Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel invitó a Alberto Fernández a viajar a Jerusalem en enero

Uno de los desafíos en política exterior de Alberto Fernández, y a la vez una de las mayores incógnitas, es la de cómo llevará las relaciones con Israel. Afirman altas fuentes diplomáticas que el primer ministro Benjamín Netanyahu le mandó un saludo que nadie ha querido hacer público. Y si bien algunas formas se han mantenido al momento, en Tel Aviv y Jerusalem impera una inmensa desconfianza por la presencia de Cristina Kirchner en el próximo eje de poder.

En la gestión de la ex jefa de Estado, Argentina e Israel vivieron uno de los pasajes más tensos de su relación. El gobierno de Israel no le perdona a la próxima vicepresidenta el Memorándum de Entendimiento​ sobre la causa de la voladura de la Amia con Irán, el enemigo de Israel. Fernández ya se había ido del gobierno cinco años antes de ese pacto de 2013.

Ahora, afirman altas fuentes consultadas, el temor es que el gobierno de Fernández-Fernández elimine acuerdos firmados y/o de palabra con Israel. Políticas que los involucran y que fueron selladas bajo la administración de Mauricio Macri, y que son contrarias a la visión de Cristina.

En Israel, por ejemplo, temen que se elimine el registro argentino que considera a Hezbollah​ como grupo terrorista. Este había sido un pedido explícito de los israelíes y de los estadounidenses, basado en que la Justicia argentina acusó siempre al grupo chiita de ser autores de los atentados terroristas contra la embajada de Israel (1992) y la Amia (1994). En la reunión que mantuvieron la embajadora Galit Ronen y él, el mandatario electo respondió ante la inquietud de la diplomática que analizaba la cuestión. Sin embargo, en la sede diplomática contestaron a este diario con un intento de enfriar cualquier preocupación. Durante el encuentro entre “se trataron varios temas de interés para la relación bilateral. Entre los mismos se conversó sobre el Repet (el registro en cuestión), respecto a lo cuál la embajadora transmitió el beneplácito de Israel por la creación del mismo y la importancia de que aquellos que fueron señalados como responsables del atentado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires fueran incluidos en el Registro tras ser signados como responsables del ataque terrorista por la Corte Suprema de Argentina hace 20 años”, señalaron desde la sede diplomática a Clarín

Otra cuestión central, sobre la que Fernández no ha dado pistas de cómo actuará, es la posición argentina en una votación periódica que se hace en la UNESCO, que promueven los palestinos para condenar la actuación israelí. La Argentina se abstuvo con Macri, y el kirchnerismo había votado a favor de la posición palestina.

El tema más sensible para los israelíes son los contratos para el uso de tecnología israelí que adquirieron los ministerios de Seguridad y de Defensa. Tel Aviv observará detenidamente quiénes serán los aliados argentinos a partir del 10 de diciembre. Como antecedente, hay que recordar que Israel vetó la venta de aviones Pampa de Fadea a Bolivia porque tienen tecnología israelí.

La embajadora enviada por Netanyahu a la Argentina, Galit Ronen, ya se reunió con el presidente electo. La diplomática le entregó una carta de felicitación por el triunfo electoral y una invitación a Fernández para que viaje a Jerusalem el 23 de enero, para participar del foro internacional de líderes que recordarán el Holocausto cuando se cumplan 75 años de la Liberación de Auschwitz.

Fernández mandó a la última cena anual de AMIA a dos de sus hombres, los ex embajadores Eduardo Valdés y Jorge Argüello. Por ahora no hubo respuestas sobre la invitación para visitar Israel, pero sí una cordial sintonía para avanzar en el vínculo comercial. Sobre este punto ya habían dado pasos importantes los embajadores Mariano Caucino -destacado en Israel- e Ilan Sztulman, antecesor de Ronen.

Las relaciones entre el Estado de Israel y el peronismo se remontan a los inicios de su fundación en 1948, cuando el general Juan Domingo Perón nombró embajador a Pablo Manguel, quien se convirtió así en el primer representante diplomático latinoamericano en instalarse en Tel Aviv.

Manguel fue homenajeado por Caucino el año pasado al cumplirse el 70 aniversario de las relaciones bilaterales entre la Argentina e Israel. Hasta ahora, el único presidente que visitó Israel en funciones fue Carlos Menem, en septiembre de 1991.

Fuente: Clarin

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni