-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“El tiempo que pasa, la verdad que huye”

El letrado Manuel Romero Victorica, ex abogado de las hijas del fiscal Alberto Nisman, mantiene su postura desde el primer día en que fue llamado para defender a las hijas Nisman y da cuenta que hay algunos elementos claves que aseguran que el fiscal fue asesinado. Con la aparición de un nuevo testimonio, brindado por el programa de televisión israelí Uvda, en una entrevista exclusiva entre la periodista Ilana Dayan y el ex espía del Mossad, Uzi Shaya, nuevos materiales podrían ser incorporados a la causa tanto del asesinato del fiscal como del Memorandum con Irán y su vinculación con la ex presidenta Cristina Fernández.

En diálogo con Radio Jai, Romero Victorica comentó que las palabras de Shaya, las tomó como las toma cualquier abogado o investigador, como una prueba más de las tantas que se han incorporado a esta larga investigación. Lo primero que deberá hacer la fiscalía, a cargo del Dr. Eduardo Taiano, será incorporarlo al expediente, sino estos testimonios quedarán solo dentro de un marco televisivo. La validez estará dada si se le da un marco de legalidad, que se adapte a la legislación de Argentina, cumpliendo los procedimientos que hagan al debido proceso y al derecho de defensa en juicio. Para esto, deberán tomarle declaración a Shaya de algún modo.

“La declaración importante que tendría que hacer a mi juicio el fiscal Taiano es la del espía israelí. La periodista no sé si es trascendente porque ella lo único que hace es preguntar e informarse, de la información que tiene un tercero, la cual es realmente la que vale”, enuncia el abogado.

“Lo ideal sería que viniera al país y si no que se traslade el fiscal argentino, o hacerlo por alguna plataforma digital”. Respecto de esta última posibilidad, de la cual Romero Victorica no confía demasiado, vale la pena hacer un paréntesis y explicar la razón, ya que muchas veces es mencionada y analizada su función y operatividad.

En cuanto a los procesos de indagatorias en casos con vinculación internacional, muchas veces se critica  por qué no hacerlo a través de una videollamada o por cualquiera de las herramientas digitales existentes (hoy más en boga que nunca a causa de las cuarentenas en el mundo), sin embargo, Victorica remarca que no es lo mismo, ya que uno ve al interrogado; pero este tranquilamente podría estar recibiendo ayuda desde “donde no se ve”, fuera del campo de la pantalla, por ejemplo alguien que escuche la pregunta del interrogador y paralelamente lo asesore al interrogado haciéndole señas pertinentes acerca de que responder.

¿Por qué ahora? Esta pregunta es la que primero le aparece en la mente del abogado y de gran parte de los que se topan con estas revelaciones ¿Por qué después de tanto tiempo? Victorica esboza una respuesta y argumenta sus hipótesis: “Hay que ver cómo es la ley de inteligencia israelí, cuáles son las obligaciones legales que tienen los agentes o exagentes del Mossad. Cuánto tiempo deben guardar un secreto profesional sobre información que obtuvieron durante su función. Recuerdo que cuando hablo Stiuso, hizo referencia a que los que trabajan en servicios de inteligencia o como espías, nunca dejan de serlo”.

La lógica -según el abogado- es que si Shaya le entregó un papel a Nisman con la información que da cuenta, es decir documentos que probarían cuentas de la entonces presidenta de la nación Cristina Fernández de Kirchner, provenientes de transferencias del gobierno de Irán, en cuentas bancarias secretas en Seychelles, Cayman y Chipre, al punto tal de decir que esa información es la que le causó la muerte al fiscal por haberse enterado, porque además la idea era justamente según cuenta Shaya, que Cristina supiera que tenia esa información… todo eso tiene que ser corroborado si no, queda todo en el aire como un cuento. “La idea es que deje de ser un cuento y pase a ser una prueba que se pueda utilizar en el expediente”, explica el exabogado de las hijas de Nisman.

Esta declaración del exespía, vincula los dos expedientes, las dos causas penales tanto del homicidio del fiscal Nisman como del Memorándum de entendimiento Argentina-Irán. Puede ser investigada por el fiscal Taiano en cuanto a si los hechos narrados por el exespía del Mossad, tuvieron o no un vínculo con el homicidio del fiscal Nisman, y también por el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, quien quedó designado por sorteo para hacerse cargo del juzgado federal en lo criminal y correccional Nº 11, que presidía Claudio Bonadio, fallecido hace algunos meses y quien estaba a cargo inicialmente de la causa del Memorandum. A partir de esto, se podría abrir una linea de investigación distinta porque al no estar Nisman, queda un vacío respecto de lo que iba a decir ese lunes fatídico, ante la Comisión de Diputados que lo había convocado, para explicar la trascendencia de su denuncia.

El papel clave de Lagomarsino

Romero Victorica apuntó -y continúa  haciéndolo aún hoy- al papel que juega Diego Lagomarsino en el asesinato del fiscal. El imputado, como integrante del plan criminal, como lo llamó el fiscal Taiano, ha apelado todo lo apelable, ha planteado la nulidad a todo lo anulable y ha recusado a cuanto perito ha podido -critica el abogado-.

Diego Lagomarsino

Hace muy poco se dio a conocer que la Cámara de Casación dijo que se lleve adelante un peritaje sobre computadoras y teléfonos secuestrados a Lagomarsino. “Recién ahora, cinco años después”, lamenta Victorica, y agrega su aceptación a que Lagomarsino tiene el derecho de la doble instancia, pero no de la “triple o cuádruple instancia”, ante cada piedra que el imputado pone. “Si dice la verdad ¿cuál es el problema que le periten su teléfono?” se pregunta Romero Victorica y afirma vehementemente que el relato de Lagomarsino es pueril, inverosímil y no cierra desde ningún punto de vista.

La Cámara de Apelaciones amplió la posibilidad de investigar todos los llamados vinculados, no solo al teléfono celular o de línea del fiscal Nisman,  sino a todos los denunciados, analizando el entrecruzamiento entre los actores. La presidenta Cristina Fernández, el fallecido canciller Hector Timerman, el líder piquetero Luis D´Elia, Jorge Yussuf Khalil (mencionado como un negociador secreto entre los gobiernos de Argentina e Irán), Allan Bogado (ex espía de la SIDE), Fernando Esteche (líder del grupo Quebracho), además de los teléfonos de los integrantes del servicio de inteligencia, quienes también podrían estar vinculados a los hechos que figuran en la causa por distintos testimonios. Hay que destacar que, por la zona del asesinato del fiscal, las antenas telefónicas están muy cerca entre ellas, las del Le Parc (donde residía Nisman), la de la ex SIDE y la de la Casa de Gobierno, con lo cual hay cerca de cuatro mil líneas que tienen que investigar, considerando que la Argentina no cuenta con una tecnología avanzada como para hacerlo.

El tiempo, el enemigo principal de la justicia argentina

“Me acuerdo que lo pusimos en diciembre de 2015: ‘El tiempo que pasa, la verdad que huye’. Va pasando el tiempo, y exceptuando a algunas personas, el resto de las cosas se van olvidando, más en este país, donde parece que la memoria o es muy selectiva o pasan tantas cosas que uno se va ocupando del tema de actualidad”.

Nisman, cinco años después: cuál es el estado de la causa que ...

De todos modos, si bien el tiempo es enemigo de las respuestas, Victorica quiere dejar en claro el valor de los últimos testimonios brindados por el espía del Mossad: “No hay que engañarse pensando que un elemento de prueba cambia toda una causa. Una causa es todo un conjunto de un cuadro probatorio que se va dando con el tiempo,  y con el avance de la investigación. Más allá  de que siempre sostuve que acá hay un abc en esta investigación que es incuestionable”.

Este abc del cual el abogado da cuenta, hace referencia a dos pruebas claves del asesinato, una de la cual confirma y reafirma a la otra: “En la mano del fiscal Nisman no había residuos de disparos. Se hicieron las pericias y dio que no había la fusión de bario, plomo y antimonio, que es lo que llamamos pólvora. Y a su vez, se hizo una pericia sobre el arma que se secuestró en el departamento de  Le Parc en cuatro oportunidades, y se determinó que ese arma calibre 22 cada vez que se disparó, dejó cientos de micrones de la fusión de residuos de disparo. Quien la entregó (Lagomarsino) dijo que era suya, además de que el peritaje confirmó que por allí salió el proyectil y que además fue extraído del cráneo del fiscal Nisman y que es el arma que le dio muerte”. Entonces, si el arma deja residuo de disparo, y en la mano del fiscal no lo había, la mano del fiscal Nisman no disparó el arma y si no disparó él, la disparó un tercero. Entonces estamos frente a un homicidio -sentenció Manuel Romero Victorica.

Cada día que pasa, se hace más difícil que exista un esclarecimiento,  porque todo esto -considera el abogado- va a terminar en un juicio oral. “No le quiero transmitir pesimismo a nadie, pero el procedimiento nuestro hace que las causas sean muy extensas en el tiempo. Llevamos cinco años y estamos recién en la etapa sumarial. No quiero desilusionar a nadie, pero esto es lo que sucede con la Justicia”, concluyó.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

 

 

Caso Nisman: los errores de Viviana Fein, la fiscal que ahora admira Cristina Kirchner

“El Israelí no tiene dudas que a Nisman lo mataron”

“Nisman tenía todavía muchas más pruebas para aportar”

Alberto Nisman: 5 años de impunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni