar y terrorista Hezbollah o Partido de Dios, con su sofisticada y compleja estructura, se ha convertido en un actor dominante en la política, la economía y la sociedad del Líbano, con un potencial militar más importante que las propias FF.AA. libanesas, en Estado dentro del Líbano, como de su subordinación y alianza estratégica con la República Islámica de Irán y en un aliado del régimen autoritario de Bashar al Assad, es si duda la organización terrorista más poderosa a nivel global con una relación simbiótica con diferentes ramas del Crimen Organizado, en particular en lo que hace al narcotráfico, tráfico de armas y explosivos, fraude cibernético y falsificación de documentos y sin embargo, hay algunos países que aún no reconocen, ni clasifican al Partido de Dios, como organización terrorista, o que mantienen un doble Standard, separando la rama política de la militar y terrorista, o el caso de otros países afines con la visión geopolítica iraní que le brindan apoyo y espacio para actuar como el caso de la Venezuela de Nicolás Maduro, y np olvidemos que aquí en nuestro país, donde sufrimos dos atentados terroristas, tardó más de dos décadas en ratificar el listado de organizaciones terrorista de la ONU y reconocer a Hezbollah como tal, y sin embargo hay algunos funcionarios y personalidades del ámbito nacional que se resisten a ello, al igual que tratar la ley que prevea la creación del instituto del Juicio en Ausencia, única posibilidad desde mi punto de vista de obtener Justicia en relación al atentado a la AMIA, por eso mi reflexión final de la columna de hoy es, que desde el Líbano a la Argentina, están las huellas sangrientas del Partido de Dios, Hezbollah.

Por el profesor Luis Fuensalida.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

1 Comentario

  • Rubén Hojman
    Rubén Hojman

    Tras las huellas de Hezbollah
    …”aunque gran parte de la población libanesa y también de la comunidad internacional, considera el desbastador evento”…

    desbastador 1. m. Herramienta que sirve para desbastar

    devastador, ra 1. adj. Que devasta. U. t. c.
    devastación 1. f. Acción y efecto de devastar.
    devastar 1. tr. Destruir un territorio, arrasando sus edificios y asolando sus campos. 2. tr. destruir (‖ reducir a pedazos o a cenizas).

    Los artículos de Radio Jai merecen mayor cuidado. Saludos.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni