Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Los jóvenes israelíes volverán a clases en 3 semanas si la cifra de infectados permanece baja

El Director General del Ministerio de Educación de Israel dijo el sábado que los estudiantes de cuarto a sexto grado podrán volver a la escuela en una semana y todos los alumnos podrán volver dentro de tres semanas si los jardines de infantes que abrirán el domingo no provocan un aumento en las tasas de infección.

“Estamos avanzando gradualmente, paso a paso. Las escuelas primarias, los grados 11 y 12, [clases para] educación especial y para jóvenes en riesgo han sido abiertas esta semana. Esta semana estamos abriendo jardines de infancia y programas extracurriculares. Y de inmediato, si no hay lagunas, pasaremos a los grados 4 a 10 y luego analizaremos la situación durante las vacaciones de verano”, dijo Shmuel Abuav a las Noticias del Canal 13.

Esta semana, los grados 1-3 y 11-12 están de vuelta en la escuela con clases más pequeñas y estrictos procedimientos de higiene.

Es probable que las escuelas tengan que rotar la asistencia a medida que se reanuden las clases, sujeto a la aprobación del gobierno, ya que no hay espacio en las aulas para que todos los estudiantes mantengan la distancia social al mismo tiempo.

Sin embargo, el Ministerio supone que el sistema educativo estará completamente abierto en dos o tres semanas, siempre que las tasas de infección no aumenten bruscamente.

Los comentarios coinciden con los realizados por el primer ministro Benjamin Netanyahu a principios de esta semana, quien dijo que espera que todos los estudiantes regresen a la escuela antes de fin de mes, mientras que se espera que las universidades y colegios reanuden sus operaciones el 14 de junio.

Cientos de miles de niños de entre 3 y 6 años de edad volverán a los jardines de infancia, guarderías e instituciones privadas el domingo después de haber pasado casi dos meses en casa en medio de la pandemia del Coronavirus.

Los niños asistirán a grupos de no más de 18 años y la mayoría sólo irán tres días a la semana, por lo que las restricciones pueden mantenerse, con días que cambian semanalmente debido a que muchos padres no trabajan los viernes.

Los grupos de 18 se dividirán a su vez en grupos de no más de nueve niños, que estarán estrictamente separados dentro del jardín de infancia. El Ministerio de Educación ha dicho que la asistencia no es obligatoria.

Sin embargo, algunas guarderías privadas han decidido posponer la apertura de sus puertas debido a lo que consideran directrices del Ministerio de Salud que son demasiado difíciles de aplicar. Además, los padres de algunos niños de las guarderías supervisadas por el gobierno protestaron el sábado porque sus hijos no pueden asistir debido a que el tamaño de las clases está limitado a 17.

Además, la situación en Lag B’Omer quedó sin resolver, con todas las instituciones de educación pública cerrando sus puertas el martes para el festival, algunas de ellas sólo dos días después de su reapertura. La situación provocó una disputa entre los padres (la mayoría de los cuales no reciben un día de vacaciones para Lag B’Omer), el personal de los jardines de infancia y los sindicatos de profesores, después de que estos últimos sugirieran inicialmente que las guarderías podían permanecer abiertas voluntariamente, pero luego retrocedieron.

Algunos municipios, entre ellos Jerusalem, Givatayim, Herzliya y Ra’anana, han dicho que las guarderías bajo su jurisdicción permanecerían abiertas y que los salarios de todos los que trabajan serían cubiertos por el ayuntamiento, según las noticias del Canal 13.

El viernes se llegó a un acuerdo entre el ministerio de Finanzas, los ayuntamientos y el Ministerio de Educación que permitiría la reapertura de los centros de atención extraescolar para los niños de los jardines de infancia y los de primer y segundo grado. Con los jardines de infantes terminando a las 2 p.m., y las escuelas a la 1 p.m., la presión para reabrir los centros de cuidado después de la escuela también aumentó, ya que llevar a los niños pequeños a la guardería a tiempo completo se considera la clave para ayudar a los padres a volver al trabajo, ya que las restricciones de cierre se reducen.

El acuerdo alcanzado vería la reapertura de los programas de la tarde en un formato similar al de las guarderías. Los padres sólo pagarían por los días que sus hijos estuvieran en los centros y el Ministerio de Finanzas pagaría el déficit en los costos de operación.

Los ayuntamientos, que dirigen los centros, tienen ahora luz verde para prepararlos e informar a los padres de cuándo abrirán, probablemente durante la próxima semana.

Las escuelas fueron unas de las primeras instituciones en cerrar a mediados de marzo, una medida que fue seguida rápidamente por medidas más estrictas que paralizaron prácticamente la economía y obligaron a muchos a quedarse en casa mientras el país intentaba evitar un gran brote de COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni