Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Se derrumbó el edificio de la Sociedad Israelita de la provincia de La Rioja

La comunidad judía de La Rioja, está próxima a cumplir 100 años, ocupa un edificio de más de sus 100 años de vida y si bien a lo largo de los años, se le han hecho refacciones, contaba con una pared de adobe que se desplomó.

A pesar de ser una comunidad muy pequeña que cuenta con tan sólo 20 familias (tiempo atrás eran 120 pero la emigración hacia otras provincias y la asimilación mediante matrimonios mixtos, redujo el numero de integrantes de la kehilá).

El edificio de la Sociedad Israelita significa el epicentro en el cual la comunidad se reúne y su historia misma, aporta un contenido emocional y afectivo para sus integrantes. De este modo, el derrumbe de una parte del inmueble generó una desazón en la comunidad y en su presidente quien califico de “desastrosa” la primera imagen con la que se encontraron apenas llegaron al lugar.

Afortunadamente, el derrumbe ocurrió en un momento del día en el que no se encontraba nadie: “No hubo heridos ya que fue durante la noche del domingo”, expresó Aruj.

El clima suele hacer estragos en aquellas estructuras que no son óptimas y la lluvia acaecida durante una semana entera en La Rioja, llevó a que se inunde el techo e ingrese agua por filtraciones hacia la medianera de adobe, la cual era de 90 cm. de ancho y al humedecerse genero un peso imposible de soportar ante tanta agua.

Apenas ocurrido el incidente, los miembros de la comunidad riojana comenzaron a solicitar ayuda de otras provincias ya que, en palabras de su presidente, la Sociedad Israelita de Beneficencia “significa parte de nuestra vida”. Allí, además de deportes y juegos, funcionaba una escuela de hebreo que luego ante el éxodo de los integrantes debió suspenderse.

Los próximos pasos a seguir para Aruj y su comunidad son conseguir fondos para reparar toda la parte de adobe (estiman que necesitan una suma que rondaría los $300 mil pesos), a fin de terminar con ese problema de raíz ya que claramente no es un material que pueda soportar estos inconvenientes climáticos. La solidaridad de otras comunidades del país no se han hecho esperar tal como Aruj expresa:”Hemos subsistido mucho por la ayuda de comunidades del interior, tenemos mucha similitud con la gente de Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero y Jujuy quienes nos ayudaron mucho”. Agregó además de comentar que desde Buenos Aires, también se mostraron preocupados por este tema.

Aruj sabe que así como la kehilá esta por cumplir 100 años y el edificio excede esa edad, la importancia de mantener en pie y activa la estructura y sus actividades representa algo mas allá del presente, significa dejar legado: “Vamos a presentar proyectos de lo que tenemos ganas de hacer porque lo importante no es solo para nosotros, sino para los que van a quedar”.

DF/RJ

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni