-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Cómo responderá Hamás ante la anexión de Judea y Samaria

Mientras que los funcionarios de la Autoridad Palestina amenazan con renunciar a todos los acuerdos de cooperación con Israel si continúa con su plan de aplicar la soberanía a partes de Judea y Samaria, los dirigentes de Hamás sostienen que los palestinos deben responder intensificando las actividades de “resistencia” contra Israel y logrando la “unidad nacional”.

La Autoridad Palestina quiere que la comunidad internacional condene firmemente a Israel, mientras que Hamás habla de la necesidad de renovar la violencia en Judea y Samaria, y de poner fin a las divisiones con sus rivales en la facción gobernante de Al Fatah.

La Autoridad Palestina y Hamás han estado en disputas desde 2007, cuando el movimiento islamista tomó el control de la Franja de Gaza. Desde entonces, ambas partes han actuado como órganos de gobierno separados. Como resultado de esta disputa entre la Autoridad Palestinay Hamás, hay poca coordinación en la mayoría de las áreas, incluso en el ámbito político.

En las últimas semanas, la Autoridad Palestina ha llevado a cabo una campaña diplomática para reunir al mayor número posible de países contra el plan israelí previsto para el 1 de julio. La Autoridad Palestinatambién espera que varias instituciones internacionales, incluidos el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas, respalden la posición palestina contra el plan.

Al mismo tiempo, muchos palestinos siguen siendo escépticos ante las constantes amenazas del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, de renunciar a los acuerdos firmados con Israel.

El alto funcionario de Fatah, Azzam al-Ahmad, dijo el domingo que Abbas había formado un comité conjunto de la OLP y Fatah para examinar la respuesta de la Autoridad Palestinaal plan israelí. Algunos palestinos ven el comité como un intento de “enterrar” los desacuerdos en torno al plan y desviar la atención del hecho de que Abbas no ha cumplido sus repetidas amenazas.

Los funcionarios de la OLP y de Fatah que participaron en las reuniones de emergencia en Ramallah la semana pasada para discutir el plan de aplicar la ley israelí a partes de Judea y Samaria expresaron sus dudas de que Abbas llevara a cabo sus amenazas.

Los funcionarios señalaron que el liderazgo palestino no tiene cartas poderosas que puedan ser usadas contra Israel y la administración de los Estados Unidos.

Sin embargo, los funcionarios señalaron que los dirigentes palestinos pueden presentar una amplia oposición y condena internacional al plan israelí como un “importante logro diplomático” para los palestinos, que no requiere necesariamente que Abbas adopte medidas draconianas, como la terminación de los acuerdos con Israel.

Por otra parte, Hamás ya está indicando que las condenas internacionales y las resoluciones de las Naciones Unidas que rechazan el plan israelí no serán suficientes.

Tales condenas han demostrado ser ineficaces anteriormente, dijo un funcionario de Hamás el domingo, agregando que las declaraciones de la comunidad internacional no han podido evitar que el presidente de los EE.UU. Donald Trump reconozca Jerusalem como la capital de Israel o que la Embajada de Estados Unidos se traslade de Tel Aviv a Jerusalem.

“Hamás cree que sólo hay dos maneras de enfrentar el plan israelí”, dijo el funcionario de Hamás. “Primero, logrando la unidad nacional. Segundo, aumentando la resistencia contra Israel, especialmente en Judea y Samaria”.

El funcionario añadió, sin embargo, no cree que Abbas esté interesado en poner fin a su disputa con Hamás. Tampoco está interesado en una nueva ola de violencia en Judea y Samaria, porque teme que la anarquía y la anarquía socaven la Autoridad Palestina, explicó el funcionario de Hamás.

Musa Abu Marzouk, miembro del “buró político” de Hamás, dijo que los palestinos necesitan acordar un “programa nacional unificado” si quieren tener éxito en frustrar el plan israelí. Ese programa, dijo, debe basarse en la realización de actividades de “resistencia” y en el abandono de la opción de un acuerdo pacífico con Israel.

Cuando Hamás habla de actividades de “resistencia”, significa que quiere ver a los palestinos recurrir a ataques armados contra Israel, preferentemente en el contexto de una nueva intifada (levantamiento). Pero Hamás sabe que mientras continúe la coordinación de la seguridad entre la AP e Israel, será casi imposible que sus miembros reanuden los principales ataques terroristas.

Por ello, varios funcionarios de Hamás han pedido a los dirigentes palestinos que al menos detengan la coordinación de la seguridad en respuesta al plan israelí.

Abdel Latif Qanou, un portavoz de Hamás en la Franja de Gaza, dijo que esperaba que Abbas “diera a la resistencia una mano libre para operar en Judea y Samaria”. En otras palabras, Qanou quiere que Abbas ordene a sus fuerzas de seguridad que detengan su campaña de represión contra los miembros de Hamás en Judea y Samaria para que puedan lanzar ataques contra Israel si y cuando se aplique el plan israelí.

Además, dijo Qanou, Hamás quiere que Abbas cancele los Acuerdos de Oslo firmados con Israel en 1993 y revoque el reconocimiento de la OLP del derecho de Israel a vivir en paz y seguridad.

Lo que es seguro es que Hamás no quiere que la respuesta palestina al plan israelí venga de la Franja de Gaza. Los líderes de Hamás han subrayado en los últimos meses que, por ahora, no están interesados en otra confrontación militar con Israel.

Por eso los líderes de Hamás se han abstenido hasta ahora de amenazar con reanudar los ataques terroristas contra Israel desde la Franja de Gaza. En lugar de ello, están haciendo hincapié en que la respuesta debe darse en Judea y Samaria, con la esperanza de que los palestinos tomen como objetivo a los soldados y los resientes.

Incluso si los palestinos de Judea y Samaria no atienden el llamamiento de Hamás para que estalle la violencia contra Israel, Hamás confía en que el plan israelí, si se aplica, socavará aún más la credibilidad de la Autoridad Palestina, en particular en lo que respecta al compromiso declarado de Abbas con la “solución de dos Estados” y la paz con Israel.

En las circunstancias actuales, las posibilidades de que Hamás desencadene una nueva intifada contra Israel en Judea y Samaria son casi nulas. Hamás, por su parte, espera que el plan israelí lleve al menos a más palestinos hacia el campo de rechazo dirigido por Hamás , que cree en la lucha armada como único medio para “liberar a toda Palestina, desde el mar Mediterráneo hasta el río Jordán”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni