Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Décima Asamblea Mundial de Religiones por la Paz en Alemania

JAI – “Individualidad para no caer en lo masivo, y por otro lado, comunidad para no caer en la individualidad”. Esta frase del Rabino Marcelo Polakoff describe la realidad de la diversidad religiosa en un mundo convulsionado donde existen todavía países en estado de enfrentamiento permanente por sus creencias religiosas.

Más de 800 líderes religiosos, representantes gubernamentales, ONG y grupos de la sociedad civil de 125 países se reunieron en la ciudad de Lindau, Alemania. Allí se realizó un encuentro del 20 al 23 de agosto pasado, y el director de relaciones interreligiosas del Congreso Judío Latinoamericano, el Rabino, Marcelo Polakoff, nos describe algunas cuestiones interesantes del encuentro.

El tema central de esta décima edición fue “cuidar nuestro futuro común”. La búsqueda, fortalecer la cooperación multirreligiosa por la paz entre líderes religiosos, y apoyar esta cooperación en países oprimidos por la violencia y conflicto. Así como apoyar el inicio de procesos de paz a través de la iniciativa multirreligiosa en la República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Corea del Norte y Sur y Myanmar.

“Ver gente junta que antes iba a los tiros es bueno” dijo Polakoff en comunicación con esta radio haciendo literal referencia a los líderes de países como Corea del Sur y Corea del Norte. “Tenemos que velar porque el diálogo interreligioso sea no solo diálogo sino también convivencia”.

La llegada de nuevas tecnologías de la información ha abierto nuevas puertas antes desconocidas. La globalización permitió el intercambio entre culturas muy diversas y distintas. Esta situación contribuyó a fomentar el sentido de comunidad pero también, generó una idea mayor de antropocentrismo en el cual el individualismo es su principal característica.

La idea de estos encuentros multirreligiosos es la de acortar la brecha entre el invidivualismo y el sentido de comunidad. “Todo se va homogeneizando y hay una pérdida de la individualidad. Paralelamente, hay una individualidad extrema y esto trae nuevas ideas “pseudo religiosas”.

El diálogo interreligioso que hoy se da casi naturalmente en latinoamérica, donde la convivencia religiosa es pacifica y respetuosa entre los diversos credos, no es lo común en la mayoría del mundo, donde aun persisten graves y sangrientos conflictos religiosos. La matanza de Cristianos en Medio Oriente y la sangrienta disputa entre Shiitas y Sunitas en el Islam siguen contaminando la tierra “en nombre de D.S”. Tal vez nuestros países pueden tener en este fecundo encuentro interreligioso un muy buen producto para exportar a otras regiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni