-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Lo habitual ante lo no habitual, lo habitual primero "   (Talmud)

Inaugurarán un mural en homenaje al Rabino Marshall T. Meyer

La Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Gobierno de la Ciudad junto con el Seminario Rabínico Latinoamericano realizarán un acto de inauguración del mural en homenaje a Marshall T. Meyer.

El homenaje será este jueves 5/12 a las 9.30hs en Av. Parque Roberto Goyeneche 3500.

La obra de Ariel Minzter “Rezar con los pies” ganadora de un concurso de murales será emplazada en la plaza que lleva el nombre del reconocido Rabino y activista internacional de los derechos humanos.

Marshall Theodore Meyer (25 de marzo de 1930 – Nueva York, 29 de diciembre de 1993).  Fue un rabino conservador estadounidense y un reconocido activista internacional de los derechos humanos.

Nació en Brooklyn, Nueva York y se crió en Norwich, Connecticut.

Vivió veinticinco años en la Argentina, en donde creó el Seminario Rabínico Latinoamericano del cual egresan los principales rabinos conservadores de toda la región. Fue el líder de la transformación cultural más importante de la judería latinoamericana del siglo XX y fundó más de veinte comunidades judías en la Argentina.

Cundo volvió la vida democrática formó parte de la Comisión Nacional sobre la desaparición de personas.

Denunció fuertemente al gobierno de Ronald Reagan por sostener a las dictaduras latinoamericanas.

Marshall T. Meyer fue miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos  y co-fundador junto al periodista Herman Schiller del Movimiento Judío por los Derechos Humanos. Durante los años de la dictadura militar de 1976-1983 se convirtió en fuerte crítico del gobierno militar y de sus violaciones de los derechos humanos.

Trabajó arduamente para salvar vidas de centenares de personas que eran perseguidas por el régimen y visitó a los presos en las cárceles, entre ellos el renombrado periodista Jacobo Timerman, quien le dedicó su libro, «Preso sin nombre, celda sin número», al rabino, que «tanto consuelo ha traído a los presos judíos, cristianos y ateos».

El Seminario Rabínico Latinoamericano se transformó en un lugar donde se convocaban familiares para realizar hábeas corpus colectivos.

Como militante es considerado un emblema de la lucha contra la dictadura al continuar el trabajo de defensa de los derechos humanos comenzado por el rabino Roberto Graetz, uno de los fundadores de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

En 1981, el Seminario Judío Teológico de Nueva York lo distinguió con el título de Doctor Honoris Causa en Teología Sagrada.

En 1983, la Universidad de Darmouth lo distinguió con el título de Doctor Honoris Causa en Humanidades. Ese mismo año, cuando la democracia volvió a la Argentina, el presidente electo, Raúl Alfonsín, reconoció el trabajo del rabino Meyer concediéndole la decoración más alta que la Argentina entrega a un extranjero, la Orden del Libertador San Martín.

En 1984 fue el único miembro extranjero de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, formada para investigar los crímenes de la dictadura, siendo su informe final, el documento Nunca Más. Fue idea de Marshall Meyer ponerle el título de «Nunca Más» al informe final debido a que era el lema utilizado originalmente por los sobrevivientes del Gueto de Varsovia para repudiar las atrocidades nazis.

Durante sus 25 años en Buenos Aires, editó y publicó más de 70 volúmenes en español, incluyendo toda la obra de su maestro, el rabino Abraham Joshua Heschel.

 

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *