-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El bochornoso fraude llevado a cabo por un “rabino ultraortodoxo”

La policía arrestó al delincuente sexual convicto,  Rabino Eliezer Berland, en medio de una investigación por las acusaciones de que obtuvo dinero prometiendo curaciones a sus seguidores.

Berland, de 82 años, fue arrestado en el barrio Mea Shearim de Jerusalem junto con su esposa y otros miembros de alto rango de su congregación ultra-ortodoxa, Shuvu Bonim, mientras sus seguidores se enfrentaban con la policía, aproximadamente a las 5:30 a.m.

Berland había estado bajo investigación por fraude después que supuestamente le habría dicho a un paciente con cáncer que no aceptara tratamiento médico y que, en cambio, le pagara dinero para poder vivir. Después de su muerte, su madre presentó una denuncia policial contra él, acusándolo de homicidio involuntario.

Desde entonces, el caso “Berland” ha reunido más de 200 quejas en la policía por vender oraciones y “drogas maravillosas” a miembros desesperados de su comunidad, incluidas familias de personas discapacitadas a las cuales el rabino prometió curar, y familias de delincuentes convictos. que sus seres queridos serían liberados de la prisión.

La policía no nombró a Berland ni a ningún otro arrestado, pero confirmó en un comunicado que los oficiales habían arrestado a seis sospechosos acusados ​​de dirigir una secta en el que “se aprovechó cínica y terriblemente de cientos de ciudadanos y sus familias, quienes enfrentaron sus momentos más difíciles y exigieron decenas de miles de shekels de ellos para oraciones y curación”.

Los sospechosos tenían una lista de precios detallada para las oraciones de curación, y los precios aumentaban a medida que la condición médica se volvía más grave, según explicaron las autoridades.

En una denuncia, una familia le pagó a Berland decenas de miles de shekels, varias veces, por bendiciones y amuletos para salvar a un ser querido enfermo. Cuando la persona murió de la enfermedad, los asociados de Berland pidieron otro pago, para asegurarse de que su ser querido fuera el primero en la línea en la resurrección mesiánica.

En la redada de hoy domingo, se encontraron docenas de cajas de polvos y píldoras en la casa de Berland que se dieron a los suplicantes como “drogas maravillosas”. Los controles iniciales de laboratorio revelaron que eran medicamentos para el dolor y dulces de venta libre, dijeron el domingo las autoridades.

Oficiales de policía dijeron anonimamente a la televisión israelí que Berland controlaba un sistema organizado y jerárquico de supuesta explotación, con una cadena de comando clara.

La declaración pública describió al principal sospechoso del grupo como un hombre de unos 80 años. Dijo que el grupo era sospechoso de explotación, fraude y delitos fiscales.

Las imágenes del arresto mostraron a los partidarios de Berland arrojando piedras y otros objetos a los oficiales en un intento de detener el arresto, hiriendo a dos. La policía antidisturbios rodeó el vehículo en el que los agentes trasladaban “al rabino”, y se los ve en imágenes empujando a los partidarios que intentaron alcanzar el automóvil o acostarse frente a él.

Un testigo de la escena dijo que la policía también habría respondido con granadas de aturdimiento.

Berland lidera un grupo de culto con miles de miembros, una rama de la visión jasídica Breslav. Huyó de Israel en 2013 en medio de acusaciones de haber agredido sexualmente a varias seguidoras.

Después de evadir el arresto durante tres años y pasar por varios países, Berland fue sentenciado a 18 meses de prisión en noviembre de 2016 por dos cargos de actos indecentes y un caso de asalto, como parte de un acuerdo de culpabilidad que incluyó siete meses de tiempo cumplido. Fue liberado solo cinco meses después, en parte debido a sus problemas de salud.

Desde entonces, ha reanudado sus actividades como líder de la comunidad Shuvu Bonim.

Después de ser liberado de la prisión, fue visitado por el Viceministro de Salud, Yaakov Litzman. A principios de este año, surgió una grabación de Litzman, el líder del partido Agudat Israel, y su compañero Meir Porush, presuntamente discutiendo un acuerdo político con un asistente de Berland el otoño pasado, antes de las elecciones municipales en Jerusalem.

Berland es conocido por tomar “pidyonim”, contribuciones a cambio de bendiciones. En visitas nocturnas y rodeado de docenas de seguidores, Berland aparece con frecuencia en hospitales israelíes de todo el país, sin supervisión del personal, para bendecir a los enfermos, según las imágenes subidas por sus seguidores.

Los activistas que han hablado con los medios en el pasado han citado varios casos de seguidores que, dicen, han vendido sus casas o se han endeudado por estas bendiciones, en lo que argumentan es equivalente a la extorsión de un líder que ejerce indebidamente su influencia sobre sus seguidores.

Las donaciones, proporcionadas por adultos aparentemente consentidos para un servicio religioso, no son ilegales según la ley israelí.

Un informe del año pasado detalló cómo Berland instruyó a la hija de Nurit Ben Moshé para que renunciara al tratamiento contra el cáncer y, en cambio, le pagara miles de shekels para que rezara para que se cure.

Entre sus instrucciones, el rabino le indicó que ella comiera una dieta simple que incluyera sopas hechas solo con vegetales, algo que tuvo un impacto negativo significativo en su salud.

Después de los intensos esfuerzos de Ben Moshé, Berland finalmente dio el visto bueno para que su hija buscara ayuda médica, pero para entonces el cáncer ya estaba demasiado avanzado para que ella pudiera salvarse.

El informe de investigación presentaba extensas imágenes de cámara oculta, incluso de Ben Moshé dando a Berland miles de shekels para rezar por su hija.

En enero de 2019, se informó que Berland le dijo a sus seguidores que podía revivir a las personas que fueron declaradas oficialmente con muerte cerebral, si los miembros de la familia aportan unos NIS 20,000 (U$D 5,400).

También ese mes, surgió una grabación de Berland que permitió vislumbrar su actitud hacia los donantes. En la grabación, acompañado de risas burlonas, el rabino contó cómo le había dicho a una mujer de habla inglesa que entregara U$D 18,000. Ella escuchó U$D 80,000 y cumplió, luego él pidió más.

En marzo de 2019, se supo que la esposa, el hijo y el nieto de Berland estaban siendo demandados por malversación de donaciones de caridad para uso personal.

Una de las abogadas de Berland, Sharon Nahari, protestó el arresto diciendo que Berland no estaba en riesgo de fuga.

“Las acusaciones contra el rabino Berland y su esposa ya se han publicado en los medios, tanto en video como impresos. El rabino no ha huido y no obstruyó la investigación, a pesar de que él y su esposa estaban al tanto de la investigación. El arresto de esta mañana fue inapropiado. Deberían ser liberados. El rabino tiene 82 años y debe tomar sus medicamentos. Su esposa tiene 83 años. No hay razón para no dejarlos en su casa mientras continúa la investigación ”, dijo Nahari en un comunicado a la prensa.

Una triste y repetida historia, donde la fe y la desesperación de algunos, son utilizadas por inescrupulosos mercaderes de lo “religioso”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni