-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Justicia, justicia perseguirás para que vivas. "   Deuteronomio

“Nisman tenía todavía muchas más pruebas para aportar”

“Esté Nisman o no esté Nisman, las pruebas están”, había adelantado el fiscal de la causa AMIA el 14 de enero de 2015, es decir, cuatro días antes de su muerte. La frase había sido pronunciada en el programa de televisión de TN “A Dos Voces” se dio en un contexto en el cual se refería a una presunta amenaza que habría llegado a manos de la procuradora General de aquella época, Alejandra Gils Carbó.

Quien conducía aquella emisión era el periodista Edgardo Alfano quien recordó en Radio Jai aquellos turbulentos días.

“Estábamos acostumbrados en la Argentina a que, quien hace es tipo de denuncias, en realidad lo que está haciendo es que se está protegiendo, pero a partir de la muerte de Nisman todo es completamente distinto”, analizó Alfano graficando como el asesinato del fiscal, modificó la vida política y judicial del país.

Si bien en algún momento de la entrevista, Alfano descreyó de algunas de las palabras de Nisman, el periodista expresó que el fiscal “estaba convencido de lo que estaba haciendo, de lo que estaba denunciando” y que esa carpeta llena de pruebas con la que había concurrido al programa de tv, no era la única información. “Él decía que tenía todavía muchas más pruebas para aportar”. “Nisman estaba convencido de la responsabilidad de la presidenta y tenía otro tipo de material para fundamentar que lo iba a aportar más adelante”.

“En el reportaje le pregunte por qué no dejo a Cristina para la segunda etapa y avanzaba con la denuncia contra todos, porque al ponerla a Cristina le iba a enturbiar toda su denuncia”, sin embargo, el fiscal, enceguecido por querer sacar a la luz la verdad hizo caso omiso a las palabras de Alfano: “Estaba convencido que tenía que ser todo junto, Cristina con Timerman y los representantes de la comunidad iraní, y con militantes Kirchneristas”.

Tanto Alfano como otros periodistas, tenían conocimientos generales de la denuncia porque la habia hecho pública pero no en forma particular porque el había llevado al programa, en su carpeta, la denuncia, pero eso no era todo. “Traía otros papeles adicionales que reforzaban todo lo que él venía diciendo”, manifestó Alfano.

En esa misma emisión, Alfano le consultó a Alberto Nisman si tenía alguna custodia y el fiscal, en su respuesta, destacó la actitud de Gils Carbó quien le habría ofrecido incrementar su seguridad.  Esto se debió a que estaba frente a una actuación “pasible de amenazas”. Pero el fiscal contesto que “con la que tenia le alcanzaba.

Las palabras de Alfano dan cuenta de no estar temeroso de su situación: “Él no estaba preocupado por el, estaba preocupado por sus hijas”.

El momento de la muerte de Nisman

“Estaba muy impactado, me despertaron a la madrugada diciéndome eso y la verdad que no lo podía creer”, expresó compungido el periodista recordando la fatídica noche.

Con los rumores iniciales y poca información, Alfano adscribió a la teoría del suicidio la cual se esfumo rápidamente de su mente a medida que recibía información. “Al principio, como todos, cuando aparecieron las primeras informaciones y el tema del disparo uno adhirió a la teoría del suicidio. Después cuando no aparece pólvora en las manos, ya entras a dudar de que haya sido así, entonces abrís las otras hipótesis”.

El papel y la presión pública, ha generado que, a cinco años de la muerte del fiscal, aún se siga mencionando y presionando para que la verdad sea descubierta. “Este es un tema que, solamente porque la sociedad lo mantiene en vilo y un sector de la justicia, se sigue investigando y se sigue llevando adelante, porque si fuese por otros sectores esto estaría totalmente congelado y olvidado, el tema de la muerte de Nisman sería archivado”.

Archivarlo significaría dejar el asesinato con la misma impunidad que Argentina ha adoptado, tristemente, en otros hechos trágicos de la historia. “Hoy miras para los tres lados: suicidio, suicidio inducido y asesinato y falta algo para cerrarlo”, explicó Edgardo Alfano.

Mas allá del caso Nisman, Argentina tiene una (o muchas) cuenta pendiente con la verdad, la memoria y la justicia, que espera algún día brindarle a la población: “Tenemos la causa por la muerte de Nisman y la causa por el memorándum pero no nos olvidemos de los dos atentados contra la embajada y contra la sede de la AMIA que todavía hace falta justicia, y hallar a los culpables y ponerlos tras las rejas”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más