-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Marilyn Monroe y el judaismo

Norma Jeane Baker, nació en Los Ángeles, California, el 1 de junio de 1926, fue internacionalmente conocida como Marilyn Monroe. Fue una de las más populares actrices del siglo XX, considerada como un icono pop y un símbolo sexual. Mucha gente no lo sabe, pero Marilyn Monroe realizó el proceso de conversión al judaísmo para poder casarse con el escritor Arthur Miller. La rubia más famosa del mundo fue criada, en adopción, en el seno de una familia sumida en el extremismo cristiano de la iglesia pentecostal. Ella, ya de adulta, definía a este culto como una “secta”. Más tarde fue reclamada por su madre biológica, que era feligresa de la iglesia de la cienciología. Todo esto generó en ella una sensación de inestabilidad espiritual y emocional por lo que, cuando eligió la conversión al Judaísmo, sintió que por fin había encontrado su lugar. Pará el año 1956, Marilyn era una estrella consagrada. En esos momentos sus colaboradores más cercanos eran judíos, entre ellos estaban el fotógrafo Milton Greene, su esposa Amy, el poeta Norman Rosten y su ex directora de actuación, Natasha Lytess, el actor Tony Curtis, por sólo poner unos ejemplos. Cuando se mudó a Nueva York para convertirse en una “actriz seria” en The Actor’s Studio, Lee Strasberg y su esposa Paula se convirtieron en su segundo hogar, le decían la tercera hija de Paula. Compartió con ellos fuertes valores familiares y el amor por la tradición, algo que nunca había podido disfrutar en su juventud.

Arthur Miller fue uno de los mayores intelectuales de izquierdas de los EE.UU del siglo XX. Fue criado en el seno de una familia de emigrantes judíos polacos, clase media venida a menos con el desastre financiero de 1929. No fue una persona religiosa pero nunca negó su origen. Marilyn y Arthur se conocieron en 1951 y cuando decidieron comprometerse como pareja sentimental ella le preguntó si debía convertirse al judaísmo. El le dijo que era completamente innecesario -su anterior esposa había sido católica- pero que si quería hacerlo, él respetaría y apoyaría su decisión. Y así fue. Contactaron al rabino Robert Goldberg de la Congregación Mishkan Israel, una sinagoga reformista en Connecticut quien realizó la conversión de Marilyn (ver certificado en este post) y posteriormente los casó bajo una jupá por el rito judío. Pero como el evento ocurrió en la casa de Kay Brown por lo que no hubo inmersión en una mikve (baño ritual) un paso imprescindible en el proceso de conversión (lo que significa que la conversión de Marilyn hubiera sido considerada inválida por casi todas las autoridades halájicas, incluyendo el Rabinato de Israel, si hubiera sido revisado). Por si fuera poco, tras la ceremonia y el kidush, hubo banquete no kosher: langosta fría.
Tras la muerte de Marilyn, el Rab. Goldman contó lo siguiente: “Arthur me dijo que Marilyn estaba interesada en hacerse judía y que les gustaría que realizara la ceremonia de su boda. Me dejó claro que de ninguna manera él había pedido esto sino que era su voluntad. Conocí a Marilyn en el departamento de Arthur en Nueva York. Me llamó la atención su dulzura y encanto personal. Ella parecía muy tímida. Dijo que no tenía más formación religiosa que algunos recuerdos de un protestantismo fundamentalista que había rechazado durante mucho tiempo. Ella indicó que se sentía atraída por el judaísmo impresionada por los judíos que había conocido, especialmente el Sr. Miller. Dijo que estaba al tanto de los grandes personajes que el pueblo judío había producido y que había leído selecciones de Out Of My Later Years de Albert Einstein. También indicó que estaba impresionada por el racionalismo del judaísmo: sus ideales éticos y proféticos y su concepto de vida familiar cercana. Después de esa reunión nos encontramos varias veces. Ella leyó algunos libros que le di como ¿Qué es un judío? de Morris Kurtzer, La historia de los judíos, de Sacher, una guía partisana del problema judío de Milton Steinberg y el Manual de conversión de la CCAR, la organización rabínica de la Reforma de la Conferencia Central de Rabinos Estadounidenses. Discutimos el contenido de estos libros e intenté responder sus preguntas. Marilyn no era una persona intelectual, pero era sincera en su deseo de aprender. También estaba claro que su capacidad de concentración durante un largo período de tiempo era limitada. Sin embargo, sentí que ella entendía y aceptaba los principios básicos del judaísmo. Antes de la ceremonia de la boda, realicé la Ceremonia de Conversión, que fue presenciada por Arthur Miller, Kermit Miller (su hermano), Morton Miller, el Sr. y la Sra. Lee Strassberg, y el Sr. y la Sra. Norman Rosten.

Marilyn nunca apareció en la enciclopedia histórica Jewish Women In America pero a pesar de ello las películas de Marilyn fueron boicoteadas por la Liga Árabe.

Con mucha repercusión Marilyn participó en un acto de recaudación de fondos para The United Jewish Appeal (UJA), una fundación filantrópica que proporciona fondos para el servicio humano y la construcción de la comunidad judía. Fue invitada dar un discurso a favor de Israel en la Conferencia UJA de Miami de 1957, ella aceptó inmediatamente, confirmando su alianza sionista. Finalmente no pudo asistir al evento debido a los problemas que estaba teniendo Arthur pues estaba siendo sometido a un intenso escrutinio público por sospechas de vínculos con los comunistas.

En 1961, Arthur y Marilyn se divorciaron, no era fácil estar casada con un intelectual, ni lo era estar casado con una bomba sexy. Al año siguiente del divorcio la encontraron muerta por sobredosis de barbitúricos. Está enterrada en un nicho del cementerio de Wentwood, L.A. , sin más que su nombre artístico -no el real- y las fechas de su nacimiento y defunción. Su anterior esposo, Joe Dimaggio, depositó tres veces a la semana durante treinta años rosas en el lugar.

Fuente: Personalidades judías de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni