-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Intel invierte en edificios inteligentes israelíes

Intel invierte grandes capitales en “edificios inteligentes” israelíes, los cuales poseerán grandes ventajas para empleados y empleadores, ayudando al fabricante norteamericano de chips a competir por los mejores profesionales del país.

Una de las mayores empleadoras y exportadoras en Israel, Intel Corporation, dijo que su inversión para el 2019 sería de 11.000 millones de dólares para construir una fábrica en el país, donde se han desarrollado algunas de sus tecnologías más avanzadas.

Israel, que cuenta con más empresas nuevas per cápita que cualquier otra nación gracias a su avanzado apoyo militar y gubernamental, sufre una escasez de trabajadores calificados. Multinacionales como Intel, Apple y Google han creado nuevas empresas locales y centros de investigación para competir por los mejores profesionales del país, los cuales no son fáciles de encontrar debido a su gran demanda.

Las empresas tecnológicas en Israel no pudieron cubrir unos 17.000 puestos en 2018, según Start-Up National Central, una organización de investigación sin fines de lucro, y la cifra sigue aumentando.

Para llenar este vacío y atraer talento, Intel ha aumentado la apuesta en su nuevo centro de desarrollo en el suburbio Petah Tikva de Tel Aviv. Repleta de sistemas ecológicos, un gimnasio inteligente, salón de masajes, la estructura también tiene 14.000 sensores que monitorean el movimiento, la luz y el aire para asegurar que los trabajadores estén cómodos.

Si estos esfuerzos dan a Intel una ventaja en la contratación, se espera que las empresas rivales sigan el ejemplo.

“Cualquier cosa que usted ofrezca como beneficio, ya sea una membresía al gimnasio o un ambiente de trabajo sin papeles o días adicionales para la licencia de maternidad o una política ecológica, todas estas cosas lo ayudarán”, dijo David Gantshar, director ejecutivo de Shepherd Search Group, con sede en California.

El edificio de 10 pisos en forma de caja de Intel está cubierto de vidrio y albergará hasta 2.700 de sus 13.000 empleados locales.

La compañía se negó a comentar cuánto gastó en el centro de desarrollo. Los medios israelíes informaron de un costo de 650 millones de shekels ($188 millones).

David Hareli, subdirector general de Afcon Holdings, que construyó el edificio, dijo que era un desafío terminar el proyecto dentro del plazo de tres años de Intel. Originalmente diseñado para tener siete pisos de altura, Intel pidió agregar tres pisos.

Una vez firmado el contrato, Intel pidió la certificación LEED Platino, el más alto nivel de construcción ecológica, en lugar del nivel de oro menor.

Esto requería una fachada de doble piel para mejorar la ventilación y evitar que el edificio se calentara bajo el fuerte sol de Oriente Medio.

El arquitecto Dagan Mochli, que diseñó el edificio, dijo que estaba trabajando en un nuevo centro de desarrollo para Intel en la ciudad norteña de Haifa que también será inteligente y LEED Platino.

Llamó al edificio de Intel un “gran avance”, con una demanda creciente entre los clientes de estructuras similares. Está planeando un campus bancario inteligente de 15.000 metros cuadrados en Israel, así como un parque biotecnológico inteligente de 240.000 metros cuadrados en China.

Viajes inteligentes

El edificio tiene un formato de espacio abierto. Un atrio en el centro está cubierto por tragaluces, y cubre los cinco pisos superiores. Los empleados preocupados por la salud a menudo usan las escaleras internas del atrio en lugar del ascensor.

Para aquellos que buscan el aislamiento, hay pequeñas habitaciones insonorizadas y sillones aislados contra el ruido cerca de las ventanas.

Los 14.000 sensores – el doble de los encontrados en edificios similares, según los funcionarios de la compañía – detectan cuando alguien entra en una habitación y ajustan la iluminación y el aire acondicionado. Por ejemplo, cuando los niveles de dióxido de carbono aumentan, se introduce aire fresco para mantener a las personas con energía.

Los sensores y la aplicación correspondiente también pueden ayudar a los empleados a encontrar la mejor manera de ir y volver del trabajo y les permiten saber cuál de los tres restaurantes del edificio tiene sitio durante el almuerzo. La aplicación permite a los trabajadores alertar a otros empleados sobre su paradero.

No todo el mundo estaba entusiasmado con el nuevo espacio de trabajo. Algunos empleados se quejaron anónimamente en un sitio web de noticias israelí sobre la falta de privacidad.

El CEO de Intel Israel, Yaniv Garty, dijo que el seguimiento y la recolección de datos es en base a una opción.

“No le pedimos a la gente que marque la entrada o la salida. Creemos en una relación que se basa en la producción”, dijo Garty.

Ido Melamed, un ingeniero de hardware que ha trabajado en Intel durante 16 años, se mudó al nuevo edificio desde una oficina con cubículos. Dijo que los beneficios superan las desventajas.

“Nos vemos, podemos hablar más abiertamente y colaborar más eficazmente”, dijo Melamed. Hay una confianza real entre la empresa y los empleados de que los datos (recogidos) se utilizan para los fines correctos.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni