Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Irán descubre al autor de la explosión en la planta nuclear de Natanz

Las autoridades iraníes afirman tener al sospechoso que causó una explosión en una planta de centrifugado en el sitio nuclear de Natanz a principios de este mes. La explosión, que había sido atribuida a Israel, dañó una planta avanzada de desarrollo y ensamblaje de centrifugadoras.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica ha concluido que el instigador de la explosión fue Ershad Karimi, un contratista del sitio, dueño de una empresa que suministra equipos de medición de precisión.

“Ershad Karimi, que fue un contratista durante muchos años y responsable del lanzamiento del curso de enriquecimiento de uranio en la planta nuclear de Natanz, es la persona involucrada en el bombardeo”, dijo el informe. “Ershad Karimi detonó la sala de centrifugado con su equipo y causó grandes daños a la industria nuclear del país, así como al prestigio del sistema”.

Un legislador iraní dijo que la explosión fue causada por una “brecha de seguridad” y un miembro del Comité de Seguridad Nacional del Parlamento iraní, descartó como causa de la explosión “un ataque al complejo por un objeto externo”, pareciendo negar la posibilidad de un ataque con misiles o un ataque aéreo.

La explosión fue muy probablemente el resultado de una bomba colocada en las instalaciones, potencialmente en una línea de gas estratégica. El informe no descartaba la posibilidad de que un ciberataque fuera usado para causar un mal funcionamiento que condujera a la explosión.

Los funcionarios de inteligencia que evaluaron los daños en la instalación de la centrífuga de Natanz dijeron que creían que podría haber retrasado el programa nuclear iraní hasta dos años.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni