-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Las FDI reparten alimentos en Netivot y Beit Shemesh

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) desplegaron tropas adicionales del Comando del Frente Nacional en las ciudades de Beit Shemesh y Netivot tras ell brote de coronavirus que ocurrió en diversos de sus barrios.

El viernes, el gobierno decidió cerrar varios barrios predominantemente ultra ortodoxos de Beit Shemesh y Netivot después de un pico en las infecciones de COVID-19 allí, aparentemente como resultado de un distanciamiento social laxo.

Las tropas de las FDI distribuirán alimentos a las poblaciones de riesgo en los pueblos, como lo hicieron en otras ciudades del país que fueron afectadas por brotes de la enfermedad. El Comando del Frente Nacional también ayudará a las autoridades a difundir sus mensajes a los residentes de estas zonas, dijeron los militares.

“Las FDI continuarán ayudando a la arena civil, tanto como sea necesario, durante la lucha contra la propagación del coronavirus”, dijo el ejército en un comunicado.

Los cierres en Beit Shemesh y Netivot entraron en vigor a las 6 a.m. del domingo y estaban programados para terminar a las 6 a.m. del viernes 1 de mayo.

En Netivot, la orden se aplicó a los barrios de Netaim y Shalom Boinich. También se aplica a las calles Hazani, Tzaban, Hatzalah, Brosh, Bilu y Gershonowitz en el sur de la ciudad. En Beit Shemesh, cerca de Jerusalén, los barrios de Nahala v’Menuha y Ramat Beit Shemesh Bet fueron cerrados.

Los cierres se produjeron cuando gran parte del resto del país comenzó a reabrir bajo una serie de relajadas restricciones.

El sábado, la policía retiró los bloqueos de carreteras que se habían establecido una semana antes alrededor de las ciudades árabes israelíes de Deir al-Asad y Bi’ina cuando esas ciudades fueron declaradas “zonas restringidas” debido al fuerte aumento del número de casos de COVID-19 allí.

Aunque ya no se designaron como zonas restringidas, Deir al-Asad y Bi’ina seguirían sujetas a los toques de queda nocturnos que el gobierno estableció para el mes santo musulmán del Ramadán.

El domingo, el gobierno relajó aún más sus restricciones a la economía ya que el país parecía estar ganando un grado de control sobre la pandemia.

Se permitió a la mayoría de las tiendas reanudar sus operaciones a partir de la medianoche del sábado, si se cumplían las normas de higiene relacionadas con el virus, incluyendo peluquerías, barberías y salones de belleza. Sin embargo, los centros comerciales se mantuvieron cerrados.

Además, se permitió a los restaurantes y tiendas de alimentos vender productos para llevar, no sólo entregas a domicilio, si se coloca una barrera física entre el cajero y los clientes.

Sin embargo, el gobierno hizo más estrictas sus reglas con respecto a las máscaras faciales a partir del lunes, obligando a la gente a usarlas en cualquier lugar fuera de la casa y no sólo en tiendas y reuniones, como se había requerido anteriormente.

A partir del domingo por la tarde, el número de muertos en Israel era de 200 por el coronavirus. En total, el Ministerio de Salud reportó 15.398 casos de COVID-19 hasta el domingo, un aumento de 250 en las 24 horas anteriores.

El ministerio dijo que 132 personas estaban en estado grave, 100 de las cuales estaban con respiradores, y 93 personas estaban moderadamente enfermas.

Ya ha habido 6.602 personas en Israel que se han recuperado del coronavirus, según el anuncio, que se produjo un día después de que la Organización Mundial de la Salud dijera que no podía garantizar todavía que la gente no pudiera volver a infectarse después de la recuperación.

Israel ha registrado 23 muertes por millón de ciudadanos, según el recuento de los Worldometers del domingo a primera hora de la tarde, lo que lo sitúa en el puesto 40 del mundo, ligeramente mejor que la media mundial de unas 26 muertes por millón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni