-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Venezuela se encuentra aislada financiera y políticamente de otros países”

Para diciembre de 2019, la economía venezolana ya acumulaba 24 trimestres consecutivos de contracción. Son aproximadamente unos U$D 89 mil millones de dólares en términos de producto bruto interno. La llegada del coronavirus marcó una enorme caída sumada a la recesión que el país ya afrontaba. El economista venezolano Leonardo Buniak analiza la situación política y económica y la crisis que transita el país.

La economía venezolana es más pequeña que la de República Dominicana, Ecuador o Guatemala, comparándolo con economías relativamente pequeñas de América Latina. Con la pandemia, el mercado de bienes y servicios se ha reducido al mínimo. “Hablamos casi de 67 puntos de caída en el PBI en los últimos seis años con una contracción puntual de 35% en el año 2019, y todo en medio de un ciclo hiperinflacionario”, explica el especialista.

“Las expectativas económicas regionales en América Latina son negativas para este año”, asegura y agrega que “todo cambio en diciembre del año pasado cuando esperábamos un crecimiento de la actividad económica de Latinoamérica”.

El economista, que además se desempeña como calificador de riesgo bancario, consideró que la recepción de Venezuela del covid-19 se puede dividir en tres etapas: Una primera de cuarentena, una segunda de apertura y más adelante, para el invierno-primavera de 2021, una etapa teórica de recuperación con crecimiento positivo. Y aclara que “esto no va a pasar en todos los sectores económicos ni para todos por igual”.

En la primera etapa, para la búsqueda por aplanar la curva, hubo que cerrar más la economía: “Las empresas no van a producir ni vender, entonces la economía se contrae más. Es aquí donde el gobierno deberá gozar de una capacidad económica para poder formular políticas anti cíclicas para atenuar los impactos de la recesión económica. Esto es válido para las economías desarrolladas o subdesarrolladas, pero Venezuela está al final de esos países ya que no tiene acceso a los mercados financieros internacionales ni al préstamo de organismos internacionales. Venezuela se encuentra aislada financiera y políticamente de otros países, lo que complica la situación”, explica.

“Hoy en Venezuela pasamos de una crisis humanitaria a una verdadera catástrofe humanitaria, porque el gobierno no cuenta con los recursos para atenuar el impacto de la crisis”, asegura y plantea que es muy difícil confiar en las cifras que da el gobierno tanto económicas como políticas y sanitarias. “Sobre todo porque una de las características de la economía venezolana es que entró en lo que se conoce como secretismo soviético”, asegura.

El Banco Central de Venezuela publicó el cierre del año 2019 asegurando que la economía venezolana acumula en los últimos cinco años una contracción del 57%. Muchos economistas dicen que eso está subestimado y que la caída es de casi del 70%. “La economía venezolana, por más que el gobierno ha intentado esconder las cifras, revela un proceso contractivo extremadamente importante junto con la hiperinflación, que lleva a la economía a unos niveles de depresión”, asegura.

Para finalizar Buniak asegura que lo que más le preocupa en Venezuela, es que tiene una economía mono productora, mono exportadora y mono dependiente del petróleo. “Hoy prácticamente Venezuela no está exportando crudo, y el precio está muy bajo para el país y mucho tiene que ver con la calidad del producto. Es un país que tiene las mayores reservas del mundo pero no tiene gasolina, tiene que importarla de Irán”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni