-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" El pecado del hombre está en su incapacidad para vivir lo que es. Siendo el dueño de la tierra, el hombre olvida que él es el siervo de Dios "   Abraham J. Heschel

El fracaso de Gantz podría dividir a Azul y Blanco

Después de que Benny Gantz devolviera el mandato al presidente, fuentes de Azul y Blanco afirmaron que la decisión de no formar un gobierno de unidad fue un error. Algunos integrantes del partido estaban dispuestos a aceptar que Netanyahu ocupara primero el cargo de primer ministro en un gobierno de rotación.

Uno de los parlamentarios dijo a un medio que “los miembros de Yesh Atid (partido que forma parte de la alianza encabezada por Gantz) son más anti-ortodoxos y anti-Netanyahu, por lo que no quisieron cooperar con el primer ministro y su bloque”.

Las mismas fuentes responsabilizaron a Yair Lapid y los demás parlamentarios de Yesh Atid por frustrar los intentos de formar un gobierno de unidad. “Era necesario ingresar al gobierno porque de esta manera hubiéramos podido ponerle una fecha de vencimiento a la cadencia de Netanyahu”, manifestaron.

En los últimos días antes de regresar el mandato, los asesores de Gantz también lo presionaron para que formara un gobierno de unidad. “¿Qué pasará si se lleva a cabo otra ronda de elecciones? Netanyahu continuará siendo primer ministro por otro medio año por lo menos. ¿Y qué logramos nosotros con eso? Hay que establecer un gobierno con él y tendremos la certeza de que después aproximadamente un año ya no ocupará el cargo de primer ministro. Nuestros votantes lo entenderán a final de cuentas”, le manifestó uno de ellos.

Sin embargo, otros sectores del partido le pidieron que no formara un gobierno con el primer ministro. “Nada puede salir bien de esto. Todo aquel que coopera con Netanyahu en algo no sale vivo del asunto. Hay muchos riesgos e interrogantes. Una medida de este tipo disolverá el partido. No formamos Azul y Blanco para estar con Netanyahu”, afirmaron.

Según dirigentes de Azul y Blanco: “Netanyahu invitó a Gantz a una reunión para evitar que se formara un gobierno minoritario a último momento”, señalaron. Y añadieron: “Él se muestra como alguien que trabajar por la unidad para responsabilizar a Gantz de no haberla alcanzado un día después”.
Si el estancamiento político continúa, habrá una tercera ronda de elecciones en Israel.
Mientras que en Azul y Blanco comienzan a salir a la superficie algunas divisiones internas después de la devolución del mandato al presidente por parte de Gantz, en Likud se empiezan a oír voces que quieren reflotar el asunto de las elecciones primarias en el partido.
En la conducción de Likud hay ideas encontradas al respecto. Anteayer, el ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, manifestó que él está de acuerdo con que se lleven a cabo elecciones internas en el partido, pero aseguró que él no competiría con Netanyahu.
La ministra de Cultura y Deporte, Miri Reguev, afirmó hoy en un encuentro del bloque de derecha que “no se deben celebrar primarias”. Algunos miembros de Likud estiman que la posición de Reguev es la misma que la de Netanyahu y creen que el primer ministro intentará evitar que se lleve a cabo una elección interna.
En Likud manifestaron que Guideon Saar se opondrá a todo intento de Netanyahu de evitar primarias en el partido. Algunos miembros de la facción oficialista creen que las diferencias entre Netanyahu y Saar sobre este asunto podrían llevar a una lucha interna.
Con información de Ynet.
Mostrar más