Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Génesis

Mucha gente usa el termino “la mujer fue creada para ayudar al hombre” interpretado de Génesis cuando nos relata sobre la creación del ser humano. La gente suele creer que había un hombre caminando por el paraíso y cierto día Dios decidió crear de su costilla una mujer .
El judaísmo ve esa teoría un poco diferente basándose en las fuentes.

De acuerdo a lo escrito en Génesis, el sexto día de la creación Dios hizo al ser humano dividido en dos sexos “zajar venekeva bara otam”, es decir, los creo masculino y femenino al mismo tiempo según Génesis 1:27. Mas adelante nos relatará que ese individuo sufría de soledad y necesitaba un compañero “ezer kenegdo” (Génesis 2:18).
Según el judaísmo el primer ser humano no era hombre o mujer, era ambas cosas. Un ser vivo, un solo cuerpo pero con dos facetas, una de cada lado. El judaísmo incluso le atribuyo a ese ser vivo un nombre: Andrógino.

Cuando Dios vio su creación dijo “no es bueno que el ser humano viva solo, le creare una compañía” es decir, vio a ese ser con dos rostros, dos sexos … entendió cuan terrible y dolorosa es la soledad y decidió separarlo. La Torá en Hebreo usa el verbo serrar (lenaser) es decir los corta con una especie de sierra y así nacen dos personas, una masculina y otra femenina.

La palabra costilla (tzela) es usada en la Torá con otro sentido, la mayoría de las veces para describir un lado o una pared, por ejemplo se usa el término “tzela mishkan” (el lateral del santuario).
Tomar una “tzela” vendría a ser separar al ser humano en dos partes, una parte masculina y otra femenina y si el individuo estaba solitario necesitaba compañía … la recibió.
La mujer no nació para ayudar al hombre ni el hombre nació para ayudar a la mujer, no fue esa la intención de la Torá cuando relato este capítulo, su intención fue sobresaltar la ventaja de vivir en pareja a vivir solo y la de procrearse.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni