Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

¿Cómo impacta el coronavirus en el medioambiente?

Por: Sol Reiman.

“El planeta necesitaba que nos corriéramos de la escena para volver al equilibrio”. Frases del estilo se reproducen por todo el mundo, incluso en mis seres queridos por las imágenes que circulan sobre aguas limpias.

Vamos a aclarar algunas cosas sobre la relación entre la contaminación ambiental y la cuarentena en la que estamos confinados tanto los argentinos como poblaciones de todo el mundo, para resguardarse y prevenir el coronavirus.

En primer lugar, es importante quitar las fake news (noticias falsas) de la cuestión. El video del delfín en Venecia no era de allí si no de un puerto en Cerdeña. También se viralizaron imágenes de cisnes en la misma ciudad, pero son criaturas que regularmente aparecen en los canales de Burano, una de las islas de Venecia. Las aguas cristalinas lo son debido al cese de la actividad gondolera, que generalmente remueve sedimentos. No es el único caso. National Geographic también desmintió otra imágen viralizada, de elefantes que aparecieron en una aldea China, lo cual era completamente normal. Aunque la imagen viralizada sí era falsa, así como también la afirmación de que se emborracharon con maíz de vino.

En primer lugar, por más que cunda la desesperación por el pensamiento positivo sobre algún aspecto de la pandemia, no podemos festejar los efectos de una enfermedad que tiene un costo tan alto, como justificación y alivio por encima de los aspectos negativos.

En segundo lugar, estas imágenes y mensajes que se están reproduciendo, esparcen un mensaje de esperanza, pero que es erróneo y preocupante: Con nuestra inactividad, el planeta se resetea, se arregla solo. ¿Por qué es preocupante? Porque si al finalizar el período de encierro continuamos con los niveles de contaminación previos, volveremos a encontrarnos en un punto muy similar en el que nos encontrábamos.

Las medidas llevadas a cabo para contener la pandemia global redujeron emisiones de gases de efecto invernadero (como Co2, gases que liberamos y son difíciles de absorber, y cuanto más se concentran, más aumenta la temperatura de la tierra) en las actividades más contaminantes: quema de combustibles fósiles, vuelos, menor demanda de energía (por parte de la inactividad de las industrias), incluso la caída de los precios del petróleo convierten su extracción en una actividad menos rentable. Por otro lado, la inactividad genera nuevas contradicciones, como aviones que despegan casi vacíos, lo cual implica una gran cantidad de emisiones de Gases de Efecto Invernadero por pasajer. (


. Por lo tanto, si esta parálisis de movimiento humano se extiende, varias lógicas de la “vida normal” dejarían de tener sentido, tanto por costos económicos como ambientales.

Los efectos positivos en el medio ambiente por el cese de actividades, no tienen el peso suficiente para revocar una tendencia que viene desde hace décadas, el proceso de Calentamiento Global. Continuamos viviendo en un estado de Emergencia Climática. Si al resolverse la problemática sanitaria se retoman los niveles de emisiones de Gases de Efecto invernadero como si nada hubiera pasado, nos exponemos a varias enfermedades que el calentamiento global puede traernos, como mosquitos (como el dengue), enfermedades por el calor, aumento en la inseguridad alimentaria, entre otras.

Entre tanto pesimismo, vamos a quedarnos con el lado positivo. Ante una emergencia tangible, estamos pudiendo actuar y modificar costumbres arraigadas para prevenir sus consecuencias. Esto muestra que se pueden efectuar transformaciones que disminuyen el calentamiento global. Que podemos movernos de forma diferente. Nos queda esperanza sobre el futuro, sobre de qué forma se retomarán las actividades de la “vida cotidiana” cuando el aislamiento termine.

Cada vez son menos morales en la cultura popular los emprendimientos que no consideran lo ambiental, El valor de lo ecológico es cada vez más importante en la cultura común, y las imágenes optimistas sobre la naturaleza en este momento, continúan reproduciéndolo.

Quizás de esta crisis salimos con esperanza de revertir la crisis climática, y la certeza de que podemos aún actuar con decisión. Si al finalizar la cuarentena actuamos con conciencia, quizá tengamos una oportunidad de enfrentar la crisis climática.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni