Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

¿Puede una tercera elección romper el empate político en Israel?

Una encuesta publicada mostró que el partido  Azul y Blanco aumentó su ventaja sobre el Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu, mientras que otra encuesta mostró la brecha entre los dos partidos más grandes. Ambas encuestas predicen un punto muerto continuo, lo que ya ocurrió en dos ocasiones anteriores cuando no se logró formar un gobierno, llevando a la tercera elección del país en un mismo año.

La encuesta de Channel 13, publicada dos semanas antes de la votación del 2 de marzo, mostró que Azul y Blanco ganaría 36 escaños de la Knesset, mientras que Likud ocuparía el segundo lugar con 33. Se demostró que la alianza de la Lista Conjunta de partidos predominantemente árabes obtendría 14 asientos, el izquierdista Labor-Gesher-Meretz 8, mientras que los derechistas Yamina, los ultra ortodoxos de Shas y Judaísmo Unido de la Torá tienen previsto ganar siete escaños cada uno.

Se proyecta que el bloque de partidos religiosos y de derecha que apoyan a Netanyahu obtengan un total 54 de los 120 escaños de la Knesset, mientras que el bloque de centro izquierda liderado por el jefe Azul y Blanco, Benny Gantz tendría 58 asientos si incluye a la Lista Conjunta principalmente árabe, lo cual de momento es poco probable.

El partido secularista de derecha, Israel Beytenu, de Avigdor Lieberman obtendría 8 escaños según la encuesta televisiva, suficiente para empujar a ambos lados por encima de los 61 escaños necesarios.

Se prevé que el partido de extrema derecha Otzma Yehudit obtendrá solo el 1.9 por ciento de los votos, muy por debajo del umbral electoral del 3.25%.

Cuando se le preguntó quién es más adecuado para ser primer ministro, el 45% de los encuestados respondió a favor de Netanyahu, mientras que el 33% prefirió a Gantz, la mayor discrepancia que el canal ha registrado en los últimos meses.

Una encuesta separada, realizada por el sitio de noticias Walla también predijo la continuidad del punto muerto, con el bloque religioso de derecha en 56 escaños, 33 para Likud, 8 para Shas y UTJ, y 7 para Yamina, y el bloque de centro-izquierda en 44 – Azul y Blanco con 34 y Labor-Gesher-Meretz con 10, con Israel Beytenu con 7 y la Lista Conjunta con 13.

En esa encuesta, realizada por el instituto Midgam y que incluye a 502 encuestados, Otzma Yehudit tampoco llegó a la Knesset y ganó solo el 2.5% de los votos.

La encuesta de Walla también encontró que el 54% de los encuestados estaban en contra de un gobierno minoritario liderado por Gantz bajo el apoyo de la Lista Conjunta, incluso si fuera la única forma de evitar las cuartas elecciones, mientras que el 28% estaba a favor de la idea.

Entre los identificados como votantes de derecha, el 74% estaba en contra de un gobierno respaldado por el partido árabe, mientras que el 11% lo respaldaba.

Los que se identificaron como centro-izquierda mostraron una tendencia completamente opuesta, con 59% a favor y 22% en contra.

Cuando se le preguntó quién es el más adecuado para liderar el país, el 43% respaldó a Netanyahu en comparación con el 35% que apoya a Gantz. Otro 16% dijo que ninguno de los candidatos y 6% dijo que no lo sabía.

Gantz prometió durante el fin de semana que no invitaría a la Lista Conjunta a ninguna coalición en caso de ganar las elecciones del 2 de marzo. La Lista Conjunta ha exigido que Gantz rechace elementos del plan de paz de Trump a cambio de su respaldo, pero el líder de Azul y Blanco se ha mostrado a favor del “Acuerdo del siglo”.

El líder de la Lista Conjunta, Ayman Odeh, también descartó unirse a cualquier gobierno que incluya a Lieberman y su partido Israel Beytenu.

Dos elecciones anteriores no lograron romper el punto muerto político entre los bloques liderados por Netanyahu y Gantz. Los intentos tanto del líder del Likud como del presidente de Azul y Blanco para formar un gobierno de unidad de los dos partidos más grandes también han fracasado.

El domingo, los partidos de derecha y religiosos renovaron su promesa de respaldar a Netanyahu como primer ministro, lo que generó temores de que incluso la próxima votación no ponga fin al estancamiento político, a menos que representantes de cualquier bloque rompan filas.

Reproduccion autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni