-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

¿Puede el Coronavirus unir a Netanyahu y Gantz?

El cambio parecía suceder a fines de enero, y en retrospectiva, el líder Azul y Blanco, Benny Gantz, tenía razón al sospechar que estaba siendo engañado.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, quien se encontraba en Israel para el memorial del Holocausto en Yad Vashem, se reunió con el primer ministro Benjamin Netanyahu, y lo invitó a Washington para la presentación oficial del plan de paz de Trump la semana siguiente. Durante la reunión, reveló que, a pedido de Netanyahu, Gantz también había sido invitado y que asistiría.

Esto no era exactamente correcto. El embajador de Estados Unidos, David Friedman, y el nuevo enviado de Medio Oriente, Avi Berkowitz, se reunieron con Gantz un par de semanas antes para informarle sobre el plan, y dijeron que les gustaría que él también asistiera a la ceremonia de la Casa Blanca. Gantz estuvo de acuerdo, pero después de que Pence dijo que había sido idea de Netanyahu, su personal expresó su preocupación de que solo iba a ser un extra en un espectáculo dominado por Netanyahu y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

“Netanyahu estará en el escenario y yo estaré sentado en la multitud”, dijo Gantz en un momento, amenazando con no concurrir.

Así nació su reunión privada con Trump, pero también ilustró el problema que Azul y Blanco tuvo durante toda la campaña como un partido que intentaba derrotar al Likud: Nunca presentó una alternativa a Netanyahu, ni  ideológica ni política.

El partido fue sobre una cosa y solo una cosa: Cómo eliminar a Netanyahu y reemplazarlo como Primer Ministro, y eso no podría haber sido más claro que en la presentación del plan de paz. Un oponente ideológico no habría venido a Washington para encontrarse con Trump o habría viajado allí para expresar sus preocupaciones sobre el plan. Gantz fue a Washington, se reunió con el Presidente y luego anunció que apoyaba el plan y que su intención era de llevarlo en su totalidad a la Knesset para su aprobación.

Gantz no solo no estaba en contra del plan sobre el que Netanyahu había trabajado duro, para conseguir de los estadounidenses, sino que en realidad le gustaba.

Y como supimos el lunes, eso no fue suficiente para derrotar a Netanyahu. Si bien el líder del Likud aún está lejos de formar una coalición, y en base a la reunión de emergencia que convocó con el bloque de derecha el miércoles, está nervioso porque no lo hará, el público vio que, en lo que respecta a la política, Gantz y Netanyahu fueron más o menos lo mismo. Si ese es el caso, muchas personas se preguntarán, ¿Por qué votar por Gantz cuando puedes obtener el original al mismo precio?

El voto abrumador por Netanyahu, incluso sin ser una victoria clara, muestra que el electorado israelí (al menos los 1,35 millones de personas que votaron por el Likud) no se molesta por tener un Primer Ministro acusado de soborno. O no creen que los cargos sean reales, o no les importa que un Primer Ministro en funciones también tenga que ser juzgado al mismo tiempo.

Tampoco parece importarles que  si Netanyahu logra formar una coalición y aprobar una legislación que le otorgue inmunidad retroactivamente. Sin embargo, es posible que no se den cuenta de que el Tribunal Superior de Justicia probablemente anulará dicha legislación, lo que significa que la Knesset necesitaría aprobar una ley para evitar el Tribunal Superior.

Además ser un  problema ético el tener una persona acusada en juicio que lidere la legislación para cancelar su juicio, tales movimientos también podrían significar el fin de la separación de poderes en Israel, así como la independencia del sistema judicial, y esto socavaría severamente y debilitaría el carácter democrático del país.

Las personas que votaron por Netanyahu no parecen estar perturbadas por todo esto. En cambio, votaron por alguien que los haga sentir seguros, que incluso podrían haber sido establecidos por la policía y la fiscalía y para quienes no pudieron encontrar una alternativa viable.

En las elecciones del lunes, Likud logró reunir alrededor de 250 000 nuevos votantes. Esto se debe principalmente al crédito de Netanyahu por llevar a cabo una campaña efectiva de “sacar el voto”, que sabía cómo usar big data, y apuntar a votantes individuales. También realizó dos cambios sustanciales en su campaña en comparación con las elecciones de septiembre o abril: La primera es que asistió a docenas de manifestaciones públicas, viajando de ciudad en ciudad para reunirse con personas y mostrarles quién es realmente, a menudo asistiendo tres en el día.

El segundo cambio fue en el estilo. Esta vez no lanzó una campaña de “gevalt” como lo había hecho a menudo en el pasado, cuando en la última semana antes de la votación advertiría que iba a perder. Esta vez, apenas habló de perder, pero en cambio mostró a sus votantes un camino hacia la victoria. Si vota, explicó, Likud ganará. Todo lo que se necesitará, repitió una y otra vez, es uno o dos mandatos más. Eso pareció ser efectivo para dar esperanza a la gente, como lo demuestra el porcentaje más alto de participación electoral :  71.8 por ciento  desde 1999. Parece que los votantes del Likud prefieren votar por alguien a quien imaginan que ganará, en lugar de alguien que cree que él es el que va a perder.

Por otro lado, Azul y Blanco no presentó una contra campaña efectiva. Desarrolló toda su estrategia en torno a la solicitud de inmunidad de Netanyahu, y planeó criticar el punto durante toda la campaña electoral. Pero cuando el Primer Ministro retiró la solicitud a fines de enero, no se adaptó en consecuencia y no presentó al público una razón clara por la cual la gente debería votar a Azul y Blanco.

Benny Gantz tampoco logró entusiasmar al público. Muchos de sus votantes llegaron al partido no porque quisieran que él fuera Primer Ministro, sino porque no querían a Netanyahu. Eso fue suficiente para obtener 33 escaños, pero no lo suficiente para formar una coalición mayoritaria. Los votantes necesitan sentir algo para votar por alguien. Si Netanyahu es supuestamente corrupto pero hace que las personas se sientan seguras, su oponente debe ser más que alguien que supuestamente no es corrupto. Él o ella necesita conectarse con personas en un nivel emocional y visceral, algo que Gantz tuvo dificultades para hacer.

Lo que suceda después será fascinante. Con solo 58 escaños a la derecha, Netanyahu no tiene una coalición, y aunque intentará reclutar desertores de Azul y Blanco, Laborista e Israel Beytenu, será difícil encontrar tres candidatos viables. Uno podría ser posible ¿Tres? Un gran impulso incluso para un maestro político como Netanyahu.

El problema es que a pesar de que las elecciones terminaron, las disputas están lejos de terminar. Un ejemplo fue cuando Netanyahu reunió a miembros de su bloque 58 en la Knesset el miércoles y les dio una lección básica de aritmética en una tabla de pie sobre la que escribió: “Sionista-Derecha: 58, Sionista-Izquierda: 47” como si hubiera  solo 105 asientos en la Knesset .

¿Qué pasa con las 577 355 personas que votaron por la Lista Conjunta, dándole al partido árabe 15 escaños en la Knesset ? ¿Por qué no fueron mencionados en la pizarra? ¿No existen?

Lo mismo puede decirse sobre su intento de deslegitimar un proyecto de ley iniciado por Labor y Azul y Blanco que prohibiría que alguien acusado de soborno sirviera como Primer Ministro. Eso, explicó Netanyahu, es ilegítimo para que pase una Knesset interina; pero la mismoa Knesset aparentemente, no tiene problemas para nombrar y aprobar nuevos ministros y votar sobre la inmunidad de un Primer Ministro. El cinismo no conoce límites.

Israel necesita una coalición que funcione, y el mejor, sería un gobierno de unidad que reúuniera a Likud y Azul y Blanco. ¿Es eso posible después de todo el alboroto en los últimos 15 meses? Probablemente no.

Sin embargo, no hay nada como una emergencia nacional para unir a los adversarios políticos. Hasta ahora, el coronavirus ha logrado poner a cerca de 100,000 israelíes en cuarentena . Todo lo que necesita hacer ahora es conseguir que dos hombres se sienten juntos ¿Puede?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni