Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel vuelve a estrechar la mano de Sudán

Netanyahu se reunió en secreto en Uganda con el general Abdel Fattah al-Burhan, jefe del gobierno de transición de Sudán, y la Oficina del Primer Ministro dijo que ambos acordaron normalizar gradualmente las relaciones diplomáticas.

Un alto funcionario sudanés, que no estaba autorizado a informar a los medios y habló desde el anonimato, dijo que la reunión fue organizada por los Emiratos Árabes Unidos y que sólo un “pequeño círculo” de altos funcionarios del Sudán, así como de Arabia Saudita y Egipto, tenía conocimiento de ella.

Dijo que Burhan, el líder transitorio de Sudán, aceptó reunirse con Netanyahu porque los funcionarios consideraron que esto ayudaría a “acelerar” el proceso para ser removido de la lista de terroristas.

Sudán está desesperado por terminar con las sanciones impuestas por Estados Unidos luego de que éste lo catalogara como un estado patrocinador del terrorismo, un paso clave para ponerle fin a su aislamiento y reconstruir su economía después del levantamiento popular que derrocó el año pasado al antiguo dictador Omar al-Bashir.

La reunión, que Sudán aún no hizo oficial, marcó un importante avance diplomático para Israel con un país árabe y africano, dos días después de que la Liga Árabe rechazara una iniciativa de paz de Estados Unidos considerada como muy favorable al Estado judío.

Sudán es miembro desde hace mucho tiempo de la Liga Árabe y se unió a otros miembros en el rechazo del plan de paz israelí-palestino del presidente estadounidense Donald Trump.

La pertenencia del pais a la lista de patrocinadores del terrorismo se remonta a la década del ’90, cuando Sudán acogió brevemente a Osama bin Laden y a otros terroristas buscados.

Se cree que bajo el régimen de al-Bashir, Sudán también sirvió de conducto para que Irán suministrara armas a los terroristas palestinos de la Franja de Gaza. Se creía que Israel estaba detrás de los ataques aéreos en Sudán que destruyeron un convoy en 2009 y una fábrica de armas en 2012.

Sudán fue sede de la importante cumbre de la Liga Árabe después de la guerra de 1967, que se hizo famosa por establecer los “tres no”: no a la paz con Israel, no al reconocimiento de Israel y no a las negociaciones con Israel.

Un funcionario israelí dijo a los medios que el Sudán había pedido a Israel que le ayudara a mejorar los vínculos con los Estados Unidos e instó al gobierno de Trump a que retirara al país de la lista.

Netanyahu accedió a hacerlo, planteando el tema al Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, cuando estuvo en Washington la semana pasada para la puesta en marcha del plan de paz de Trump.

Después de reunirse con Burhan, la oficina de Netanyahu emitió un comunicado diciendo que el primer ministro cree que Sudán “va en una nueva dirección positiva” y que se lo expresó a Pompeo.

Pompeo llamó por teléfono a Burhan el domingo y lo invitó a visitar los Estados Unidos, informó el Consejo Soberano de Sudán.

La reunión, que habría sido organizada por Uganda, marcó un cambio radical para los dos países, una vez enemigos y todavía técnicamente en guerra. Sudán, un país árabe musulmán del noreste de África, se ha alejado recientemente de la influencia iraní en la participación de este último en el conflicto de Yemen, y derrocó a al-Bashir hace un año.

“Acordamos iniciar una cooperación que llevará a la normalización de las relaciones entre los dos países”, escribió Netanyahu. “¡Historia!”. Un alto funcionario israelí aseguró que la reunión duró dos horas.

“El acuerdo fue que esta reunión sirve como el comienzo de un proceso de cooperación bilateral que lleve a la normalización”, dijo el funcionario y agregó: “Es un buen comienzo”.

Burhan pasó desapercibido por los reporteros que estaban presentes para cubrir la reunión entre el presidente de Uganda Yoweri Museveni en Entebbe, y la mayoría de los medios de comunicación sudaneses no informaron sobre el viaje.

Al partir hacia Uganda el lunes por la mañana, Netanyahu dijo que esperaba fortalecer los lazos con Uganda, “y espero que al final del día de hoy, tengamos muy buenas noticias para Israel”.

Netanyahu ha hecho de la expansión de los lazos en África un puntal central de su política exterior.

En 2019, restableció los vínculos con Chad, e insinuó durante una visita a ese país que estaba trabajando para establecer vínculos con otros países, entre ellos, según se informa, el Sudán.

El alto funcionario israelí dijo que Netanyahu había viajado en secreto a países árabes con los que Israel no tiene relaciones y se negó a dar explicaciones.

Los funcionarios israelíes han expresado desde hace tiempo el deseo de mejorar los vínculos con Jartum, citando su importancia en la región, así como su ubicación geográfica.

Israel ha solicitado permiso para que sus aviones sobrevuelen Sudán, cortando varias horas de los viajes a América del Sur.

El alto funcionario dijo que se esperaba que Sudán diera ese visto bueno tan pronto como esta semana, como parte del proceso de normalización.

Israel el año pasado forjó lazos con Chad, el otro gran obstáculo para una ruta de vuelo más directa.

En septiembre, pocos días después de que el nuevo gabinete sudanés prestara juramento, la recién nombrada Ministra de Relaciones Exteriores del Sudán, Asma Abdullah, indicó que su país estaría interesado en establecer relaciones con Israel si se resolviera el conflicto israelí-palestino y cuando lo hiciera.

Reproduccion autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni