-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

28 años. El estruendo de la impunidad

Que una justicia que tarda no es justicia, ya lo sabemos. 28 años es una eternidad.

Cuántos familiares y amigos de las víctimas han partido de este mundo con el agujero de la impunidad golpeándoles el alma. Cuántos sobrevivientes conviven diariamente con el resonar no sólo de la bomba, sino especialmente de la impunidad.

Es verdad que la investigación de la Corte Suprema determinó en coincidencia con la investigación israelí que se trató de un atentado con una trafic cargada de explosivos, ejecutado por el Hezbolláh, como brazo operativo de Irán. Hasta ahí la versión oficial aceptada y repetida por ambos gobiernos, los familiares y sobrevivientes.

Asumiremos que la versión oficial es cierta y que Israel en su guerra contra el terrorismo e Irán como propiciador del mismo, sabe cómo cobrarse las facturas de este flagelo.

La falta de justicia que golpea y angustia es la de la conexión local.  No hay atentado posible sin participación y colaboración activa de locales. Relevamiento del lugar, logística, cobertura, información, provisión de la trafic, los explosivos y un sin número de tareas son imprescindibles para un atentado de esta magnitud y sólo las pueden realizar locales involucrados.

¿Quiénes son estos mercenarios?, ¿lo hicieron sólo por dinero o también por afinidad ideológica?, ¿a qué fuerza o grupo responden?, ¿Quiénes los encubren? Estas son las preguntas e inquietudes que deberían no dejarnos dormir.

El estruendo que ensordece es saber que caminamos día a día por las calles de nuestra ciudad con individuos que estuvieron dispuestos a ser parte de dos atentados terroristas, que se burlan impunemente de todos y que seguramente estarían encantados de participar de una nueva masacre.

Mientras la Argentina no logre desentrañar la conexión local y atrapar a sus integrantes, los atentados terroristas seguirán como una herida abierta y de permanente peligro. Los crímenes de Lesa Humanidad no prescriben. Mientras tengamos memoria hay esperanza que algún día el brazo de la justicia llegará a los asesinos y tan sólo en ese momento disminuirá el sonido estruendoso de la impunidad.

El pueblo judío es un ejemplo en su lucha y persistencia;  hasta el último día de su vida hemos perseguido, encontrado y llevado a la justicia a los criminales Nazis.

De los responsables políticos, judiciales y de investigación, depende que llegue el día en el que los atentados puedan ser sólo un recuerdo doloroso de la memoria y no un vigente reclamo contra la impunidad.

 

Miguel Steuermann

Director General

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni